Sociedad
Noticias y opinión en la red

El PSOE aplaude un inexistente arrepentimiento del Papa y cree que "todos deberíamos pedir disculpas" a los musulmanes

Las manifestaciones de fanatismo islamista contra el Papa cuentan con la comprensión del PSOE. Diego López Garrido aplaude una inexistente petición de disculpas del Vaticano y cree que "todos deberíamos ir en esa línea". Se permite juzgar un supuesto arrepentimiento de Benedicto XVI por su discurso en Ratisbona, en el que condenó la violencia religiosa y que ha sido burdamente tergiversado. "Si el Papa hablara otra vez, no diría lo que dijo", ha asegurado. No es la única opinión servil con la manipulación islamista. Rafael Estrella, portavoz socialista que, en su día, equiparó a Aznar y Milosevic, ha calificado de "desafortunado" el discurso del Papa. Sólo el PP ha suscrito su mensaje humanista  y ha pedido al Gobierno un pronunciamiento oficial sobre la injusta condena contra el referente espiritual de la mayoría católica del país.

LD (Agencias) El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, aseguró este sábado que cree que el Papa no volvería a decir lo que dijo sobre el Islam. No obstante, considera que el Papa no tenía intención de ofender al mundo islámico, aplaudió la reacción "inmediata" del Vaticano al disculparse y considera que es lo que debe hacer todo el mundo, "contribuir a no ahondar diferencias entre las civilizaciones".
 
López Garrido considera que si el Papa hablara otra vez "no diría lo que dijo".
"La prueba de ello –explicó– es que la oficina del Vaticano ha salido clarificando el asunto y mostrando la tristeza de Benedicto XVI ante la reacción que ha habido, que el mundo islámico se lo ha tomado como una frase ofensiva".
 
En su opinión, "el Papa no tenía esa intención en absoluto" y cree que "quizá la cita de ese escritor pudo ser más afortunada de lo que fue". "Creo -dijo-- que a lo que debemos de contribuir todos es a que no se exageren esas cosas y no contribuyan a ahondar diferencias entre civilizaciones, y parte de las civilizaciones son las religiones. Creo que debemos contribuir todos a seguir en la línea de lo que ha empezado a hacer el Vaticano, que es, en alguna medida a mostrar sus disculpas ante lo que ha sucedido".
 
López Garrido aseguró que la reacción del Vaticano "ha sido inmediata", dijo que "está bien" y que esa es la "la línea que tenemos que seguir todos", la de calmar los ánimos. "El Vaticano se ha disculpado. Creo que todos debemos ir en esa interpretación".
 
Añadió que las cosas se deben interpretar "en un sentido más favorable al acercamiento de culturas y de religiones, no como me parece que ha hecho el PP, que enseguida ha dicho que iba a intentar poner entre medias una especie de brecha".
 
"Esa no es la vía, la vía es la que ha empezado a hacer el Vaticano, después de esa cita que creo que el Papa no haría si hablara otra vez", apostilló.
 
Rafael Estrella: "Un discurso desafortunado"
 
El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Asuntos Exteriores, Rafael Estrella, calificó de "desafortunado" y contrario al principio de diálogo y entendimiento entre confesiones religiosas el discurso del Papa Benedicto XVI sobre el islam.
 
Estrella señaló que el Papa "no debería haberse expresado así" y, de hecho, entiende que "ya se ha arrepentido de ello. En este sentido, el diputado socialista recuerda que la Iglesia Católica ha mantenido "una actitud muy comprometida" ante asuntos como el reciente conflicto en Líbano, "en defensa de la vida humana y de la libertad".
 
Por ello, advierte de que la Iglesia "no compartiría en absoluto una teoría que propugne el carácter superior de una religión sobre otra".
 
"Hay una tradición reciente en la Iglesia dirigida a buscar el entendimiento y el diálogo con otras confesiones religiosas y lo que ha dicho el Papa en Alemania va en la otra dirección", señaló.
 
Por ello, Estrella ve "desafortunadas" las palabras de Benedicto XVI, pero no les resta importancia, "porque en lo que se refiere al diálogo entre religiones, la Iglesia viene dando muestras de una mayor flexibilidad y de una capacidad de entender el mundo mayor".
 
