Menú

El Estado Islámico se ensaña con los cristianos del Sinaí

El 'califato' terrorista, volcado en el exterminio de los coptos.

0
Cristianas egipcias, en un oficio religioso | EFE

El pasado 12 de diciembre se produjo una de las mayores masacres terroristas contra la minoría copta de Egipto. El Estado Islámico asesinó a 28 fieles que asistían a misa en una iglesia del Cairo. El terrorista suicida autor de la matanza fue identificado como Abú Abdalá al Masri, perteneciente a la franquicia del califato terrorista presente en la Península del Sinaí, conocida como Wilayat Sinaí. Pues bien, hace tan solo dos semanas el Estado Islámico hacía público un vídeo en el que amenazaban directamente con exterminar a todos los coptos del Sinaí. El terrorista que aparecía en las imágenes profiriendo esas amenazas no era otro que el propio Al Masri.

El mensaje, como puede suponerse, no ha caído en saco roto.

De hecho, los coptos residentes en el Sinaí –mayoritariamente en Al Arish, la capital de la región– están abandonando sus propiedades y huyendo para salvar la vida. En su mayor parte se dirigen a Ismailia, localidad a más de cien kilómetros al oeste de Al Arish, situada junto al Canal de Suez. En los templos cristianos de esta ciudad, voluntarios de la Iglesia copta tratan de dar cobijo a las decenas de familias que huyen precipitadamente para librarse del exterminio.

En las últimas semanas han aumentado los asesinatos de cristianos en la región del Sinaí. En muchos casos, como relatan los supervivientes, los terroristas dejan un aviso escrito con amenazas en el domicilio de las víctimas designadas. Pocas horas después, éstas emprenden la huida. El caso que dio inicio al éxodo de cristianos ocurrió a mediados de febrero, cuando varios terroristas entraron en la casa de un anciano. Lo mataron de un disparo en la cabeza. A su hijo lo quemaron. Después llevaron sus cuerpos al patio de una escuela, donde asesinaron a otras cinco personas.

De poco están sirviendo los esfuerzos del Gobierno del presidente Sisi por combatir el terrorismo en esa zona de Egipto, fronteriza con la Franja de Gaza. Los atentados contra las fuerzas de seguridad son habituales, por lo que poca seguridad pueden ofrecer a los civiles. En esa tierra de nadie se ubica el grupo terrorista vinculado al Estado Islámico, el citado Wilayat Sinaí, organización de cuya capacidad para organizar matanzas masivas habla suficientemente claro el derribo de un avión ruso de pasajeros en octubre de 2015, en el que murieron 224 personas, atribuido a este grupo por las autoridades egipcias.

La minoría copta de Egipto es partidaria del presidente Abdulfatah al Sisi, como antes lo fue del dictador Hosni Mubarak, en busca de la necesaria protección por parte de las autoridades en un entorno hostil para las minorías, tan habitual en los países musulmanes. Así las cosas, para los yihadistas los coptos son no solo infieles, también defensores de un sistema político que consideran enemigo del verdadero islam. Esta doble condición los ha puesto en el punto de mira del Estado Islámico, el grupo terrorista que ha jurado erradicar cualquier presencia cristiana allí donde tenga alguna presencia. Al menos en la región del Sinaí, están a punto de conseguirlo.

© Revista El Medio

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'La juez Alaya y la eterna nostalgia de la Ley '
    2. A Pablo Iglesias no le gusta que Rajoy "ironice" sobre su moción de censura
    3. Fiasco de Superdeporte que quería "reventarle la Liga al Real Madrid"
    4. Cuántos cigarrillos fuman los españoles y cuántos fumaban hace 10 años
    5. La increíble idea de Elon Musk para acabar con los atascos en las ciudades
    0
    comentarios

    Servicios