Sociedad
Noticias y opinión en la red
LA PRENSA DE UN VISTAZO

Las "elevadas cotas de tensión" en 'Público' y el calvario de Pedro J.

La prensa está expectante para ver qué hace Rubalcaba con los indignados y qué van a hacer los propios indignados. Y no tienen ni idea.

PILAR DÍEZ

Público es el rey indiscutible de los indignados y Roures se debe estar forrando –aún más-. Así hoy empezamos por él. "No nos vamos" dice. Pues nada, peor para Rubalcaba. Critica a la Junta Electoral Central por colocar a los indignados "fuera de la ley", pero no hay que preocuparse porque estos tienen una "vocación indomable" y han convertido la campaña en la "más excitante de los últimos tiempos". Ahí tienen razón, mira tú. Y es que, para felicidad de Zapatero y Gabilondo, "la tensión puede llegar a cotas muy elevadas".

Mientras, el PP "quiere transformar" la protesta en una "bofetada al Gobierno" e IU está encantada porque está "convencida de que lleva en el programa la mayoría" de las propuestas. Para Ekaizer, "los socialistas saben que no les favorece. Mas bien al contrario".

El País, que ha desplazado a los indignados al faldón para darle cabida a Camps, siempre de rabiosa actualidad para este periódico, dice que el PSOE "ni mucho menos aspira a que les voten, pero sí a que no engrosen la legión de abstencionistas", porque este movimiento "no ayuda a los indecisos a que vayan a votar". Así los define. Son una "mezcla de asamblea de facultad, acompañada de festival de rock y plató de televisión", pero tienen "una envidiable capacidad organizativa y un férreo sentido de la disciplina". Fíjense que cumplen "a rajatabla la ley seca".

Y hoy se acabaron las clases de venerable respeto a la ley, los tribunales, las instituciones, etc que ha estado pregonando con el Constitucional. La Junta Electoral Central ha cometido un "error contraproducente" al prohibir las manis del sábado, carece de "sentido", acarreará las "mayores consecuencias" porque "coloca al Gobierno ante una compleja tesitura" de tener que cumplir la ley, lo que puede tener para él "graves consecuencias electorales". Así que advierte a la JEC de que puede estallar "el conflicto".

En El Mundo Pedro J. pide el voto para el PP. O contra el PSOE, según se mire. "Es la oportunidad para votar contra el PSOE de Zapatero y Rubalcaba", dice y es que hay "dos motivos de peso para castigar electoralmente al PSOE". La "pésima gestión" y porque "un resultado adverso" les obligaría a convocar elecciones anticipadas. Pedro J. insiste e insiste en que es "esencial que el voto contribuya a desalojar al PSOE del poder y a castigarle por su pésima manera de gobernar". Y no es que dé saltos de alegría con Rajoy, para nada, es que "el PP nos parece la única alternativa o, si se quiere, el mal menor". Superenfadado con Zapatero está empeñado en que se lleve su merecido. Y se merece "el castigo que eludió hace doce meses", y además es el "culpable del espectáculo que estamos viendo" en Sol. Es el momento de "poner fin al calvario que los ciudadanos están sufriendo". Puf, cómo se ha levantado hoy Pedro J.

Al contrario que a El País, a El Mundo le parece que la JEC ha actuado "con buen criterio", y Victoria Prego alucina porque parece que Zapatero "asume personalmente la decisión" de si acatar la orden o no. "Será él quien diga si se actúa y cómo se actúa. Asombroso (...) La ley es la que dicta el Ejecutivo. Y el Gobierno decide cuándo se obedecen las órdenes de los órganos legales y cuándo se desobedecen". Pues sí, visto así es para flipar. Y mientras, Justino Sinova se rinde ante el "genio que hay detrás de los indignados" que ha "diluido la legitima irritación" contra "el peor gobierno que ha tenido España " en "una denuncia genérica contra el empedrado".

ABC contesta a Rubalcaba que "la policía no está para filosofar, sino para hacer cumplir la ley electoral y proteger la jornada de reflexión". Y no le gustan las propuestas de los indignados, que son de un "izquierdismo absolutamente trasnochado" y si alguien tuviera la intención de ponerlas en marcha –ay, qué risa- "la crisis sería peor". Considera que el movimiento tiene "una clara intencionalidad electoral" porque está formado por grupos de la "izquierda radical" y el hecho de que se hayan plantado frente al Gobierno de Madrid da "bastantes pistas".

La Razón habla de "boicot a la democracia" y cree que van "a por la III República". También pone a caldo al Gobierno por mostrarse "entre complaciente y paternal" con "la ilegalidad". "Las leyes están para cumplirlas" y no hacerlo es "un acto de desobediencia". Coincide con ABC en que el discurso de los indignados es el de la "izquierda más trasnochada y rancia", para nada se cree que sean "espontáneos" y cree que su último fin es "perturbar las elecciones que tienen un pronóstico favorable al PP". José Antonio Vera explica cómo pueden lograrlo. "Piden, amén de no votar al PSOE, que tampoco se vote al PP. Como al PSOE ya no le iban a votar de por sí, por razones obvias, al que perjudican con claridad es al PP". Porque benefician a "partidos o coaliciones como IU, ERC o Bildu, a los que curiosamente sí se puede votar". Y aquí es donde se beneficia al PSOE, que suele pactar con los anteriores. Vale, lioso, pero digno de ser estudiado.

La Gaceta se está frotando las manos con el problemón de Rubalcaba. Está "contra las cuerdas". Puede "hacer cumplir la ley y cargar contra los manifestantes (...) o cruzarse de brazos, lo que implica consentir esa ilegalidad". Así que, "veremos cómo resuelven Rubalcaba y el Gobierno el problema generado en Sol". Se va a liar, se va a liar.

Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular