Opinión
Noticias y opinión en la red

Alonso debe comenzar a preocuparse

Lo mejor de este GP de Alemania es que el campeonato entra en una fase emocionante, con seis carreras decisivas y apenas 11 puntos de diferencia entre los dos primeros. Lo peor es que Alonso tendrá que comenzar a preocuparse si en Hungría –unos de los circuitos que teóricamente le van mejor tanto a él, como a Renault y a Michelin– no logra un buen lugar, al menos por delante de Michael Schumacher. La historia de este fin de semana ha sido de color rojo, sin lugar a dudas. Ya desde el viernes, los Ferrari, y en especial el alemán, probaron que eran muy rápidos.
 
Alonso no ha dejado de tener problemas en el trazado de Hockenheim. Las clasificaciones no fueron todo lo buenas que hubiera querido y el séptimo lugar de la parrilla que logró no daba muchas razones para ser optimistas, pese a que él mismo dijo que no era un lugar tan malo. Pero lo era, y pese a su buena partida en carrera (ganó dos posiciones), el asturiano sufrió los problemas de neumáticos que también afectó a su compañero Fisichella, aunque ambos en fases diferentes de las 67 vueltas. El sábado tuvo un pique más con Schumacher a la salida de los boxes, tras disponer del segundo juego de neumáticos. Alonso no pareció apreciar mucho la maniobra del alemán (a juzgar por la manera cómo lo dijo a través de la radio) aunque debe considerarse una anécdota más de unas sesiones que se han vuelto muy emocionantes y que algunos comentaristas se empeñan en criticar. El resto de la carrera se limitó a aguantar todo lo posible, y aunque el quinto lugar no es muy bueno, las circunstancias lo convierten en un puesto que "al menos" hace sumar puntos.
 
Los Ferrari lo hicieron todo bien en carrera. Ningún error en la partida, esperaron el momento para ser primeros cuando Raikkonen –que redondeó con la pole su mejor actuación del año– entró a boxes y apretaron cuando tuvieron que hacerlo. Trabajo de equipo que le dicen. Nadie le hizo sombra, de ahí los 12 segundos de ventaja sobre el tercero clasificado –Raikkonen–, y eso que en las últimas vueltas levantaron el pie del acelerador para evitar sorpresas desagradables en su V8. El finlandés hizo una buena carrera, y esperemos verlo más seguido en esos puestos para ofrecer al público duelos aún más interesantes.
 
Y si a alguno deberíamos achacarle la mala suerte, debería ser a Webber. El australiano lo hizo todo muy bien. Su estrategia fue muy buena y estaba casi listo para subirse al podio pero el motor no dio más de sí y abandonó, aunque dejando un muy buen sabor de boca. De la Rosa tampoco pudo hacerlo bien en Alemania. A los problemas del sábado con Ralf Schumacher (y que el español calificó apenas como un "lance de carrera", lo que dice mucho de él y es algo de lo que muchos deberían aprender), se sumó el problema eléctrico en la séptima vuelta que le obligaron a terminar su participación.
 
Si Francia y Alemania fueron circuitos que beneficiaron a los Ferrari, los próximos –Hungría y Turquía– podrían poner las cosas en su lugar y beneficiar a los Renault. Sin embargo, algo parece estar ocurriendo en la escudería francesa y no invita exactamente al optimismo; en especial por el buen momento de Ferrari y Bridgestone. En Hungaroring Alonso logró su primer triunfo (2003), y es ahí donde suele ir bien. El año pasado Kimi fue el ganador pero Schumacher también sabe lo que es vencer ahí, y además en cuatro ocasiones (1994 –en Benneton-Ford– 1998, 2001 y 2004). El próximo domingo será clave. Sabremos si Alonso se recupera de los problemas o si por el contrario Schumi recorta aún más la diferencia.
 
Contacte con Martín Higueras

Lo más popular