Sociedad
Noticias y opinión en la red

Legisladores alemanes quieren prohibir el "Kinder Sorpresa"

El parlamento alemán podría aprobar una iniciativa de ley enviada por las comisiones de salud y asuntos relacionados con la infancia que obliga a las empresas del ramo a separar alimentos y juguetes en los productos dirigidos a los niños. La normativa estaría dirigida contra el "Huevo Kinder Sorpresa", muy popular en Alemania desde hace décadas. Miriam Grub, una de las legisladoras que apoyan la iniciativa, asegura que "los niños no distinguen entre juguetes y productos alimenticios".

LD (Agencias) Las comisiones parlamentarias de la Cámara Baja del Parlamento de Alemania (Bundestag) encargadas de asuntos de la infancia y de salud presentarán ante el pleno una iniciativa de ley para que las compañías se vean obligadas a separar alimentos y juguetes en los productos dirigidos a los niños que se venden en todo el país. La normativa estaría dirigida contra el famoso "Kinder Sorpresa".
 
De acuerdo con el periódico alemán Bild, los legisladores de las comisiones han encontrado muy peligroso que las compañías del sector mezclen en sus productos comida y juguetes en una misma presentación. Según fuentes parlamentarias, la normativa podría aprobarse a pesar de que, según varios medios de comunicación, en Europa no se tiene documentado ningún caso de asfixia o intoxicación.
 
De acuerdo con El Mundo, tras conocerse la noticia, una portavoz en Alemania de la compañía italiana "Ferrero", creadora en 1974 del famoso "huevo" "Kinder Sorpresa" –muy popular en Alemania–, afirmó que "no existe ningún conocimiento probado de que con la combinación de alimentos y juguetes se produzca un alto peligro". En EEUU, una ley aprobada en 1938 prohíbe la inserción de objetos "no nutritivos" en alimentos.
 
La diputada del Partido Liberal (FDP) Miriam Grub declaró al periódico Welt que "los niños no pueden establecer la diferencia entre juguetes y productos alimenticios". De hecho, los parlamentarios alemanes ignoran la directiva 378 de la Unión Europea, aprobada en 1988, que no encontraba peligroso al "Kinder Sorpresa" y autorizaba su comercialización siempre que el juguete viniera encerrado en una cápsula.
 
La portavoz de "Ferrero" en Alemania recordaba que su empresa separa los productos de plástico y el alimento encerrando alguna de sus 150 sorpresas en una "cápsula amarilla" dentro de veinte gramos de chocolate con leche.
"

En Sociedad