Sociedad
Noticias y opinión en la red
"NO HAY QUE TENERLE MIEDO"

Rajoy se suma a Aguirre y apuesta por la cadena perpetua revisable

Bajo la premisa de que "debatir no es malo", Rajoy ha formalizado la apuesta del PP por reformar la Constitución a favor de la "cadena perpetua revisable". "Existe en otros países para determinados delitos, no hay porqué tenerle miedo", ha argumentado. Aguirre fue la primera en proponerlo.

Rajoy y Aguirre se saludan | Archivo

El Partido Popular abre un nuevo debate nacional consciente del malestar ciudadano ante los flagrantes fallos en materia de Justicia. Considera el principal partido de la oposición que la Ley del Menor falla y que es necesaria su reforma. En este sentido, Esperanza Aguirre se postuló el lunes a favor de la "cadena perpetua revisable" que permita estudiar al cabo de los años la capacidad de "arrepentimiento" o "reinserción del delincuente".

Una opinión personal que hoy ha sido avalada por su jefe de filas. En presencia de la propia presidenta regional y de Alberto Ruiz Gallardón entre otros muchos dirigentes del PP, Mariano Rajoy ha abogado por este modelo, "algo que existe en otros países para determinados delitos" y que "no hay que tenerle miedo".

"Debatir no es malo", ha sentenciado el líder de los populares, que ha cosechado el aplauso generalizado del auditorio.

Fue Javier Arenas quién abrió la caja de pandora el pasado domingo, cuando se cumplía un año de la desaparición de Marta del Castillo. En declaraciones a los periodistas, el vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP anunció que su partido volverá a presentar en el Parlamento andaluz una iniciativa para que se apruebe el cumplimiento íntegro de las penas en el caso de determinados delitos, "de forma muy especial los que tienen que ver con los menores y las personas indefensas".

En este sentido, pidió que "el tema de la cadena perpetua se abordara sin complejos por la clase política".

Una postura que no comparte el Gobierno socialista, que ya ha mostrado sus reticencias. El ministro del ramo, Francisco Caamaño, se ha apresurado a decir que la cadena perpetua tiene "difícil encaje constitucional" y apuntó a que el Código Penal español es "muy riguroso".

El titular de Justicia señaló que nuestro Ordenamiento contempla el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas "y por tanto aquí las penas privativas de libertad duran mucho más que en otros países que, nominalmente, tienen la denominada cadena perpetua, que en el fondo nunca es más de quince o como mucho veinte años". Extremo que niegan los populares, que ponen como ejemplo los últimos casos de consternación nacional.

Acceda a los 12 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular