Sociedad
Noticias y opinión en la red
EL ASESINO HUYÓ

Muere tiroteado en Barcelona el director del Centro de Convenciones

El director del Centro Internacional de Convenciones de Barcelona (CCIB), Félix Martínez Touriño, de 36 años, ha muerto tiroteado en plena calle de la capital catalana, donde ha recibido un único disparo en la cabeza, de un hombre que iba con la cara tapada y que se ha dado a la fuga.

L D (EFE) Los hechos han ocurrido a las 08.15 de la mañana, cuando Martínez Touriño, que iba trajeado y llevaba un portafolios y un maletín de viaje pequeño, se encontraba en la confluencia de las calles Travessera de Gràcia y Santaló, en la zona alta de la capital catalana.

Un hombre alto y de complexión fuerte le ha disparado, sin mediar palabra, un solo tiro mortal en la cabeza y después ha huido corriendo por la calle Casanova, sin llevarse ningún efecto personal de la víctima.

El homicida, que según varios testigos presenciales llevaba un chaquetón oscuro y la cara tapada, al parecer con un gorro y una bufanda, se ha deshecho de la pistola en un contenedor de escombros cercano y se ha descubierto mientras huía corriendo, a la altura de la calle Muntaner.

Efectivos de los Mossos d'Esquadra, la Guardia Urbana y los servicios de emergencias han acudido rápidamente al lugar de los hechos, alertados por la llamada de un vecino a la policía local, aunque cuando han llegado ya han encontrado muerto al empresario hotelero, que estaba tendido en medio de la calle.

Según los Mossos d'Esquadra, la prueba dactilar practicada al cadáver ha confirmado que la víctima mortal es Martínez Touriño, un empresario hotelero que en abril pasado fue nombrado director general de GL Events CCIB SL, una empresa privada que se encarga de gestionar el Centro Internacional de Convenciones de Barcelona, en la zona Fórum, por concesión municipal.

Además, según fuentes empresariales, Martínez Touriño ha estado vinculado en los últimos años a la cadena AC Hoteles, ya que ha dirigido el hotel AC Front Marítim y el AC Barcelona, ambos en la capital catalana.

Algunos vecinos han asegurado que Martínez Touriño acababa de salir de un hotel cercano, el "Zenit", antes de ser tiroteado, aunque este establecimiento ha negado este extremo.

Los Mossos d'Esquadra mantienen abiertas todas las hipótesis para tratar de esclarecer el móvil del crimen, que ha ocurrido en un momento en el que por esta calle, situada en la zona alta de Barcelona, circulaban numerosas personas.

Los agentes han tomado declaración a muchos de los testigos del crimen y han rastreado la zona en busca de pistas que les puedan llevar a la identificación del autor del crimen.

Por ejemplo, uno de los camareros del bar "Michigan", situado en la esquina de Travessera de Gràcia con Casanova, ha contado que, tras oír el disparo, ha visto pasar desde la ventana del bar a un hombre corriendo, con la cara tapada y un chaquetón oscuro, que se iba desprendiendo en su carrera de prendas e incluso de la pistola.

Lo más popular