Menú

¿Hubo decenas de miles de presos trabajando en el Valle de los Caídos?

Como en tantas cosas, la historia oficial sobre el Valle está llena de mentiras que distorsionan la percepción, ya de por sí compleja, que tenemos de él.

0

Por suerte o por desgracia el Valle de los Caídos no va a dejar nunca de ser parte de nuestra historia, como tampoco parece que vaya a dejar, al menos por ahora, de ser un lugar controvertido. Sin ir más lejos, este fin de semana hemos vivido un nuevo capítulo en la aventura de este monumento, cerrado para los turistas por órdenes del Ministerio de la Presidencia por razones que cada vez resulta más difícil explicar pero más fáciles de entender.

Sin embargo, más allá de los sentimientos que el lugar despierte en cada uno de nosotros, hay verdades históricas sobre el monumento que están llegando a la sociedad de forma completamente distorsionada, cuando no interesadamente falseadas.

Libertad Digital ha tenido acceso a la más que abundante documentación que ha reunido la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos (ADVC) y con la colaboración de su presidente, Pablo Linares, vamos a tratar de desentrañar qué hay de cierto en alguno de los mitos que rodean a este lugar o, mejor dicho, el tamaño de las mentiras que se nos cuentan y que, por desgracia, la mayor parte de la gente tiene por verdades ciertas.

¿Hubo decenas miles de presos en trabajos forzados?

La primera gran mentira alrededor del Valle que se nos ha contado es que la monumental obra se debe al esfuerzo de gigantescos batallones de presos políticos que realizaron trabajos forzados en el lugar.

Una cifra habitual de prisioneros de la que se habla es de unos 20.000, y en boca de tertulianos poco amigos de la verdad pueden llegar a oírse números tan disparatados como la de 200.000 presos políticos trabajando en el monumento.

La realidad es muy distinta: en primer lugar en el Valle de los Caídos trabajaron tanto presos como obreros libres, compartiendo condiciones de trabajo muy similares, aunque por motivos obvios las labores que realizan unos y otros eran diferentes: los prisioneros solían estar dedicados a tareas que requerían un nivel menor de especialización y, por tanto, más duras.

Y, en segundo lugar, la cifra de presos que pasaron por el Valle es mucho más baja de lo que se cree: en los ocho años en los que hubo reclusos trabajando en el lugar (la construcción se prolongó durante 19) apenas 2.000 presidiarios pasaron por el lugar.

Esta cifra surge de los análisis y los recuentos realizados por la ADVC a partir de los listados de obreros, con nombres y apellidos, que las empresas pasaban a la Comisión de Obras para calcular las raciones de comida que ésta debía suministrarles. Aquí podemos ver un extracto de uno de esos listados.

Quizá todavía resulte más llamativo saber que sólo había varios cientos de ellos trabajando de forma simultánea en el monumento: el año en el que más presos participaron en la construcción fue el 48 y la cifra era de 770.

De hecho, mientras que algunas fuentes como el libro Esclavos por la Patria de Isaías Lafuente habla de 20.000 presos políticos implicados en la construcción del Valle, la realidad es que esa cifra no se alcanzó ni siquiera sumando todos los que participaron en ella: obreros libres, presos políticos y presos comunes.

Presos políticos sí, pero también comunes

Otra mentira habitual es considerar que todos los presos que trabajaron en el Valle estaban en la cárcel por delitos políticos. La realidad es que había tanto presos políticos como comunes, e incluso es muy difícil aventurar cuál era el porcentaje de unos y otros, ya que para ubicarlos en uno de los dos colectivos hay que repasar los expedientes judiciales de cada caso de forma individualizada.

Y esto, teniendo en cuenta de que se trata de 2.000 expedientes es "una tarea de órdago" según Pablo Linares, que está ya realizándola y que espera poder completar en los próximos meses.

Eso sí, en ningún caso estamos negando que en la construcción del Valle participaron presos políticos, de hecho hay incluso anécdotas como el hecho de que uno de ellos era Juan Tellerías de Buroaga, sobrino de Juan de Tellería, uno de los autores del Cara al sol.

¿Y las condiciones de trabajo?

Por supuesto, trabajar en el Valle de los Caídos no era estar en un resort vacacional en el Caribe, pero quizá tampoco era el infierno del que se nos habla. De hecho, presos de toda España solicitaban por los más variados conductos ser trasladados al Valle. No pocos de ellos pedían por carta, por ejemplo, que su familia convenciese al alcalde o al párroco del pueblo para que intercediese por ellos; todavía hoy se conservan varias de estas cartas.

Había varias razones pero la principal de ellas era que trabajar en el Valle daba la posibilidad de redimir condenas de una forma excepcionalmente rápida: según el comportamiento del recluso, la tarea realizada y el delito por el que hubiese sido condenado, se podían redimir hasta 6 días de condena por cada día trabajado, aunque lo más habitual eran redenciones de dos (lo marcado por la ley como estándar) o de tres días.

Por otro lado, según algunos testimonios como el de Miguel Rodríguez Gutiérrez, el último preso que trabajó en el Valle y que escribió sus memorias, el régimen alimenticio era sustancialmente mejor que el habitual en las cárceles españolas, entre otras razones porque el primer arquitecto del conjunto, Pedro Muguruza, lo había establecido así para que los trabajadores pudiesen realizar sin problemas las duras tareas que se les encomendaban.

Aquí podemos ver unos documentos originales en el que especifica el régimen alimenticio diseñado para los obreros que construían el Valle.

Es más, en estas disposiciones se estipulaban también las raciones que debían percibir las familias de los presos, a las que se permitía vivir en las cercanías y que incluso podían pasar temporadas con los condenados.

La situación de los presos y de los presos políticos es una de las grandes mentiras sobre el Valle de los Caídos que han triunfado y son hoy en día vox pópuli. Mañana en Libertad Digital hablaremos de la segunda de ellas: el número de obreros que murieron durante las obras.

Lea el primer capítulo de esta serie: ¿Hubo decenas de miles de presos trabajando en el Valle de los Caídos?

Lea el segundo capítulo de esta serie: ¿Morían en masa los obreros del Valle de los Caídos?

 

Lea el tercer capítulo de esta serie¿Construyó Franco el Valle de los Caídos como tumba monumental para sí mismo?

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Iglesias anuncia para 2018 una ley de Cambio Climático que "acabará" con los escépticos
    2. Hernando se derrite por agradar a Wyoming y baila con Irene Montero
    3. Ciudadanos aumenta su ventaja como ganador de las elecciones en la última encuesta
    4. Detenido el presunto asesino de dos guardias civiles y su acompañante en Teruel
    5. El amargo gesto que evidencia la mala relación entre Bustamante y Echevarría
    0
    comentarios
    Acceda a los 28 comentarios guardados

    Servicios