Sociedad
Noticias y opinión en la red
el orden, alfabético si los padres no se oponen

El Gobierno quiere suprimir la prevalencia del apellido paterno sobre el materno

La paridad que persigue el Gobierno va a alcanzar también el orden de los apellidos. La reforma de la Ley del Registro Civil establece que si no hay acuerdo de los padres sobre su orden, éste vendrá determinado por el alfabeto. Alonso dice que el apellido paterno no tiene que prevalecer "porque sí".

LIBERTAD DIGITAL

El Proyecto de Ley del Registro Civil aprobado por el Gobierno y del que ahora tiene que dar el visto bueno el Congreso lleva incluido el fin de la prevalencia del apellido paterno sobre el materno. La ley, aprobada por el Consejo de Ministros en julio, indica que si no hay acuerdo entre los padres sobre el orden de los apellidos, vendrá establecido por el alfabeto.

Hasta ahora la inscripción de los apellidos seguía lo establecido por una reforma de la Ley de Registro Civil de 1957 aprobada en noviembre de 1999. El objetivo de la reforma era establecer por ley el derecho de los padres a decidir el orden del apellido de los hijos por ser "más justo y menos discriminatorio para la mujer".

Con la reforma, se modificaban dos artículos del Código Civil y de la Ley de Registro Civil relativos a los apellidos. En concreto, en el artículo 109 del Código Civil quedaba establecido que:

"Si la filiación está determinada por ambas líneas, el padre y la madre de común acuerdo podrán decidir el orden de transmisión de su respectivo primer apellido, antes de la inscripción registral. Si no se ejercita esta opción, regirá lo dispuesto en la ley".

Es decir: en la actualidad, la pareja ya puede elegir el orden de los apellidos de sus hijos. Si no hay acuerdo previo, prevalece el del padre.

El proyecto de Ley actual, en su artículo 49, se reitera que "el padre y la madre de común acuerdo podrán decidir el orden de los apellidos". La diferencia llega en la línea siguiente: "En caso de desacuerdo o cuando no se hayan hecho constar los apellidos en la solicitud de inscripción, el encargado del Registro Civil determinará el orden de los apellidos según su orden alfabético".

Preguntado en el Congreso por la reforma, que está ahora en proceso de enmiendas, José Antonio Alonso alegó que el nuevo sistema "asienta el principio de libertad de los padres" y que, en caso de que no haya acuerdo, "se atiende a un criterio objetivo", el alfabético. "Queremos asentar algo muy elemental, que no haya ninguna discriminación por razón de sexo. Que no prevalezca porque sí la parte paterna y reafirmar el principio de igualdad".

Confió en que la ley salga adelante porque proponen, dijo, "algo muy razonable". En su opinión, consiguen con este cambio "el principio de igualdad del hombre y la mujer". "Es muy importante que los padres puedan decidir porque se afirma el principio de libertad, de igualdad", insistió Alonso. No dijo que la ley actual ya da a sus padres esa libertad.

El nuevo criterio podría hacer que los apellidos que comiencen por las últimas letras del alfabeto, como Zurbarán o, sin ir más lejos, Zapatero, comiencen a tener una incidencia menor en beneficio de otros que comiencen por las letras iniciales.

Acceda a los 63 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular