Sociedad
Noticias y opinión en la red
LA PRENSA DE UN VISTAZO

Gistau y Ussía destrozan a la 'zeja', 'Público' se lía y Tertsch le ve algo bueno a Zapatero

Los artistas del caduco, según Público, 'No a la Guerra' harían bien en no abrir hoy los periódicos. Las críticas son feroces y, en algún caso, tronchantes.

MERCEDES R. MARTÍN

La guerra del antaño presidente de la paz sigue siendo el tema estrella de la prensa. Pero más allá de los avances en la ofensiva y del lío que tienen montado las potencias aliadas, destaca la visión desde España del conflicto.

Muchos columnistas siguen frotándose las manos con la postura de los artistas 'de la zeja', esos que salieron a la calle para protestar por la guerra de Irak, y que ahora están siendo vapuleados sin piedad por la prensa. Es difícil elegir, pero quizás las mejores columnas sean hoy las de David Gistau y Alfonso Ussía. El periodista de El Mundo hace un demoledor retrato de los artistas. Dice que son "coherentes", pero porque "su única lógica es la de la sumisión partidista". "El que se engañó fue quien creyera que a los 'abajofirmantes' les animaba una concepción moral capaz de trascender los lazos clientelares", afirma el periodista, que alaba el mérito de los actores por su "sí, bwana a Zetapé" sean cuales sean sus "piruetas ideológicas". "Un día te encuentras llevando rosas blancas a los terroristas y al siguiente tienes que volver a aplaudirle a Rubalcaba las desarticulaciones de etarras", sentencia en una frase que dejará descolocado a más de un aludido. Si les quedan fuerzas, pueden pasarse por La Razón para leer a Ussía y su análisis sobre las "cejas depiladas" de la progresía. "No a las misiones de paz y sí a los zafarranchos de combate. Esta gente ha cambiado una barbaridad en los últimos años. De aspecto y de conciencia", dice el periodista, que dedica sus más envenenados dardos a Javier Bardem, cobijado en la "nación imperialista". En La Gaceta, mientras, vuelven a la carga llevando a su portada a Ana Belén y Víctor Manuel tras la pancarta del 'No a la guerra'.

Buscando, buscando se encuentra a algún defensor del sector. Es el caso de Javier Valenzuela, en El País, que sostiene sin inmutarse que "no hay contradicción" entre el rechazo de ZP y afines a la guerra de Irak y su apoyo al de Libia, "sino continuidad". "Los mismos principios y valores sirven hoy para apoyar lo de Libia: legalidad, justicia y necesidad". Ni siquiera en Público lo tienen tan claro. Ernesto Ekaizer está contra la guerra por su búsqueda de un "dividendo político". Isaac Rosa también se opone porque "una matanza no se evita con otra matanza". Y Manuel Saco se debate entre el sí, el no y el "a lo mejor". Mientras nos cuenta sus dudas y sus matices, sentencia que "el eslogan de aquel 'No a la guerra'" tenía "fecha de caducidad". Debe de ser por eso que no han reciclado las pancartas.

El otro tema estrella es uno que ya empieza a cansar, y si no que le pregunten a El País. Se trata de la sucesión de Zapatero: el protagonista sigue callado y hay quien se impacienta aunque por motivos muy distintos. En Público dicen que el presidente se jactó de "medir bien los tiempos" ante los suyos y, con la esperanza de que sea cierto, lo cuentan en su portada. En Prisa andan impacientes por proclamar a Rubalcaba y le meten prisa al líder. Lo hace Miguel Ángel Aguilar en su columna, donde de paso se mete con el hipódromo de Pedro J., y lo hacen en el editorial con poco disimulo: "Aunque el debate sobre el liderazgo no se haya abierto de forma oficial, de manera implícita lleva tiempo consumiendo las fuerzas del partido socialista, tal vez demasiado".

Entre el resto de temas que se cuelan en los diarios destaca la entrevista a Zougam en El Mundo y su explicación en el editorial: "La posibilidad de error judicial da sentido y justifica que la sociedad y los medios escuchen su versión". También el desahogo de Salvador Sostres en el diario de Pedro J. Hablando sobre Jordi Pujol y el nacionalismo, el columnista se lamenta de "ese ir jodiendo poco a poco" de los catalanistas. Pero quizás lo más curioso esté en la columna de Hermann Tertsch en ABC. El periodista le ha encontrado algo bueno a Zapatero: "Se acabó el rodillo de las ideas. De ahí su pánico. Con Zapatero se hunden la mentirosa supremacía moral de la izquierda. Ese es su mejor legado", celebra Tertsch. ¿Seguro?

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular