Menú

¡Bof!

0

Bue…, ya tenemos el nuevo gobierno de Emmanuel Macron. Si bien algunos nos ilusionamos con la elección del Juppéiste (por Alain Juppé) Édouard Philippe, como primer ministro, todo hay que decirlo, el entusiasmo duró lo que un merengue en la puerta de un colegio.

Tras conocer el miércoles los nombres de los nuevos ministros no nos ha quedado más remedio que exclamar más que asombrados, y mucho más que anonadados, para de inmediato comprender que se trata de un más de lo mismo.

Mi candidato de la derecha tradicional era Alain Juppé, a mi juicio el político más preparado hoy para dirigir Francia. Pero como él mismo dijo, no se trata de dirigir, se trata de aparentar. Y no pasó. Y por eso eligieron a Macron. La onda falsamente modesta de François Fillon se le fue por encima a Juppé. Entonces perdimos a un hombre sereno, a un político firme y seguro de sus dominios que había convertido a Bordeaux en una de las ciudades más prósperas de Francia en su época de alcalde.

Sorprende que en la lista de nuevos ministros se encuentre a François Bayrou como Ministro de Justicia, el candidato eterno a las presidenciales con uno u otro partido de centro democrático, que se especializó en Letras Clásicas y fue Ministro de Educación. No tendrá poco que aprender, pero él es un disciplinado aprendiz, eso sí.

Aunque más sorprenden aquellos que si bien han destacado como grandes personalidades de la cultura y de la ecología, no tienen a mi juicio, ningún tipo de experiencia política. Sobre todo, me refiero a la belga de nacimiento, Françoise Nyssen, editora de Actes-Sud, nombrada como Ministra de Cultura. Su padre, qué duda cabe, un gran editor y escritor, Hubert Nyssen, a quien recordaré siempre porque por él fue que entré en esa editorial que él fundó, estaría sin duda tan orgulloso como azorado. Cuando Françoise Nyssen heredó la empresa, la editorial tomó otro camino, que no es momento ahora de lamentar.

No tan distinto es el de la presencia de Nicolas Hulot, reconocido ecologista, como ministro de la Transición Ecológica y Solidaria, que ha hecho, todo hay que subrayarlo, también de la ecología su "fond de commerce". Otro que ni fú ni fá.

Bruno Le Maire como Ministro de Economía, es quizás a mi modo de ver, la decisión más acertada. Figura portentosa de la derecha tradicional, les Républicains, Le Maire es una de las más afiladas plumas de Francia actualmente, y pudo ser también presidenciable. Para mi hubiera estado mejor como Ministro de Relaciones Exteriores.

Al parecer, la elección de Agnès Buzyn en la Salud, es una afortunada decisión. Según algunos médicos. De lo otro, del resto, más pan con cebolla que con tomate, y sin mucha enjundia. Lo dicho: ¡Bof!

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ridículo monumental del Gobierno en Cataluña con el "torpedero Piolín"
    2. Catalunya Radio delata los movimientos de Policía y Guardia Civil en Cataluña
    3. Albiol presenta una denuncia contra Puigdemont
    4. Espantada en 'GH Revolution': los concursantes acusan de "tongo" al programa
    5. ... y el imperdonable 'me gusta' de Míchel que revoluciona las redes sociales
    0
    comentarios

    Servicios