NECESARIAS MEDIDAS DE CONCILIACIÓN

El estrés laboral afecta al 50% de los empresarios españoles

La Cámara de Comercio de Madrid ha organizado la jornada “Estrés laboral: la conciliación como generador de salud empresarial”, en colaboración con el Grupo Bankinter y el Grupo Elba, para enseñar a las pymes madrileñas a evitar la aparición de esta enfermedad.

AGENCIAS

El estrés laboral afecta en España a más del 40% de los trabajadores asalariados y a cerca del 50% de los empresarios, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, esta enfermedad provocó el 7% de las bajas laborales en 2008, altas tasas de rotación y el 50% del absentismo no justificado en la empresa.

Por todo ello, la Cámara de Comercio de Madrid ha organizado la jornada “Estrés laboral: la conciliación como generador de salud empresarial”, con el objetivo de informar a las pymes madrileñas de la necesidad de implantar políticas de conciliación que permitan subsanar las disfunciones psicofisiológicas, ansiedad y perturbaciones generadas por el estrés laboral. Este seminario ha contado con la colaboración del Grupo Bankinter y el Grupo Elba, quen en el último año impartió un curso de formación sobre estrés laboral entre sus trabajadores.

Esta enfermedad tiene repercusiones económicas y sociales importantes, según estudios realizados en la Unión Europea (UE). El coste anual que se invierte en la UE para combatir esta enfermedad se cifra en torno a 20.000 millones de euros. En España el estrés laboral y la depresión causaron pérdidas por valor de 90.000 millones de euros el año pasado, según el Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas.

El estrés laboral puede surgir como consecuencia de la inestabilidad del mercado laboral, las nuevas formas de trabajo (teletrabajo o uso de tecnologías de la información), falta de recompensa por buen rendimiento laboral, trabajo mal pagado y falta de conocimiento sobre cómo organizar el trabajo de forma eficiente.

Gracias a las prácticas conciliadoras, tanto la empresa como el trabajador pueden obtener numerosos beneficios: para la empresa, conseguir captar y retener el talento de sus empleados, aumentar el compromiso organizacional y la productividad, disminuir los índices de absentismo y la intención de abandonar la empresa. Para el empleado supone reducir los niveles de estrés tanto en el trabajo como fuera de él, aumentar la satisfacción de sus tareas laborales y reducir el nivel de conflicto que pueda surgir entre la vida laboral y familiar.

El estrés no entiende de edad ni de sexo

Cada vez son más los españoles que padecen estrés a causa de su ocupación, desde adolescentes e importantes ejecutivos hasta amas de casa y universitarios. Sin embargo, un cierto nivel del estrés es positivo para afrontar con éxito los proyectos de inmediata puesta en marcha.

Sin embargo, y según una encuesta sobre estrés laboral realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en 2009, sólo el 17% de los trabajadores españoles sigue algún tratamiento, seguido de la práctica deportiva y la psicoterapia. El “enfermo tipo”, según la encuesta, son mujeres de entre 35 a 45 años, con estudios medios superiores, que llevan trabajando más de cinco año en una misma empresa y cuentan con un horario laboral de más de 35 horas semanales.

La encuesta también refleja que entre las causas que provocan el estrés se encuentran el trabajo repetitivo (91%); la exigencia de trabajar rápido (83%); exigencia de esfuerzo y ascensos injustos (68%); bajo salario (67%); falta de reconocimiento (56%); mala gestión del trabajo (52%); falta en aprender cosas nuevas (35%); falta de tiempo (25%) y falta de apoyo de los compañeros (17%).

El estrés laboral no está reconocido en España como una enfermedad profesional, como sucede en otros países como Estados Unidos, donde las empresas ofrecen a sus empleados servicios para evitar la desmotivación y disminución del rendimiento.

Conciliación, garantía para reducir el estrés laboral

El desarrollo de medidas de conciliación tiene que ser considerado como una estrategia productiva y una ventaja competitiva que ayude a las empresas a mejorar la organización del trabajo y, por tanto, a incrementar su competitividad, innovación y productividad.

En este sentido, la Cámara de Comercio de Madrid organiza jornadas y talleres de conciliación para mostrar a las pymes de la región la necesidad de aplicar medidas conciliadoras que permitan mejorar el clima laboral, reduciendo así la aparición de enfermedades como el estrés laboral, la depresión o la ansiedad.

También la Cámara, en colaboración con el Ayuntamiento de la Madrid, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CC.OO.), creó en noviembre del año pasado el servicio Concilia Madrid, en donde un equipo de profesionales asesora de forma gratuita a las empresas para la adopción de medidas de mejora del clima laboral en los centros de trabajo. Estas medidas están dirigidas a renovar las condiciones de empleados y optimizar la estrategia empresarial.

Lo más popular