El diputado socialista reconoce "que ninguna religión debe amparar la violencia", si bien entiende que "esto no deben decirlo los Gobiernos o los Estados, sino los dirigentes religiosos y los individuos en su práctica religiosa".
 
Por este motivo, no cree que el Gobierno tenga que entrar a valorar este discurso, puesto que "sería una intromisión".
 
"Lo que ha dicho el Papa ha provocado una reacción negativa en personas que no son necesariamente radicales y que tienen una religiosidad moderada, pacífica y de rechazo a la violencia y que son a las que hay que apoyar en esas sociedades", concluyó.
 
Jorge Moragas: "El PP suscribe la reflexión humanista del Papa"
 
Jorge Moragas, el secretario de Política Internacional del PP, entiende que el mensaje del Papa Benedicto XVI pretende trasladar la idea de que "la religión no debe amparar actos de violencia". "El PP suscribe esta reflexión humanista", ha dicho Moragas. También ha advertido que Benedicto XVI "lleva tiempo expresando su respaldo al diálogo y a la paz, invocando la libertad y la razón como plataforma para este tipo de reflexiones".
 
No obstante, con independencia de las manifestaciones del Papa, el PP señala la necesidad de "reiterar la importancia que tiene el respeto y la promoción de la libertad de expresión y pensamiento que define a nuestras sociedades occidentales"."El Gobierno debería, en todo caso, pronunciarse en estos términos que son los que reflejan el sentimiento mayoritario de la sociedad española", ha concluido el responsable de Política Internacional del PP.
 
Por su parte, El País reprocha a Benedicto XVI que haya sido "mucho menos político de lo deseable en su discurso". El Papa, mientras tanto, se muestra "extremadamente disgustado" porque los musulmanes se hayan podido sentir ofendidos por su reciente discurso en Alemania y porque sus palabras "las hayan podido interpretar de una manera que no corresponde en absoluto a sus intenciones", dijo este sábado el secretario de Estado vaticano.
 
El Papa está "extremadamente disgustado"
 
Además, el Papa Benedicto XVI está "extremadamente disgustado" porque los musulmanes se hayan podido sentir ofendidos por su reciente discurso en Alemania, según aseguró este sábado el secretario de Estado vaticano, Tarcisio Bertone. "El Papa está extremadamente disgustado porque algunas partes de su discurso pudieran sonar ofensivas para la sensibilidad de los creyentes musulmanes y porque las hayan podido interpretar de una manera que no corresponde en absoluto a sus intenciones", asegura Bertone en un comunicado, en el que indica que la posición del Papa "a favor del diálogo interreligioso" es "inequívoca". 
 
Bertone dice que la posición del Papa sobre el Islam es "la inequívocamente expresada en el documento conciliar Nostra Aetate", sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas. En este texto, de 1965, se asegura que la Iglesia Católica "estima a los musulmanes, que adoran a un único Dios".
 
De esta manera, "la opción del Papa a favor del diálogo interreligioso e intercultural es por tanto inequívoca", indica el secretario de Estado en el documento.
 
En una visita esta semana a su país natal, Alemania, el Papa citó a un emperador cristiano del siglo XIV que afirmaba que el profeta Mahoma sólo había traído violencia al mundo, y ponía en tela de juicio el concepto de yihad o guerra santa. Respecto a la cita, Bertone explicó que el Santo Padre "no pretendía en absoluto hacerla propia, sino utilizarlo para obtener, en un contexto académico (...) una reflexión sobre la relación entre religión y violencia y concluir con un rechazo claro y radical de la motivación religiosa de la violencia, proceda de donde proceda".

Las palabras del Papa Benedicto XVI sobre el Islam y su profeta Mahoma durante un discurso en la Universidad de Ratisbona han provocado una ola de críticas en todo el mundo islámico, llegándose en el caso de Pakistán a convocar al nuncio de la Santa Sede al Ministerio de Exteriores y a aprobar en el Parlamento una resolución condenatoria. Líderes religiosos y políticos de Irán, Siria, Líbano y Egipto, entre otros, han condenado su discurso.

"

En Sociedad

    Lo más popular