Sociedad
Noticias y opinión en la red
TRAS LAS CRÍTICAS A SU REALIZACIÓN PARA TVE

Montemayor dice que "la boda fue fría en sí" porque "hubo mucha contención por parte de los novios"

El responsable de la retransmisión de la boda del Príncipe Felipe con Letizia Ortiz, Javier Montemayor, se ha defendido de las críticas recibidas achacando a la actitud de los contrayentes el resultado de su trabajo. "La ceremonia fue fría en sí porque hubo también mucha contención por parte de los novios", ha dicho. En cuanto a los fallos de sonido durante el discurso del Príncipe, Montemayor ha dicho la emisión del brindis no estaba prevista.

(Libertad Digital) En declaraciones a RNE, Montemayor ha dicho que “estoy contento del trabajo realizado. Dije que no habría florituras, porque hay cosas que no se pueden hacer. Me hubiera gustado que la ceremonia hubiera sido un poco más caliente en todos los sentidos. Hay que reflejar los detalles que ocurren, pero no se pueden inventar. Si no hay una lágrima, no hay una lágrima; si no hay un beso, no hay un beso; y si hay contención, pues hay contención”.
 
"Se están diciendo cosas sin ningún fundamento. No voy a entrar en batallas ni en guerras absurdas porque me siento muy cómodo, muy a gusto con mi trabajo y con el de todo el equipo de TVE". Desde el primer momento "dijo que iba a ser continuista con referencia a las bodas anteriores, sobria y elegante", ha afirmado Montemayor.
 
El realizador aseguró que “encaja” las críticas "porque soy un defensor de la libertad de expresión y como periodista que soy", pero que no comparte algunos de los reproches, como la falta de imágenes de la comunión o la carencia de planos de los invitados. Sobre la comunión, Montemayor se excusó en que ese momento sólo se vio en la boda de la infanta Elena con Jaime de Marichalar y en la de la infanta Cristina con Iñaki Urdangarín ya se suprimió. "Se está criticando a TVE y a mí en concreto la decisión de no dar la comunión, y Pilar Miró tampoco la dio en Barcelona. La comunión la di con el mismo plano que Pilar, con un plano de espaldas en plano general" y consideró que "la comunión es un acto voluntario en el que no puedes enseñar quien comulga y quien no". En el Vaticano, agregó, "ya no se ve comulgar desde hace muchos años nada más que al Papa y en planos generales cómo se da la comunión, que es lo que yo hice".
 
Pilar Miró "era directora de cine y yo no lo soy"
 
Dijo que ha seguido "al pie de la letra" lo que habló en su día con Pilar Miró, con quién no se quiso comparar "porque sería absurdo, era una directora de cine y yo no lo soy. Yo soy un profesional de TVE y lo que he intentado es hacer un trabajo de una manera continuista, con una sobriedad, pero esa sobriedad te la da el propio espectáculo. Es decir, la ceremonia fue fría en sí porque hubo mucha contención por parte de los novios", opinó.

Sobre la falta de planos de los invitados, Montemayor negó este extremo y dijo que “yo me la jugué en la homilía y puse planos de los invitados” y subrayó que en las bodas de la infantas no se emitieron planos de los invitados durante la ceremonia.
 
Por otra parte, la revista Época se sumó este lunes a las críticas y considera que “las imágenes ofrecidas del interior del templo a través de la señal institucional de Televisión Española no fueron todo lo afortunadas que cabía esperar”. Al parecer, la Casa Real exigió una realización a tono con la solemnidad del acontecimiento, “pero, en esta ocasión, el exceso de celo del responsable, Javier Montemayor, privó a los telespectadores de numerosas imágenes de interés –ni hubo primeros planos de destacados miembros de la familia de Letizia, ni se vieron las divertidas escenas protagonizadas por los pajes-. La retransmisión falló hasta el punto de que se llegaron a ofrecer planos absurdos en momentos cumbres de la ceremonia, como la comunión”.

La emisión de los brindis no estaba prevista

RTVE explicó este lunes mediante una nota a la Agencia Efe que la Casa Real no había previsto ni había encargado la emisión de los brindis tras la comida ofrecida a los invitados tras la ceremonia de la boda, lo que explica el deficiente sonido. Ante la críticas realizadas por diferentes medios de comunicación sobre la captación de imagen y sonido de los brindis, RTVE aclara que fue encargada de la producción y emisión de la señal institucional desde la llegada de los invitados a la Catedral hasta el saludo desde el balcón de los recién casados y la captación de "fotos de familia".

No obstante, señala la nota, responsables de la Casa del Rey solicitaron del equipo de reporteros gráficos de TVE que se encontraba en Palacio si podría realizar una grabación de los brindis, con el único objetivo de servir de recuerdo de dicho momento a la Familia Real. "Esa grabación no estaba prevista, ni inicialmente autorizada, y el sonido no podía ser captado directamente de forma cercana, ni en conexión con el sistema de megafonía, que tampoco había sido instalado por RTVE", señala el comunicado.

Afirma también que, a posteriori, responsables de la Casa del Rey y de RTVE decidieron facilitar a los medios dicha grabación, pese a las conocidas deficiencias técnicas de la misma, principalmente sonido, deficiencias derivadas de la que misma no estaba prevista ni había sido encargada "y, por tanto, no se había dispuesto de los mínimos medios técnicos para poder llevar a cabo una adecuada grabación con niveles de calidad profesional".

Lo más popular