Sociedad
Noticias y opinión en la red

Aprueban una Ley para conmemorar la II República mientras el PSOE arremete contra los "revisionistas de pacotilla"

El Pleno del Congreso aprobó una proposición de Ley en la que se declara el 2006 como Año de la Memoria y que está destinada a conmemorar la II República. El PP cree que se trata de "utilizar el pasado como arma política" y pidió que la norma se tramite por el procedimiento ordinario en vez de hacer "una chapuza". Desde el PSOE e IU se llegó a decir que el rechazo de los populares "raya el filibusterismo parlamentario". Fuera del hemiciclo, el socialista Ramón Jáuregui lamentó que en el PP "estén muy presentes" las posturas de cuatro historiadores "revisionistas de pacotilla".

L D (Agencias) La propuesta, que ahora pasará a tramitarse en el Senado, está promovida por el grupo parlamentario de IU-ICV y salió adelante con la aprobación de dos enmiendas presentadas por el Grupo Socialista y otra de los nacionalistas catalanes de CiU, informó Europa Press.
 
En concreto, el texto pide declarar el 2006 como Año de la Memoria, "en homenaje y reconocimiento de todos los hombres y mujeres que fueron víctimas de la Guerra Civil y posteriormente de la represión de la dictadura franquista, así como de quienes, con su esfuerzo en favor de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, hicieron posible el régimen democrático instaurado con la Constitución de 1978".
 
En una de las enmiendas aprobadas se obliga al Ejecutivo a que presente en el Congreso en el plazo de un mes el informe sobre las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo que está redactando la Comisión interministerial creada al efecto. Este informe, que está pendiente desde hace más de un año, servirá de base para la elaboración de la Ley de Memoria Histórica prometida por el Ejecutivo.
 
"Una chapuza"
 
El PP justificó su rechazo defendiendo la necesidad de que esta norma se tramite por el procedimiento ordinario en vez de hacer "una chapuza". Los socialistas llegaron a decir que esta negativa de los populares "raya el filibusterismo parlamentario". "Si no es filibusterismo, alguna cosa parecida está haciendo el PP", repitió Gaspar Llamazares, coordinador general de IU.
 
El portavoz del PP, Manuel Atencia, expresó su rechazó a esta proposición que, a su juicio, "se sustenta en el revisionismo histórico" y en la pretensión de "utilizar el pasado como arma política" y eso no es "responsable". "El revisionismo histórico se apoya de visiones parciales de la realidad e intenta reabrir heridas del pasado ya superadas en la sociedad española", proclamó.
 
En este sentido, criticó que se quiera una "perversión" del pacto constitucional y se pretenda "escarbar en el pasado" para "construir una especie de verdad oficial desde los poderes públicos". "Que no cuenten con nosotros para revisar la Transición política", exclamó.
 
"Revisionistas de pacotilla"
 
Desde IU, Llamazares dijo que "no se trata de reabrir ninguna herida", recalcó, para añadir que esta proposición sólo trata de "hacer justicia". Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional, Ramón Jáuregui, añadió, no se persigue "escarbar en el pasado" sino "reivindicar el compromiso con la democracia y enarbolar los valores del progreso y la modernidad". Después, en rueda de prensa, lamentó que en determinados sectores del PP "estén muy presentes" posturas "revisionistas de pacotilla".

También desde CiU, Carles Campuzano, aseguró que recuperar la memoria y no olvidar "no es sinónimo de venganza". "El no olvido es la mejor garantía para el progreso colectivo en términos democrático", afirmó. Por su parte, Agustí Cerdá (ERC) pidió no dejar pasar esta "oportunidad" de recuperar la memoria, que se merece el "pueblo y todas las víctimas". El diputado del PNV, Aitor Esteban, recalcó que el régimen de 1978 "no superó todo el conflicto" y acusó al PP de situar la República "al mismo nivel que la etapa franquista".

Ramón Jáuregui.

En Sociedad