Opinión
Noticias y opinión en la red

¿De dónde salió verdaderamente el teléfono de Vallecas?

El teléfono de Vallecas no fue adquirido en la tienda de los hindúes detenidos el 13-M. Así se desprende de la información que hoy publicamos en LD.
 
Ya habíamos demostrado que los libros de contabilidad de la tienda de los hindúes fueron retocados y que los datos bancarios no cuadran con la supuesta compra de móviles Trium por parte de los hindúes.
 
Hoy, en el programa "11-M: El juicio" de Libertad Digital TV, hemos desvelado un nuevo dato que termina de confirmar que es falso que los hindúes compraran ninguna partida de móviles Trium el 21 de octubre de 2003.
 
El móvil de la mochila de Vallecas, y los demás móviles relacionados con él, fueron activados el 28 de noviembre de 2003, según la propia compañía Movistar. Esa es la fecha en que el distribuidor, supuestamente, efectuó una primera llamada con el móvil, para así cobrar de Movistar la correspondiente comisión de activación. Sin embargo, es imposible que esa activación fuera realizada por los hindúes, porque éstos no tenían la condición de distribuidor oficial de Movistar y no se dedicaban, por tanto, a activar ningún teléfono. Los compraban ya activados. Así nos lo ha confirmado el propio dueño de Bazar Top.
 
También hemos desvelado en el programa las peripecias por las que los hindúes pasaron después de su detención y posterior puesta en libertad. Por ejemplo, se revela cómo esos hindúes han quedado en una especie de limbo jurídico, sin ningún tipo de documentación acreditativa de su nacionalidad, ya que aún no han conseguido que nadie les restituya los pasaportes que les fueron robados en abril de 2004.
 
Por cierto, con ese robo, ya son cuatro los domicilios de personas relacionadas con las investigaciones del 11-M que sufrieron asaltos en los días y semanas posteriores a la masacre. Curioso.
 
Se dice en una revista que hoy ha presentado el director del CNI, Alberto Saiz, que aún quedan por esclarecer aspectos del 11-M. Por ejemplo, dice la revista, queda por esclarecer la autoría intelectual de los atentados. Cosas nimias, vamos.
 
No le quepa ninguna duda, don Alberto, de que quedan cosas por esclarecer. Por ejemplo, con el dato que hoy revelamos en LD, queda claro que el teléfono móvil de la mochila de Vallecas no salió de la tienda de los hindúes. ¿De dónde salió entonces? ¿Quién lo aportó para poder confeccionar esa mochila milagrosa?
 
Aunque prefiero, Don Alberto, esta otra pregunta: de la misma forma que alguien falsificó los papeles necesarios para prestar soporte documental a la falsa historia de la compra de los teléfonos, ¿se falsificaron igualmente los soportes documentales relativos a la compra de las tarjetas en la tienda de Jamal Zougham? Es una buena pregunta, ¿verdad?
 
Si quiere saber qué más cosas quedan por esclarecer, Don Alberto, no se olvide de ver el programa "11-M: El juicio" de la semana que viene. Le daremos más material para que su gente investigue.
 

El vídeo del último programa de Luis del Pino estará disponible a lo largo del día en libertaddigital.tv


Siga los comentarios en el blog de Luis del Pino y los Peones Negros