Menú

Discrepancias en 'El Mundo': de la reverencia al Rey al "zapaterismo" de 1812

La Pepa y el Rey, o mejor dicho, el Rey y La Pepa copan las portadas de la prensa aunque algunos intenten ocultar lo inocultable.

0

Unanimidad en las portadas de la prensa este martes. El que iba a ser un homenaje a La Pepa se ha convertido finalmente en una oda al Rey y así lo hacen gran parte de los diarios. Así lo hace El Mundo, que realiza un editorial de lo más monárquico. Asegura el diario de Pedro J. que "mientras Fernando VII conspiró contra La Pepa y quienes la impulsaron, Don Juan Carlos se ha convertido en el principal valedor de nuestra Carta Magna".

Sin embargo, algunos de los columnistas de este periódico no son tan optimistas. Es el caso de Arcadi Espada, que ve oscuras similitudes entre 1812 y nuestro pasado más reciente. "Todos estos días he debido reprimir (...) mi creencia (...) de que a lo que más se parece la Constitución y el ambiente, tan naïf, del Cádiz de 1812 es al zapaterismo".

Poco monárquico también aparece David Gistau, que indica que "asistimos ayer a la deliciosa contradicción de que el bicentenario sirviera para legitimar, y ya de paso dar cariño, a un Rey Borbón. ¿Acaso no sobreviven las especies adaptándose al medio? Pues ocurre igual con los linajes coronados".

Como no podía ser de otro modo el diario ABC hace una encendida defensa del Rey. De este modo, en su editorial llega asegurar que "la larga ovación, que dedicaron los asistentes al acto a Don Juan Carlos fue, a su vez, un reconocimiento a sus palabras, a su figura y a la monumental obra que ha erigido en su próspero reinado".

Ignacio Camacho habla del "bucle del Bicentenario" y asegura que "a la Constitución de Cádiz le faltó un Rey dispuesto a acatarla. Su ideal igualitario se encarna en esta nación de ciudadanos" y añade que "es la propia asistencia del Rey la que abrocha con la evidencia palmaria de un éxito histórico el lazo simbólico del Bicentenario".

También Hermann Tertsch ve oportunidades aprovechadas y desaprovechadas en estos dos siglos. "Muchos seguimos pensando hoy que en 1978 rompimos esa larga tradición de errar y por fin aprovechamos una oportunidad histórica de dar un gran salto hacia la libertad, modernidad y calidad". Pero se muestra muy crítico con el hecho de que en esta década no se haya ido preparando el bicentenario. "A nadie debe extrañar", dice. "Durante casi ocho han gobernado aquí enemigos de la mera idea de la Nación española".

Sin embargo, para el diario El País el bicentenario no tiene relevancia alguna. Lo relega en portada a un pequeño rincón y no dedica ningún editorial al que fue el tema del día. Opta por hablar de la necesidad de una ley de transparencia y de la pena de muerte en Bielorrusia. Como oyen. En su información el acto institucional también aparece arrinconado y prefiere dar más bombo a cómo la ciudad de Cádiz "festeja en la calle su Constitución".

Mientras tanto, La Gaceta centra la conmemoración a La Pepa en el llamamiento del Rey al patriotismo. Asunto al que también decida el editorial el diario de Intereconomía. "La unidad de la nación", titula. "Nuestro pasado es un testimonio vivo de las posibilidades de esta Nación cuando apuesta por la libertad, por la convivencia y por la democracia. No habríamos podido lograr esto sin el impulso generoso y audaz de aquellos patriotas valientes, sin su aprecio a la libertad, su reconocimiento de la tradición histórica y su apuesta por un futuro de bienestar y progreso. Que su ejemplo generoso sea guía efectiva de nuestra convivencia".

Por último, La Razón centra la portada en el caso de los ERE y mete de nuevo al PSOE en el ajo. Informa que este partido "pilotó la reunión secreta en la que se 'reelaboraron' los ERE".

"El Rey ve el patriotismo de 1812 como inspiración ante la crisis", titula el diario de Planeta, que destaca que la nación "estuvo muy por encima de sus máximas autoridades". Al igual que casi todos los diarios optan por lo más políticamente correcto y Martín Prieto recuerda que ‘La Pepa’ fue "una Constitución asesinada por el peor rey que se nos ha dado y que nutrió los graves problemas del siglo XIX y de lo que va. Con las bombas que tiraban los fanfarrones se hacían las gaditanas tirabuzones. No merecía la pena tanta gallardía".

Mientras tanto, Alfonso Ussía habla de patriotismo pero no del de ayer en Cádiz sino el de los militares españoles que luchan en el extranjero, "la discreción de los héroes". El escritor critica "el lenguaje buenista" donde la palabra "guerra está prohibida y ha sido sustituida por esa figura estúpida del conflicto bélico". Por ello, recuerda que "nuestros soldados combaten, son heridos y mueren. Están en una guerra contra los talibanes afganos lejos de España, olvidados por casi todos, cumpliendo con su deber". Y para acabar afirma que "representan a España con honor, y ese concepto, el de España, molesta sobremanera a las izquierdas".

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jordi Cuixart: "El objetivo era protestar, no impedir los registros"
    2. Los muertos podrían seguir conscientes durante horas
    3. El 'Girautazo': antológico repaso del portavoz de Cs a CiU sobre Tarradellas en La Sexta
    4. Iglesias se ve forzado a escribir una carta a sus militantes para explicar su posición sobre Cataluña
    5. Crece el temor a un "enfrentamiento civil" y ya se habla del Ejército
    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios