Menú

Un histórico triunfo de la inteligencia

¿Cuál es la diferencia entre "operativo espectacular" y "operación efectiva"? La inteligencia honesta. Y que en el primer caso logras doce muertes estúpidas y en el segundo tienes quince personas que, al recupera su libertad, también recobran la vida.

0

El rescate impecable de 15 personas cautivas de las FARC es una gran noticia para toda la humanidad. La inteligencia sigue siendo más poderosa que la barbarie, la demagogia y la confusión. Es un viejo lugar común ironizar acerca del aparente contrasentido de la frase "inteligencia militar". A lo largo de la historia los ejércitos, las policías, los llamados cuerpos de seguridad han cometido un sinnúmero de tropelías que son la antitesis de la inteligencia. Sin embargo, por lo general los culpables últimos de esas atrocidades son los jefes de los jefes militares o policíacos, es decir, los políticos.

La minuciosa operación del 2 de julio para liberar a 15 víctimas de las FARC en Colombia, algunas de las cuales llevaban más de diez años en un cautiverio dictado por la estupidez ideológica (las ideologías son la falsificación más barata y más nociva de la inteligencia), pasará a la historia como un triunfo de la inteligencia.

La inteligencia de la operación sólo se entiende a cabalidad si nos remontamos al origen último: La decisión inteligente, pero impopular en los tiempos que corren, de no hacer concesiones a la barbarie y al atropello de los derechos humanos. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, nunca confundió los procedimientos con los fines y por ello instrumentó procedimientos subordinados a los fines y acotados por ellos.

Los fines: Preservar las vidas humanas, restaurar la condición de seres libres a quienes la violencia y la sinrazón (disfrazadas de ideología) les han privado de la libertad y no negociar poniendo en riesgo el imperio del derecho y de la razón, cuya restauración se busca ante todo. La operación –que en palabras de Ingrid Betancourt fue "una partitura" perfectamente ejecutada– no buscaba la aniquilación de nadie, sino la liberación de los cautivos.

Cuando los fines están claros, los procedimientos son inteligentes y honestos. No necesitan escudarse en la palabrería, ni requieren de jactancias de machitos. Se hacen las cosas como deben hacerse y punto. "Despacito y buena letra que el hacer las cosas bien, importa más que el hacerlas", como aconsejaba Antonio Machado.

¿Cuál es la diferencia entre "operativo espectacular" y "operación efectiva"? La inteligencia honesta. Y que en el primer caso logras doce muertes estúpidas y en el segundo tienes quince personas que, al recupera su libertad, también recobran la vida.
 
© AIPE
 
Ricardo Medina Macías es analista político mexicano

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: '¿Qué aplaudían?'
    2. Bronca entre un bosnio y un independentista en Twitter por los atentados en Cataluña
    3. Tensión por las respuestas en catalán en la rueda de prensa: un periodista extranjero se va
    4. El diestro Antonio Ferrera se niega a banderillear al pitarse en Bilbao la bandera de España
    5. El mosso que abatió a los cuatro islamistas de Cambrils es un exlegionario
    0
    comentarios

    Servicios