Sociedad
Noticias y opinión en la red
UN SALERO Y UN PIMENTERO DE PLATA

El embajador argentino lamenta el regalo de boda de Kirchner y lo "refuerza" con un tour por su país

Empiezan a surgir las historias paralelas a la boda del Príncipe. El embajador de Argentina en Madrid, Abel Parentini, próximo a su cese, dice que el regalo oficial del presidente Néstor Kirchner –un juego de plata de salero y pimentero– "no era muy fuerte", por lo que improvisó un añadido consistente en un mate y un recorrido para los príncipes por Argentina. Además, según su versión, a la Casa Real comentó "no le gustó nada" las ausencias de mandatarios iberoamericanos y las de Chirac y Berlusconi.

L D (Agencias) Según informa la agencia Europa Press, Abel Parentini, embajador argentino en España y uno de los invitados a la boda del Príncipe, se ha visto obligado a matizar en público la poca relevancia del regalo que envió Kirchner a Madrid.
 
El presente consistía en un salero y un pimentero de plata. Según Parentini, "no era muy fuerte" y decidió, a última hora, "reforzarlo". Así que optó por añadir un mate –recipiente típico para beber una infusión de esta planta– y un viaje turístico por Argentina. Tomó la decisión en la víspera del enlace y le hizo llegar una carta "en la que le ofrecíamos otra luna de miel, como le dije en broma, por los principales puntos de la Argentina, que son Buenos Aires, Iguazú, el sur y Bariloche".
 
Añade Parentini en su explicación que "se optó por esto que es muy simpático, porque en realidad hay que decirlo, Argentina es un poco el país de moda, sobre todo Buenos Aires, el tema del tango, los lugares de turismo y, si lo pueden hacer a solas, le hemos transmitido una invitación privada, para cuando ellos quieran y con quien ellos quieran". Lamentó también que podrían haber regalado "caballos, como en la boda de Chirac, pero era más complicado, porque estábamos un poco mal organizativamente para seleccionar y traer los animales".
 
Pero la crítica no quedó ahí. Según el embajador, la Casa Real reaccionó "negativamente" a las ausencias de mandatarios iberoamericanos "porque justamente el Príncipe es quien había ido a todas las asunciones de los presidentes, así que no les gustó nada, como tampoco la ausencia de Chirac y Berlusconi". Como señala la agencia Europa Press, Parentini está próximo a su cese y será sustituido por Carlos Bettini, amigo personal de Kirchner.