Sociedad
Noticias y opinión en la red
SÓLO PRESENTA GASTOS DE PERSONAL DESDE 2006

Bono tiene cinco trabajadores ilegales en Hípica Almenara

La Gaceta publica que los cinco empleados de Hípica Almenara tienen falsificados los papeles que acreditan su identidad real. Los empleados, cuatro rumanos y un brasileño, son ilegales y carecen de los pertinentes permisos de trabajo, según señalaron fuentes policiales al diario.

LIBERTAD DIGITAL

Tal y como señala La Gaceta, el enésimo escándalo de Hípica Almenara surgió hace dos semanas, cuando se supo que un trabajador de la empresa había sido detenido. Desde la hípica propiedad del presidente del Congreso defienden que el trabajador no tenía relación alguna con la Hípica, y atribuyen la relación laboral que mantenían con el detenido a que era un cuidador contratado por los dueños de un caballo.

No obstante, ahora el diario revela que fueron cinco los detenidos, cuatro rumanos y un brasileño. Este último tenía, además, falsificados los papeles que acreditan su identidad a los agentes de extranjería. Según fuentes policiales, los cinco son ilegales por carecer de los pertinentes permisos de trabajo.

Los permisos los concede la Delegación de Trabajo de la provincia en cuestión. En el caso de los cuatro rumanos hubiera bastado con una mínima gestión, y en el del brasileño hubiera requerido legalizar su situación con un permiso de residencia.

Y lo cierto es que, contrariamente a la versión dada por Hípica Almenara, fue detenido y tomado declaración como imputado. Los cinco ilegales se han ido incorporando sucesivamente y a lo largo de los años. El primero en 2002, y los otros tres –incluido el brasileño, dice La Gaceta-, comenzaron en 2006. El último de ellos se incorporó en 2007.

Ahora la infracción de Bono la debre resolver el delegado de Gobierno en Castilla La Mancha, Máximo Díaz Cano, que ocupa el cargo desde 2005 y es ex consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo castellano manchego. Es decir, un hombre del propio José Bono.

Según La Gaceta, las explicaciones que dan desde Hípica Almenara del resto de trabajadores de la empresa es, cuando menos, confusa. “Los profesores facturan de forma autónoma; tienen una empresa particular. Su contrato es de uso de las instalaciones. La relación con ellos es un contrato oral, ellos son independientes”, explica Ramón Navas Barchino, encargado de la misma.

El hijo de Bono compite con dos caballos propiedad de esos profesores de equitación, uno de ellos inscrito además a nombre de la madre de esos profesores, los hermanos Honrubia. No hay cuentas ante el registro Mercantil que, desde el 2002, hagan referencia a ninguna facturación cruzada entre Almenara y los hermanos. Tampoco se recogen gastos de personal desde 2006, pese a que siempre tuvo empleados a su cargo.

Este año la empresa paga 47.758,63 euros en salarios; en 2007 la cantidad aumenta a 77.393,98 euros. Las cargas sociales se acercan a los 35.000 euros. Cuuando la plantilla en 2008 está integrada por seis empleados la partida presupuestaria se reduce, curiosamente, respecto a años anteriores hasta unas cargas de 26.129 euros. Y únicamente se detalla un sueldo, el correspondiente al encarga Barchino, de 22.521,19 euros.

Acceda a los 14 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular