Opinión
Noticias y opinión en la red
Diario de campaña

Escucha, Rubalcaba: Griñán no dimitirá aunque pierda

Otra vez droga robada en Sevilla, con la misma cúpula policial y las mismas malas costumbres de almacenamiento. Rajoy, cámbiala de una vez. Y en plena campaña electoral. Qué tarde ha llegado la Ley de Transparencia a Andalucía. ¡Aleluya, aleluya!, se le oía mascullar a Griñan, vestido de rojo y violeta, según El País. Vaya pinta, por medio de un mercadillo, pero no sabemos qué saludaba. Ya no está para tantos trotes. En un descuido ha espetado que si pierde no se va de secretario general del PSOE andaluz ni de presidente nacional. Su argumento es sencillo: este año los socialistas no han tenido muchas victorias ¿Por qué su derrota iba a ser especial cuando Rubalcaba ha perdido y sigue donde estaba? Ah, malvada interpretación. No, no, porque seguía diciendo que "si dimitiera todo el que pierda, el PSOE no tendría Ejecutiva". Sólo le despierta de su éxtasis perdedor el mandoble de Minaya, Antonio Sanz, el que en buena hora nació, que agradece Arenas porque le dice a la cara que no pida votos y que pida perdón por los ERES. Derecha bárbara. Para colmo, la Junta Electoral le retira un vídeo sobre sus logros. Qué lástima. Tiene que ser interesante: 32 por ciento de paro, el partido roto, espectáculo de los ERE y del congreso federal... En fin. Ah, y eso, el fin. Ya lo veremos. 

IU promete otro código ético que se lo llevan pasando años por el forro, todos. Valderas se debe creer que eso de la desmemoria es cierto. Pero algunos vigilan. Por ejemplo, UPyD, que aspira a ser la formación del futuro, y que dice tener encuestas que le dan dos diputados e incluso más. Javier Arenas los ha cortado en seco con un incumplible "no pactaré", "o cambio o no cambio". Vamos, si le faltara un diputado para formar gobierno estable y ese diputado se lo aportara UPyD... ¿Qué haría el campeón de Olvera? Es un poco lastimoso que nadie tenga ninguna duda. Como nadie tiene duda de la emigración rural sin precedentes que se produciría si Valderas logra imponer a Sánchez Gordillo de consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía. Pero, hombre, si Gordillo manda muchísimo más que el marqués de Marinaleda, si lo hubiere. Por si no lo saben, ya gestionó unas fincas públicas con resultado infame. Va a haber que recordarlo.

Pero vino González, Speedy por lo fugaz, por lo rápido y por lo incómodo para Griñán. Pepe, que no comprendes que te quita votos. La corrupción es mentira de la caverna. Todo es un complot. Y luego sienta cátedra: "Democracia no es alternancia, es aceptar la derrota; que dimita Arenas". Rubalcaba cambia el cuento, sólo un poco, y canta: "No les deis las llaves, matarile, rile, rile, ni de las escuelas ni de los hospitales ni de nada, que todas las tiene el PSOE hace 30 años. Venga, otra copa de miedo pa la buchaca. Y para cara, la de la alcaldesa socialista de La Línea, que despide a 60 empleados y dice que lo hace porque la reforma laboral del PP se lo permite. Vaya prenda. Y los laboratorios plantan a la Junta y no acuden a la subasta de medicamentos para el corazón. De once, sólo cuatro. Hombre, Griñán, que quedan 48 horas para las elecciones. Podrías haber esperado un poco, pero no... algo te traerás entre manos porque este PSOE nuestro sureño y tiznero, no pega puntada sin hilo. Y Cayo Lara podía haber esperado a callar, porque no controla lengua este menda: "El PP va a llevar a votar hasta a los tetrapléjicos". Claro, pitos en la grada.

Ea, ya estamos en el día final. Griñán pide que se impida que la derecha imponga su ideología reaccionaria. La socialista se puede imponer. González, a su vera, pide resistencia contra la ola ídem. Rubalcaba está seguro del triunfo de Griñán. ¿Lo ven? Miente de manera natural. Y hablan de tropelías del PP. Pero, bueno, acabáramos. Bormujos, Sevilla, ayer. Un secretario municipal hermano de un alto cargo del PSOE reúne por su cuenta a los seleccionados para componer las mesas electorales y les equivoca sobre los sobres. Y por si fuera poco, se tira hablando una hora sobre que si el PSOE por aquí, que si el PSOE por allá. ¿Y la Junta Electoral? Ya veremos si no hay problemas con los sobres, porque se han hecho dos tipos. Ya sólo queda Arenas, con Rajoy de telonero, en Sevilla, anunciando la buena nueva del cambio. Y después de las doce, a ver si Rubalcaba nos deja reflexionar este año, si es que a alguien le hace falta después de lo que llevamos visto y sufrido desde 1982.

Lo más popular