Sociedad
Noticias y opinión en la red
TRES MUERTOS EN CINCO AÑOS

El sangriento currículum del toro 'Ratón'

El popular morlaco, de 10 años de edad, es tan temido como venerado. Su dueño, Gregorio de Jesús, quiso clonarlo en 2010.

LIBERTAD DIGITAL

El toro Ratón ha matado a tres personas en cinco años, la última de ellas el pasado sábado en Játiva (Valencia): un joven de 29 años que fue embestido primero y revolcado después por esta res famosa en media España.

Ratón nació en abril de 2001, y pertenece a la ganadería Gregorio de Jesús en Sueca (Valencia). Hijo del toro Caracol y de la vaca Fusilera, lo llamaron así por su pequeño tamaño. Su primera actuación fue en septiembre de 2002, y en 2004 embistió por primera vez en Canals.

Este hecho incrementó la popularidad del animal, y empezaron a solicitarlo en diversos lugares. Los incidentes transcurridos en 2006 en Yátova y en el Puerto de Sagunto, donde un hombre falleció debido a los golpes propinados por el toro, incrementaron exponencialmente la fama del temido y cotizado animal -se han llegado a pagar 15.000 euros por sus actuaciones-. Dos años después, Ratón se cobraba una segunda víctima mortal en Benifairo.

En 2010, Gregorio de Jesús, dueño de Ratón, mostró sus deseos de clonar al animal. La petición nació tras replicar con éxito a otro toro de lidia, llamado Got. El ganadero pidió ayuda a la Generalidad valenciana, dado el montante económico de la operación –de 28.000 a 32.000 euros-. El por entonces consejero de Ciudadanía y Solidaridad, Rafael Blasco, no cerró las puertas a las demandas del representante taurino y declaró que Valencia "dará cauce a todas las peticiones", aunque no se ha vuelto a saber nada del asunto por el momento.

Ratón tiene ahora 10 años, lo que equivale a unos 60 en un ser humano. En el verano de 2010, su dueño estuvo a punto de ‘jubilar’ al animal, pero la demanda de los aficionados y de los diferentes ayuntamientos en fiestas, prolongó su carrera.

La tercera víctima de Ratón ha sido un hombre de 29 años fallecido en Játiva en el concurso de recortadores que se celebraba en la plaza de toros de la localidad. El joven fue embestido en varias ocasiones por el astado, hasta que quedó tendido en el suelo y fue trasladado al Hospital Lluis Alcanyís de Játiva, donde falleció. No obstante, las mismas fuentes han precisado que la muerte no se habría producido por herida de asta, sino por los traumatismos sufridos. Según informa El País, Játiva pagó 10.000 euros por contar con los servicios de Ratón.

Acceda a los 9 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular