Sociedad
Noticias y opinión en la red
PARTICIPAN LOS PADRES DE RUTH Y JOSÉ

Finaliza sin resultados el nuevo rastreo en Las Quemadillas

El rastro de la finca de los abuelos paternos no es nuevo. Sí el hecho de que participen familiares y el gran despliegue policial de esta ocasión.

LD | Agencias

La inspección de la finca de Las Quemadillas, propiedad de los abuelos paternos de los niños de 2 y 6 años desaparecidos el pasado 8 de octubre en Córdoba, se ha dado por finalizada sin que, por el momento, se hayan encontrado indicios sobre el paradero de los menores.

Según ha podido comprobar Efe, sobre las 20.45 horas abandonaba la finca el furgón policial que transportaba a José Bretón, padre de los dos menores y que ha participado en la inspección, hasta la prisión de Alcolea, donde permanece recluido desde el pasado 21 de octubre acusado de un delito de detención ilegal.

Un cuarto de hora más tarde salía de Las Quemadillas el juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Lainz, acompañado de la madre de los menores, Ruth Ortiz, y su hermano Estanislao, quienes también han estado presentes en el registro llevado a cabo por agentes policiales. La presencia de Ruth Ortiz se debe a que el juez quiere que la madre de los menores verifique si ha habido cambios en la finca familiar, ya sea en la estructura del edificio o en la zona de naranjales adjunta a la vivienda, desde que ella visitaba el lugar junto con José Bretón.

También han abandonado el lugar el abogado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, y los agentes de la policía judicial y científica que han llevado a cabo la inspección. Aunque allí permanece un dispositivo del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT) de la Policía Nacional y una pequeña excavadora que será utilizada mañana para remover tierra dentro de la finca para buscar algún indicio sobre el paradero de los menores.

Según han precisado a Efe fuentes cercanas a la investigación, las nuevas diligencias se llevan a cabo en un último intento del juez para acumular nuevos indicios que apuntalen la imputación de Bretón antes de la declaración indagatoria del mismo que tendrá lugar el próximo viernes 15 de junio.

Ese mismo día está previsto un careo entre Bretón y el primo de Ruth Ortiz, Juan David, para arrojar luz sobre una conversación entre ambos que tuvo lugar en la prisión y en la que, supuestamente, el padre de los menores confesó a Juan David el estado y el paradero de los menores. 

"Matar a sus hijos y hacerlos desaparecer"

Cabe destacar que, según recoge el auto de procesamiento, el progenitor llegó a las 13,46 a la finca acompañado por sus dos hijos y no salió hasta las 17,30 horas. Durante ese espacio de tiempo, a juicio del juez, Bretón aprovechó para realizar el plan que supuestamente ideó desde hacía casi un mes, después de que su mujer decidiera finalizar la relación matrimonial.

Mientras, en el último auto, el juez relata que "si lo que pretendía el encartado era causar el mayor mal posible a su esposa en despecho por la que consideraba humillante ruptura de la relación matrimonial, es evidente que la solución que menos problemas podría acarrearle era la de matar a sus dos hijos y hacerlos desaparecer; contando como contaba de un amplio margen de tiempo para organizar un pequeño habitáculo para dar cabida a lo que no eran sino dos pequeños bultos con un peso no muy superior a los 30 kilos en total".

No obstante, en dicha parcela ya se ha rastreado en numerosas ocasiones, en algunas de ellas se llegaron a tirar tabiques del interior, e igualmente se ha buscado en los alrededores de la finca. Aún así, la opción de la parcela y el habitáculo se impone al escaso margen de tiempo del que gozó Bretón en su traslado a Las Quemadillas a mediodía del 8 de octubre o en su posterior desplazamiento de allí al Parque Cruz Conde, según razona el togado en su escrito.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular