Menú

Los favores de Sistach a CiU

Mas ha vencido en Cataluña y CiU volverá siete años después al poder. Decenas de miembros del partido tuvieron que buscarse la vida y el cardenal Sistach acogió con gusto a varios de ellos. Ahora están en todo el organigrama diocesano. ¿Le pagará Mas al arzobispo los favores realizados estos años?

0

La victoria de CiU en Cataluña vuelve a poner las cosas en su cauce tras un periplo de ocho años capitaneado por el tripartito formado por PSC, ICV y ERC. El cambio de gobierno provocó que decenas de miembros de CiU tuvieran que dejar la administración pública tras décadas en el poder. Y muchos de ellos encontraron un hueco en el Arzobispado de Barcelona, al auspicio de Martínez Sistach.

El tripartito se formó a finales de diciembre de 2003 y Sistach fue nombrado arzobispo de Barcelona en junio de 2004. Muchos de los miembros de CiU encontraron acomodo en la empresa privada, pero algunos de ellos encontraron un buen cobijo al amparo de la iglesia barcelonesa, tal y como recoge la web Germinans, formada por sacerdotes críticos con el arzobispo catalán.

Desde su llegada, Martínez Sistach se fue rodeando de hombres de un perfil nacionalista, fueran sacerdotes o laicos, lo que ha ido empeorando aún más la ya maltrecha situación de la Iglesia en Cataluña. Estos miembros proceden del pujolismo y se mostraban favorables a una iglesia nacional catalana. Ahora una vez que CiU vuelva al poder habrá que esperar a ver si Mas premia a Sistach por cobijar a su gente durante todos estos años.

Mención especial merece el sacerdote Enric Puig, muy cercano a Martínez Sistach. El actual jesuita fue un alto cargo de la Generalidad en los años 80 cuando de 1980 a 1989 dirigió la Dirección General de la Juventud. Actualmente es el secretario general de la Fundación Escola Cristiana de Catalunya, un auténtico lobby que alberga a 264.000 alumnos de colegios religiosos, muchos de ellos caracterizados por obviar la doctrina católica. Como premio el cardenal le nombró coordinador de la visita del Papa a la ciudad condal.

Otro de estos ejemplos es Ignasi García Clavel. Fue director general de Servicios Penitenciarios de la Generalidad entre 1990 y 1999 así como gerente del Instituto de Servicios a la Juventud (1985-1999). Además fue secretario de Asuntos Religiosos del Ejecutivo catalán desde el 2000 hasta la salida de CiU del poder. Bajo la protección de Sistach, ahora preside la Fundación de Escuelas Parroquiales del Arzobispado, que posee un patrimonio anual de casi 20 millones de euros y que tiene más de 600 empleados.

Un caso similar es el de Joan Rigol. Mítico político nacionalista y miembro de UDC, fue diputado y senador, además de consejero catalán desde 1980. Fue el presidente del Parlamento autonómico en la última legislatura de CiU. Este doctor en Teología es ahora el presidente de la Fundación de la Sagrada Familia, también dependiente del Arzobispado, y que ha salido a la luz pública últimamente tras la última visita papal.

Un caso curioso es el de Eduard Subirá, que fue el jefe de protocolo de la Generalidad de Cataluña y que con Sistach pasó a ser el responsable de protocolo del Arzobispado barcelonés. Por su parte, el que fuera director general de Política Lingüística, Jordi Roige, fue elegido por el cardenal para ser el coordinador de comunicación de la visita de Benedicto XVI a Barcelona.

Josep Maria Cullell fue uno de los fundadores de Convergencia Democrática. Fue diputado, teniente alcalde de Barcelona, consejero de Obras Públicas de la Generalidad en dos etapas diferentes así como consejero de Economía. Ahora, es miembro del Consejo de Asuntos Económicos del Arzobispado.

Otro caso de nacionalista de CiU que se hizo sacerdote es el de Ignasi Torrent Portabella. Ordenado por Sistach a los 62 años fue director del Instituto catalán de Salud y del Instituto Catalán de Finanzas. Ahora es el administrador del Seminario Diocesano de Barcelona.

La vinculación de Josep María Turull con CiU también es bastante importante. Rector del Seminario de Barcelona, es el protegido de Sistach pese a sus fracasos como gestor del centro de formación sacerdotal, cada vez con menos seminaristas y superado ya por el recién creado Seminario de Terrasa. El arzobispo de Barcelona está intentando, y con muy poco éxito por cierto, colocar a su pupilo como obispo en alguna diócesis catalana. Pues Turull tenía a su hermano como secretario de Organización de CiU en Parets del Vallés, así como a un primo como diputado catalán.

Como rector no dudó en llevar al Seminario al ex presidente del Parlament, Joan Rigol, para que contase las bondades del estatuto catalán y así poder conseguir algunos votos a favor de un texto que choca en muchos puntos con la moral católica.

Por su parte, el escritor Albert Manent fue asesor de Jordi Pujol y ocupó distintos cargos importantes en la Generalidad. Ahora es un fijo en los medios de comunicación del Arzobispado y aparece frecuentemente con Sistach en conferencias. Algo similar ocurre con Agustí Gallart, que fue responsable de la dirección de la Radiodifusión, la televisión y las telecomunicaciones. Fue además el impulsor del Plan de Telecomunicaciones de la Generalidad. Fundó también la independentista asociación Sobirania i Justicia. Actualmente es el responsable de la agencia cristiana Flama.info, fundada por el anterior obispo auxiliar Carrera, ya fallecido y de reconocida adscripción convergente.

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La contestación borde de Julia Otero a la reina Sofía
    2. Arrimadas arremete contra Forcadell por excluir de las condecoraciones a Policía y Guardia Civil
    3. La Guardia Civil busca a una persona huida tras saltarse un control policial en Alicante
    4. Los puntos oscuros del doble atentado: Alcanar, el imán o el vacío a Policía y Guardia Civil
    5. Un juez evitó la expulsión del imán de Ripoll de España
    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios