Menú

Los apoyos en la Iglesia al cura vasco que convocó la marcha proetarra de Bilbao

Al cura que convocó la marcha proetarra de Bilbao le salen apoyos entre cristianos que hacen suyo el lenguaje radical exigiendo la independencia.

0

El sacerdote vasco, Félix Placer, fue citado a declarar por el juez Pedraz tras haber sido el que convocara la marcha proetarra que recorrió Bilbao a favor de los presos de ETA. Libertad Digital ya realizó un perfil de este personaje, que ha sido cabeza visible de un grupo de curas que han soltado perlas como que "el camino violento es un mal menor integrable en el proceso cristiano de liberación" o que "no pueden condenarse todas las violencias por igual vengan de donde vengan".

Este religioso, conocido en Vitoria como el ‘cura batasuno’, es miembro destacado de la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria y tras saltar a la luz pública por su ayuda para la realización de la marcha proetarra, grupos de cristianos progresistas y nacionalistas han salido en defensa de Placer ante las informaciones publicadas por "los medios más conservadores de este país".

De hecho, la coordinadora estatal de Comunidades Cristianas Populares (CCP), de la que es uno de sus miembros fundadores, ha emitido un comunicado de apoyo a Félix Placer, ante lo que consideran una injusticia, fechado en Madrid el pasado 22 de enero.

En primer lugar, la CCP define a este sacerdote vasco como "un cristiano de base intachable trayectoria, entrega y solidaridad" así como uno de "los pocos teólogos de la liberación que van quedando en España". Del mismo modo, asegura que Placer es un "cura comprometido con su pueblo".

Tras definir las bondades de este religioso, el comunicado arremete contra los medios como LD que informaron sobre la trayectoria de su amigo. "Sin respeto alguno a la presunción de inocencia, los medios más conservadores de este país ya le han criminalizado por lo que ellos llaman ‘conexión con el terrorismo’".

Del mismo modo, en un plano más radical, este grupo se queja de que "sabemos que hoy en día en Euskadi se está tolerando más allá de lo que debería permitirse". Y cita que "existen torturas documentadas que quedan impunes, detenciones por terrorismo que como mucho son meros deseos de independentismo, o los casos especialmente contra los jóvenes".

Aunque se trata de un texto de apoyo a un sacerdote, supuestamente perseguido, este grupo cristiano progresista dedica un punto a valorar el alto el fuego de ETA para resaltar más tarde que "la verdadera Paz tiene mucho que ver con el pleno respeto y cumplimiento de los Derechos Humanos, desde el derecho a la vida que reza el quinto mandamiento hasta el derecho de expresión y asociación.

Su sucursal en el País Vasco, bastante más radical

Sin embargo, las autodenominadas Comunidades Cristianas Populares de Euskal Herria tienen un componente político muy importante, lo que les hace llevar en sus señas de identidad el independentismo más radical y su complacencia con el entorno más radical en el País Vasco.

Como muestra vale otro comunicado, son muy dados a ellos en este tipo de grupos. Realizado el pasado diciembre se titulaba "Tiempo de esperanza para Euskal Herria" y esta firmado por la propia CCP de Euskal Herria, Herria 2000 Eliza y la Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria.

Más metidos en política que en el aspecto religioso, los firmantes confirman su adhesión al Acuerdo de Guernica para más tarde "valorar" la actuación de los que "han trabajado por defender, desarrollar y fortalecer las señas de identidad de nuestro pueblo, sus derechos, su lengua, y se han empeñado en conseguir una paz duradera y definitiva desde la justicia".

En su alegato, estos grupos piden la participación de los jóvenes en el que llaman proceso de liberación de su pueblo "sin los cuales no hay futuro y para quienes, denunciando la represión ejercida contra ellos, reclamamos su libertad de expresión y asociación".

Siguiendo en esta clave política independentista, muy lejos de la moral religiosa, el comunicado pide "a los parlamentos y gobiernos de los estados español y francés que dicten leyes justas y pertinentes, habiliten los medios adecuados que posibiliten el ejercicio de todos los derechos, incluido el de autodeterminación, sin mermas ni exclusiones, y cesen en sus políticas represivas.

No es oro todo lo que reluce

La deriva radical de las Comunidades Cristianas Populares de Euskal Herria no termina de gustar a sus compañeros del resto de España. De hecho, desde Andalucia les acusan de defender la línea de Batasuna, su "legitimación directa o indirecta" del terrorismo y su discurso victimista de "opresión a Euskadi".

En su respuesta, estos cristianos vascos radicales hacen una tímida condena del terrorismo y a renglón seguido afirman que "no entendemos, ni humana ni cristianamente, el pretendido pacifismo de quienes se limitan a condenar determinadas acciones y estrategias violentas silenciando y oponiéndose a las exigencias del diálogo". "Para conseguir el objetivo de una solución dialogada es preciso cesar las diferentes formas violentas en todas sus expresiones", sentencian.

La adopción del lenguaje y de los argumentos del entorno más radical se evidencian cuando replican que "las CCP afirmamos que a Euskal Herria no se le reconoce el ejercicio pleno de sus derechos y que la represión sigue ejerciéndose de formas diversas tanto por razones políticas, como económicas, culturales y sociales. La situación de los presos y presas vascos en las cárceles españolas y francesas es una muestra muy cruda de esa injusticia".

El objetivo es claro y así lo dejan ver. Más que las diferencias de tendencias religiosas, el problema para ellos es única y exclusivamente político. "El problema no reside en esas concesiones sino en la denegación permanente del derecho de autodeterminación para que este pueblo decida libremente lo que quiere ser políticamente".

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jordi Cuixart: "El objetivo era protestar, no impedir los registros"
    2. Los muertos podrían seguir conscientes durante horas
    3. El 'Girautazo': antológico repaso del portavoz de Cs a CiU sobre Tarradellas en La Sexta
    4. Iglesias se ve forzado a escribir una carta a sus militantes para explicar su posición sobre Cataluña
    5. Crece el temor a un "enfrentamiento civil" y ya se habla del Ejército
    0
    comentarios
    Acceda a los 11 comentarios guardados

    Servicios