Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La escritora Almudena Grandes dice que cada mañana "fusilaría" a dos o tres voces que le "sacan de quicio"

El ex ministro de Defensa José Bono dijo que ya se encargará Prisa de que el PP pague por negarse a atender a sus medios de comunicación y, poco después, una de sus colaboradoras, Almudena Grandes, aprovechó la presentación de su último libro para decir que cada mañana "fusilaría" a dos o tres voces que le "sacan de quicio". La misma que hace pocos días reclamaba paz en las calles apunta ahora en la misma línea que las difamaciones de Polanco. Sostiene que "estamos en un país en el que la derecha española recuerda más a la de la II República que a la del franquismo". Grandes resaltó que este sector reclama el derecho a gobernar "por gracia divina", ya que "no ha sabido reaccionar como un partido político derrotado, sino como alguien a quien le roban el bolso".

0
Almudena Grandes.
L D (Europa Press) En rueda de prensa en Sevilla para la presentación de su última obra Corazón helado, la colaboradora habitual del Grupo Prisa señaló que la derecha "no ha sabido reaccionar como un partido político derrotado, sino como un terrateniente expropiado o alguien a quien le roban el bolso". Así, Almudena Grandes resaltó que "es una reacción que se ha repetido a lo largo de la historia pero, que esta vez, el Ejército, la coyuntura internacional, las instituciones y los ciudadanos ya no son lo que eran".
 
La autora madrileña aprovechó la presentación para decir que cada mañana "fusilaría" a dos o tres voces que le "sacan de quicio". En una rueda de prensa en Sevilla, quiso añadir que "estamos en un país en el que la derecha española recuerda más a la de la II República que a la del franquismo". Grandes, que colabora con el Grupo Prisa, resaltó que este sector de la sociedad reclama el derecho a gobernar "por gracia divina".
 
Sobre su libro, Grandes destacó que "deshiela" la memoria histórica de España a través del retrato de dos familias y la búsqueda de un pasado común. Además, señaló que su objetivo no era crear un libro de no ficción, sino "una novela política, aunque no panfletaria, porque los panfletos dañan incluso aquella ideología que pretenden defender".

Todavía en tono político, la autora destacó que al debate sobre la memoria histórica sería "más justo" ubicarlo en torno a la "memoria colectiva", ya que se trata de "una proyección natural como resultado de la suma de infinidad de memorias individuales".

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Muere Jaime Ortí, expresidente del Valencia
    2. Christian Gálvez interrumpe 'Pasapalabra' y manda un mensaje inesperado
    3. Nuria de Gispert pone en la diana a la hija de Rivera, de 6 años
    4. 235 muertos en un atentado en una mezquita en Egipto
    5. El exprimer ministro belga Di Rupo deja en ridículo al eurodiputado independentista Tremosa
    0
    comentarios

    Servicios