Menú

¿Debe el ICO cubrir las pérdidas de los afectados por la estafa filatélica?

El Partido Popular ha presentado una proposición no de ley con la que pretende instar al Gobierno a crear una nueva línea de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que cubra el 100% de la inversión a los afectados por Fórum Filatélico y Afinsa.

EUROPA PRESS
0
La duración de esta línea de crédito, según el PP, debe ser equivalente a la resolución del proceso concursal y los procedimientos judiciales.


En el texto de la iniciativa, la diputada popular por Valladolid Ana Torme reclama esta nueva tanda de préstamos sin intereses ante las "muy difíciles" situaciones personales que atraviesan "la mayoría" de los 350.000 afectados dos años y medio después de la intervención y que sólo reciben "olvido y desprecio" del Gobierno socialista.

El Ejecutivo aprobó en abril de 2007 la creación de una línea ICO para permitir a los afectados recuperar parte de su inversión. Entre septiembre de ese año y el 31 de diciembre de 2008 se formalizaron un total de 57.423 operaciones de crédito a interés cero, por un total de 170,42 millones de euros. Sin embargo, el agujero patrimonial de ambas entidades supera los 4.600 millones de euros, según denuncian las agrupaciones de afectados.

Estos préstamos operan como "anticipos a cuenta" de los reembolsos que en su día determine la Administración de Justicia, con un importe máximo por afectado del 17,5% del importe acreedor frente a las sociedades filatélicas, aunque la limitación final se sitúa en los 6.000 euros. Para los perjudicados encuadrados en colectivos de especial dificultad económica este umbral se elevó hasta el 40% de las deudas, con un máximo de 15.000 euros por persona.

Las fuerzas de seguridad "sobreactuaron"

Sin embargo, Torme denuncia que los afectados siguen sin recuperar las inversiones y sin saber cuándo acabará el proceso judicial que, a su juicio, arrancó con una "sobreactuación inicial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado", que implicó una paralización inmediata del negocio de bienes tangibles de las dos empresas afectadas "y la pérdida de todas las inversiones para todos los ahorradores".

Por este motivo, el PP también pide la creación de un fondo de garantía de bienes tangibles para proteger a los inversores en estos bienes de "perjuicios ocasionados" por situaciones como la derivada de la intervención. "Los afectados están viendo cómo el Gobierno no les da respuesta y, sin embargo, sí garantiza los depósitos a las entidades financieras", denuncia Torme.

Complementariamente, se reclama al Ejecutivo que ponga más medios a disposición de los órganos jurisdiccionales para facilitar que se agilice el procedimiento concursal y el resto de procedimientos judiciales.

Un modelo de negocio insostenible

Fórum Filatélico ganó más de 200.000 clientes en 20 años de negocio. Afinsa nació después, pero adquirió asimismo un gran tamaño. Su negocio era el de los "bienes tangibles", principalmente sellos. Valores de escasa liquidez, pero que según los responsables de ambas sociedades tenían la capacidad de mantener en el tiempo un alto interés, por la revalorización de los activos con los años.

Las rentabilidades que ofrecían, garantizadas incluso, eran superiores a las que podían ofrecer otros bancos y empresas financieras (en la horquilla del 6 al 10 por ciento), lo que les otorgaba un evidente atractivo, que ha arrastrado a unas 350.000 personas, en su gran mayoría pequeños ahorradores.
 
El negocio consistía en lo siguiente: el inversor entregaba un capital o unas cantidades periódicas a Fórum Filatélico o Afinsa, sociedades que adquirían con ese dinero sellos y otros bienes. Los inversores tenían garantía de recompra, de modo que pasados unos años podían acudir a su sociedad, que adquiría los sellos y les devolvía el capital invertido, más un interés. Ese interés se justificaba en que los bienes tangibles, por su rareza, van ganando valor con el paso del tiempo.
 
El problema es que dichas sociedades vendían al ahorrador al menos parte de las colecciones de sellos a precios muy superiores a los del mercado. Para pagar un interés sobre la supuesta revalorización de un activo con los precios ya hinchados, las sociedades acudían a la llegada de nuevo dinero, aportado por nuevos clientes.

Esta forma de operar se conoce como sistema piramidal, inventado por el italiano Charles Ponzi a comienzos de siglo, quien inició un esquema similar precisamente con sellos. Estos esquemas funcionan mientras las altas rentabilidades hacen llegar nuevo dinero, con el que satisfacer los intereses y los compromisos de recompra. Pero siempre llegan a un punto en el que se revela insostenible, y se descubre el fraude. Lalegislación civil y penal española lo tipifica como estafa.
 

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'El desprestigio de Cataluña en toda España'
    2. Boadella: "Aborrezco a los de la puntita nada más"
    3. Luis Herrero: 'Calle sin salida'
    4. Qué tienen en común (y España no) los dos mejores sistemas de pensiones del mundo
    5. Seis pueblos + 1 que no hay que perderse en la frontera entre Asturias y Galicia
    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios