Opinión
Noticias y opinión en la red
Guerra Civil

Leguina razona cada vez mejor, pero...

Creo, modestamente, que mis investigaciones sobre nuestra historia reciente han influido en la evolución de algunos izquierdistas razonantes –que no abundan, por desgracia–, y hoy pocos falsifican los hechos con la alegre osadía de no hace muchos años. Pero reconozco que para una persona bañada durante casi toda su vida con las aguas de la propaganda progre y marxista, resulta muy difícil desprenderse de todas las adherencias.

En una pequeña polémica con la afusilaora, la del "miliciano sudoroso" y con el novelista e ignorante voluntario Cercas, Leguina recuerda que los crímenes del Frente Popular no son excusables, y que las argucias con las que los disfraza la propaganda izquierdista caen por su base. Sin embargo se queda a medias en la crítica, o, mejor, cede en tres cuestiones básicas a los ufanos cantamañanas que le replican: atribuye una culpa mayor a quienes se alzaron contra "un gobierno legítimo"; afirma que "la represión en la retaguardia franquista fue mayor que en la republicana y no terminó con la guerra, sino que duró hasta la muerte del dictador", y sostiene que la derecha ha cortado el cordón umbilical con el franquismo, al haber aprobado, el 20 de noviembre de 2002, "el reconocimiento moral de todos los que fueron victimas de la Guerra Civil así como de cuantos padecieron más tarde la represión de la dictadura franquista".

Como todos estos temas los he tratado muy reiteradamente, los resumiré ahora con brevedad:

  1. El gobierno del Frente Popular salió de unas elecciones no democráticas, atacó la legalidad republicana, presidió cientos de asesinatos y destrucciones ciegas, y un proceso revolucionario abierto. La izquierda debiera aclarar de una vez si cree "legítimo" todo ello. En cuanto a la democracia, debiera explicar si considera demócratas a los stalinistas, anarquistas, marxistas radicales, golpistas republicanos y nacionalistas catalanes, y racistas del PNV, integrantes de hecho o de derecho del Frente Popular. Estos datos son definitorios, y debemos reiterarlos una y otra vez ante el descaro y tenacidad con que los ideólogos de izquierda y separatistas estafan la buena fe de la gente.  
  2. La represión en la retaguardia franquista no fue mayor, sino comparativamente menor que en la del Frente Popular, y tampoco alcanzó los grados de sadismo de esta. Aun más importante es constatar que durante toda la república, desde 1931 y especialmente desde febrero de 1936, la casi totalidad de los asesinatos provino de la izquierda, creando con ello un rencor impotente en la derecha, que estalló con furia al recomenzar la guerra en julio del 36.
  3. Es imposible que el PP corte el cordón umbilical con el franquismo, porque del franquismo vienen la democracia y la monarquía. O mejor dicho: es posible, y lo está haciendo junto con el PSOE, con el resultado de la extrema degradación de la democracia hoy padecida por el país. En cuanto al "reconocimiento moral de cuantos padecieron represión bajo el franquismo", ¿se trata de un reconocimiento genéricamente humano, como en toda tragedia, o como dice la Iglesia y se llevó a cabo ya en el Valle de los Caídos? ¿O se pretende, más allá de eso, presentarlos como mártires de la libertad y la democracia? ¿Fueron tales mártires quienes intentaron con el maquis, causante de miles de víctimas, la vuelta de la guerra civil? ¿Lo fueron los terroristas de la ETA? ¿O los comunistas? Algunos demócratas sufrieron prisión o graves daños del franquismo, pero, la verdad, poquísimos. Ahí tiene Leguina, en su evolución cada vez más razonable, otra cuestión a poner en claro.
Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular