Sociedad
Noticias y opinión en la red
APUÑALADO POR LLEVAR LA CAMISETA DE ESPAÑA

"En otro país pensarán que los españoles somos gilipollas"

Juan José Benítez, apuñalado en los Sanfermines por llevar la camiseta de la Selección española el pasado 8 de julio, asegura a La Gaceta en una entrevista que el "que un español hiera a otro español por una victoria de la Selección" es increíble. "Lo leen en otro país y piensan que estos españoles son gilipollas".

LIBERTAD DIGITAL

Benítez se vio envuelto en una pelea en la que acabó siendo apuñalado tan sólo por llevar la camiseta de la selección. La Policía Foral de Navarra detuvo el pasado 27 de agosto a Iñaki Javier Andradas Eraso, nieto del árbritro José Manuel Andradas Asurmendi, acusado del ataque con arma blanca, además de a otro joven. El colegiado, por su parte ya ha señalado que tanto él como su hijo, condenan la violencia.

El joven, procedente de Medina Sidonia (Cádiz), está ahora en Madrid haciendo exámenes para una universidad madrileña, que ha tenido que afrontar después de pasar ingresado "cinco días en un hospital de Pamplona hace menos de dos meses".

Juan José dice que no entiende todavía como pudo organizarse la pelea en la que resulto herido. "Después de ver el partido fuimos a un concierto" y luego "decidimos irnos a descansar porque después queríamos correr el encierro. Entonces tuvimos la mala suerte de cruzarnos con esa gente" y les agredieron, a él y a un amigo que también llevaba la camiseta, sin mediar palabra.

"Luego nos dijeron españoles de mierda, iros a vuestro país" y vinieron algunos más. Después de unos segundos yo le devolví el puñetazo al que me había golpeado y le tiré al suelo. Cuando me giré para ayudar a mi hermano, al que también le estaba dando otro tío, fue cuando el tipo este se debió levantar y por la espalda me pegó el navajazo. Menos mal que estaba en movimiento y la navaja entró hacia abajo, porque podría haberme matado", relató a La Gaceta.

Juan José relató al diario que la Policía les dijo que la identificación de los agresores podría ser difícil, pero "al parecer, esa gente salió de cacería otra vez el domingo el día de la final y también tuvieron otra pelea, aunque esta vez sin arma blanca. Y fue entonces cuando la Policía les detuvo y les identificó".

Dice en La Gaceta que los motivos de la agresión son "increíbles. Cualquiera de otro país lo lee y piensa: estos españoles son gilipollas. Que un español hiera a un español por estar celebrando una victoria de la Selección de fútbol...Y casi me llevan para el otro barrio".

Acceda a los 53 comentarios guardadosClick aquí