Menú

El cardenal Sistach, salpicado por un escándalo de amenazas en su Palacio Episcopal

Dos detectives asaltaron a un sacerdote en el Palacio Episcopal de Barcelona que había sido recibido por Sistach. Le exigían que abandonara Germinans.

0

Un nuevo escándalo se cierne sobre el Arzobispado de Barcelona salpicando al cardenal Lluis Martínez Sistach, lo que le podría dejar en muy mal lugar justo cuando está a poco más de un mes de presentar su renuncia a Benedicto XVI.

El problema viene de lejos. El arzobispo se ha rodeado de los sectores más progresistas y nacionalistas del catolicismo catalán lo que ha acentuado aún más la ya de por sí delicada situación de la Iglesia en esta zona. Durante años, política y religión han sido difícilmente distinguibles. Pero un reducto de sacerdotes y laicos catalanes no se han resignado y luchan para recuperar lo perdido: que se mire más a Roma que a la Generalidad.

Esto les ha granjeado muchos enemigos. Incluso hay denuncias de por medio e investigaciones para averiguar quiénes son los que están destapando la realidad que ha dejado este sector nacional-progresista. Pero la campaña de acoso contra este grupo, englobado en la web Germinans, no acaba ahí. Presiones, chantajes y coacciones están también sucediéndose con el fin de acabar con esta especie de oposición a la línea oficial de Sistach y su camarilla.

Sin embargo, lo ocurrido ahora sobrepasa todos los límites. Miembros de Germinans se han puesto en contacto con Libertad Digital y han contado el último incidente. Ocurrió durante la segunda semana de este mes de marzo. Martínez Sistach citó a un sacerdote de la Diócesis y a la salida de la reunión, a escasos metros del despacho donde se encontraba el arzobispo dos supuestos detectives asaltaron a este cura.

Una vez que lo retuvieron en el interior del Palacio Episcopal lo amenazaron, como ya habían hecho en otra ocasión con otro sacerdote, con hacer público un dossier preparado sobre su vida privada si no se apartaba de "esas páginas web" y además se le conminó a retirarse de los movimientos a favor de la vida de los que forma parte activa.

El hecho de que dos supuestos detectives coaccionen a un sacerdote se agrava aún más al producirse en el interior del Palacio Episcopal y tras el requerimiento del cardenal Sistach que,  además, al despedirse de él y poco antes de ser asaltado le dijo estas enigmáticas palabras: "a mí, aquí, ya no me verás más".

Tal y como han relatado desde Germinans a Libertad Digital este sacerdote se encuentra destrozado anímicamente y para más inri nada tiene que ver con esta web. De este modo, los responsables de esta campaña siguen dando palos de ciego mientras aumenta la escalada de acciones contra aquellos sospechoso de no ser fiel al sector nacional-progresista.

En este sentido, Germinans asegura que "ya no nos amedrentan" aunque "si algo cabe lamentar es que otro sacerdote se vea sometido a una cruel tortura psicológica, sin haber tenido arte ni parte en el movimiento germinante".

Esta no es la primera vez que estos detectives entran en escena en esta campaña orquestada contra este grupo de sacerdotes y fieles. Hace dos años ocurrió algo similar aunque en esta ocasión no se produjo en la misma casa del obispo sino en la parroquia. Un sacerdote barcelonés recibió la visita de estos señores, le mostraron el dossier con nombres de curas, fieles y direcciones IP de los supuestos responsables de la web y le dijeron que todo saldría a la luz junto con más cosas si no ponía fin a esas actividades que dejaban en evidencia el fracaso de esta línea eclesial que ha dejado las iglesias semivacías al igual que los seminarios.

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La contestación borde de Julia Otero a la reina Sofía
    2. Arrimadas arremete contra Forcadell por excluir de las condecoraciones a Policía y Guardia Civil
    3. La Guardia Civil busca a una persona huida tras saltarse un control policial en Alicante
    4. Los puntos oscuros del doble atentado: Alcanar, el imán o el vacío a Policía y Guardia Civil
    5. Un juez evitó la expulsión del imán de Ripoll de España
    0
    comentarios
    Acceda a los 22 comentarios guardados

    Servicios