Sociedad
Noticias y opinión en la red

Los GEO detienen en Tenerife a una banda de rumanos que intentaba secuestrar a un italiano

El Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía ha detenido a diez individuos, nueve rumanos y un español, cuando armados se disponían a secuestrar a un ciudadano italiano en Tenerife con el objeto de obtener una alta suma de dinero por el rescate. Los rumanos, considerados peligrosos delincuentes, se habían desplazado a Tenerife exclusivamente para practicar el secuestro, y eran ayudados por el español arrestado que les facilitaba información sobre la víctima. Los primeros datos sobre sus planes llegaron a través de la Embajada de Rumanía en Madrid, que trasladó datos de la Policía de ese país.

L D (Europa Press) Una operación del Cuerpo Nacional de Policía evitó en la noche del sábado al domingo pasados que una peligrosa banda compuesta por delincuentes rumanos secuestrase a un empresario italiano afincado en Tenerife.
 
Finalmente fueron detenidos nueve ciudadanos de esa nacionalidad, que ofrecieron una fuerte resistencia, y un español, y los investigadores no descartan que el fin último de los secuestradores fuera asesinar al empresario.
La investigación se originó por una información de la Policía rumana que trasladó a la española a través de su Embajada en Madrid. Según los agentes rumanos, la banda pretendía realizar el secuestro para obtener una fuerte suma de dinero, aunque posteriores investigaciones del Grupo de Secuestros y Extorsiones de la Policía española apuntan a que con el asesinato del empresario italiano los autores liberarían, por encargo, a una tercera persona de una fuerte deuda.
 
Todos con antecedentes
  
Los agentes españoles montaron un dispositivo que les permitió comprobar 'in situ' como el jefe de la banda, Ioan M., aterrizaba el 15 de enero pasado por la mañana en el aeropuerto Norte de Tenerife. Al mismo tiempo, en distintos hoteles  y pensiones de la isla se alojaban ya los otros miembros de la banda, utilizando pasaportes checos para no ser detectados. A pesar de ello, los investigadores lograron identificar a la mayoría y comprobaron que casi todos tenían antecedentes por asaltos a viviendas. Todos eran conocidos por la Policía Rumana por pertenecer al mismo grupo criminal.
  
Una vez identificados y controlados en los diferentes hoteles y pensiones que ocupaban, repartidos por Santa Cruz y La Laguna, se observó como alquilaban varios vehículos, compraban guantes, pasamontañas, cuerdas, cinta de embalar y tenazas, lo que indicaba que el asalto era inminente. Los movimientos y las medidas que adoptaban para detectar la presencia policial hacían muy difícil su seguimiento.
 
Intervención de los GEO
  
La noche del sábado se observó que los individuos se habían cambiado de ropa, vistiéndose de negro, y recibían información de los movimientos de la víctima. El Grupo de Secuestros no tenía ya duda de la peligrosidad y los planes de la banda, por lo que se avisó al Grupo Especial de Operaciones (GEO), que viajó desde su sede central en Guadalajara para participar en la operación.
  
Sobre las 00:30 horas del domingo 21 de enero, se localizaron dos coches que habían alquilado los presuntos secuestradores en las inmediaciones de un domicilio, en Los Realejos, y se observó cómo contactaban con un español que les informó de los últimos movimientos de la familia.
 
Los asaltantes accedieron al interior del domicilio, donde se encontraban la mujer y el hijo del empresario italiano, iniciándose la actuación de los GEO. Los agentes consiguieron detener a parte de los asaltantes, interceptando uno de los vehículos que intentaba huir del lugar.
  
El otro coche se dió a la fuga realizando una maniobra muy peligrosa. Los delincuentes abandonaron después este vehículo y tomaron un taxi en la localidad de Tacoronte, que los acercó al hotel donde aún tenían sus pertenencias. En la huida avisaron al resto de los componentes del grupo, incluido al inductor del secuestro.
 
Secuestrador herido
  
Inmediatamente, se detuvo a otros tres ciudadanos rumanos más en el interior de la pensión donde se alojaban. Uno de los policías tuvo que efectuar un disparo que alcanzó en el hombro a uno de los de detenidos cuando pretendía coger un cuchillo como respuesta a la intervención policial. La herida de bala resultó con orificio de entrada y salida y, tras la atención médica, fue ingresado en los calabozos una hora más tarde.
  
El resto de las detenciones se produjeron en las inmediaciones de dos hoteles de Santa Cruz de Tenerife, entre las 02:00 y las 04:00 de la madrugada.  Uno de los detenidos rompió con la cabeza los cristales de la habitación del hotel oponiendo una gran resistencia a su arresto.
  
Una vez aprehendido el grupo completo de asaltantes, compuesto por 9 individuos, los esfuerzos de la investigación se centraron en el esclarecimiento completo de los hechos. Para ello, el enlace de la embajada de Rumanía en España se ha desplazó a Tenerife para colaborar con los investigadores españoles.
 
Antiguo socio
  
Tras las declaración de la víctima y su familia, se ha identificado al español que pasaba la información de los movimientos de la familia, Jesús Miguel S.G., de cuarenta y cuatro años, con antecedentes policiales y antiguo socio del objetivo. Esta persona también ha sido detenida.
  
La víctima tenía varios negocios en la isla y una de las líneas de la investigación es que había prestado una gran cantidad de dinero a un tercero. El impago de esta deuda puede haber motivado la acción criminal, no descartándose que su fin último fuese el asesinato.
  
Una vez reseñados estos individuos se ha comprobado que tienen búsquedas en vigor tanto policiales como judiciales por asaltos a vivienda y otros delitos por juzgados y plantillas policiales diseminadas por toda España. La investigación continua abierta y ha estado judicializada por el Juzgado de Instrucción número 5 de los de Tenerife.

En Sociedad

    Lo más popular