Sociedad
Noticias y opinión en la red
"VULNERA" EL "DERECHO A LA CONFIDENCIALIDAD"

El PP denuncia a la Generalidad por utilizar historiales clínicos para comprobar el uso del catalán en la Sanidad regional

Hace un año se desveló el programa piloto que la Generalidad había puesto en marcha. El objetivo era certificar que el personal sanitario hablaba catalán entre sí y con los pacientes, así como que la documentación era emitida en catalán. Los historiales clínicos se cedieron a una empresa privada y los hospitales reconocieron que se entregaron sin el consentimiento de los pacientes. El PP ya exigió la dimisión de la consejera de Salud, y este martes ha denunciado al anterior Gobierno tripartito por vulnerar "uno de los principios básicos del derecho a la confidencialidad".

Daniel Sirera, portavoz del PPC.
L D (EFE) El PP ha denunciado este martes ante la Fiscalía al anterior Gobierno tripartito de la Generalidad por haber permitido la utilización de historiales médicos confidenciales de nueve hospitales para confeccionar un estudio sobre el uso del catalán en el ámbito sanitario. El portavoz adjunto del PPC en el Parlamento catalán, Daniel Sirera, ha entregado en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dicha denuncia, por un presunto delito de revelación de secretos, castigado con penas de entre dos y cinco años de prisión, con la agravante de tratarse de información sanitaria.
 
Según Sirera, la denuncia implica a los consejeros de Salud y Cultura del anterior Gobierno tripartito y a los responsables del Consorcio de Normalización Lingüística de la Generalidad, que fueron los que en el año 2004 confeccionaron el estudio, aunque éste había sido encargado por el anterior Ejecutivo de CiU.
 
La denuncia mantiene que, para la realización de dicho estudio, elaborado por una empresa de estudios de opinión, se utilizaron cerca de ochenta expedientes médicos facilitados por hospitales sin la correspondiente autorización de los pacientes. Las Agencias Españolas y Catalanas de Protección de Datos han concluido que los hospitales que facilitaron los historiales médicos faltaron al derecho a la confidencialidad de los pacientes, motivo por el que los centros sanitarios privados fueron sancionados y los públicos recibieron una amonestación.
 
En opinión de Sirera, el Gobierno de la Generalidad "ha vulnerado uno de los principios básicos del derecho a la confidencialidad", algo que "no sucede en ningún estado de derecho normal" y que constituye el hecho "más antidemocrático". "En cualquier otra democracia habrían dejado el cargo los responsables de este hecho", ha añadido el portavoz popular, que también considera "grave" que se encargara un estudio para conocer los usos lingüísticos de los médicos catalanes, aunque "la ilegalidad es revelar informaciones personalísimas". Para Daniel Sirera, antes de facilitar sus historiales médicos para realizar el estudio, la Generalidad debería haber pedido autorización a los pacientes afectados.

Lo más popular