Sociedad
Noticias y opinión en la red
DENUNCIA DE LOS DEPORTISTAS HABITUALES

Trato de favor a Leonardo Chaves en las instalaciones deportivas públicas de Sevilla

Leonardo Chaves, hermano de Manuel Chaves, vicepresidente tercero y ex presidente de la Junta, logra vestuarios para uso exclusivo después de practicar actividades deportivas en el recinto público de La Cartuja de Sevilla. Mientras tanto, el resto de deportistas utiliza instalaciones insalubres.

Eso es lo que han denunciado los deportistas que asistieron atónitos al disfrute exclusivo de un vestuario el pasado lunes 20 de septiembre hacia las diez de la noche, a pesar de que todos los demás deportistas tuvieron que utilizar el común, que no es precisamente de lujo. Resulta que Leonardo Chaves dirigió las instalaciones deportivas hasta el año pasado y que o tiene llaves o alguien se las da.

Leonardo Chaves, actual director general del equipo de baloncesto Cajasol, suele jugar al golf y al pádel y el día 20 logró que se cerrara un vestuario para su uso exclusivo, tras jugar un partido de pádel. Los atletas consideraron «algo insólito que el vestuario número 4 se pusiera «a disposición de un deportista que entregó la llave en mano» a un trabajador de la instalación cuando terminó.

Al parecer, a los atletas masculinos se les obliga a usar el vestuario 6 que está en condiciones de "insalubridad y precariedad" por lo que se ha presentado una reclamación en las instalaciones y «se trasladará a las instituciones competentes para que no se sigan produciendo tratos de favor y discriminatorios», dice la denuncia y cuenta Europa Press.

En efecto, atletas y triatletas han denunciado ante la Delegación provincial de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía deficiencias e irregularidades en la gestión de las Instalaciones Deportivas de Cartuja, ubicadas entre el Estadio Olímpico y el Parque del Alamillo.

Así, ponen de manifiesto el "cierre arbitrario de las instalaciones durante un mes en el periodo estival y la negativa a permitir el acceso al gimnasio a atletas y triatletas durante la segunda quincena de agosto, hecho que constituye un incumplimiento del convenio que tiene suscrito la Federación Andaluza de Atletismo con la consejería".

Además, aseguran que esto "ha ocasionado perjuicios a los deportistas en general en sus planes de entrenamiento", al igual que el hecho de que "sin aviso previo se cambian los horarios de los gimnasios, de un día para otro". Y señalan que "los materiales que se utilizan en los entrenamientos son insuficientes, está deteriorado –aún conservan la publicidad impresa de la Expo'92– y tiene que ser suplido de modo deficitario por los propios entrenadores".

"Durante los meses de invierno y verano nos duchamos con agua fría o caliente, precisamente en la estación menos propicia para ello y en contra de lo que necesitamos, ya que nos arriesgamos a enfriarnos en invierno y en verano a no poder utilizar con regularidad las instalaciones", critican los deportistas, quienes añaden que "se producen hacinamientos en vestuarios con deportistas de diferentes disciplinas, mientras dejan sin uso otros vestuarios, a decisión discrecional de la dirección".

Asimismo, según el texto de la denuncia, hay "taquillas oxidadas con filos cortantes, que han ocasionado alguna lesión a los usuarios" y apuntan que "también se han producido robos por el deterioro sufrido por estas taquillas que no son repuestas ni arregladas", además de que "el suelo de plástico no se levanta para desinfectarlo y está mugriento, en algunos sitios levantado con el consiguiente riesgo para la integridad física, provocando caídas, golpes en los pies, esguinces u otras lesiones".

Continúa Europa Press exponiendo la nota en la que "el personal de las instalaciones, sobre todo, y también entrenadores, fuman en el interior de las instalaciones y accesos a las pistas de atletismo, en presencia de atletas menores de edad", al tiempo que recuerdan las reivindicaciones no resueltas de triatletas –habilitar un espacio para las bicicletas– y lanzadores de peso –un espacio para practicar el lanzamiento–.

También critican que se les ha informado del establecimiento de una cuota extraordinaria de 40 euros anuales que se suma a la tasa de entrada y la licencia federativa, cantidad que aseguran que no van a abonar. "En la situación precaria en que nos encontramos los deportistas seguir sumando cuotas a nuestra práctica deportiva sólo hace dificultar el acceso a unas instalaciones públicas que ya pagamos con nuestros impuestos directos e indirectos", lamentan.

Con este mismo fin, atletas y triatletas también han iniciado una campaña de recogida de firmas, en la que han recogido ya más de 80, y esta tarde de lunes se reúne la II Asamblea de Atletas para concretar las acciones a seguir ante tal situación y establecer un calendario.

Trato de favor para Leonardo Chaves

Los atletas han relatado que el pasado lunes día 20, sobre las 21,45 horas, tuvo lugar "algo insólito, el vestuario 4 se ponía a disposición de un deportista que entregó la llave en mano una vez el mismo cerraba la puerta a un personal de la instalación".

"Le preguntamos por el uso de este servicio, contestó que se trataba de una orden que había recibido y ante la insistencia, porque la cara de esta persona nos parecía conocida, nos confirmó que se trataba de Leonardo Chaves, hermano del ex presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y ex director de Instalaciones de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte.

Para estos deportistas, "este hecho constituye un delito de discriminación en el uso y disfrute de una instalación pública y contraviene los derechos fundamentales de cualquier persona a ser tratado en igualdad de condiciones".

Asimismo, agrega que "a los hombres siempre les obligan a utilizar el vestuario 6, que puede atestiguarse mediante imágenes que está en condiciones de insalubridad y precariedad", hecho por el cual "se ha presentado una reclamación en las instalaciones y se trasladará a las instituciones competentes, para que no se sigan produciendo tratos de favor y discriminatorios".

Leonardo Chaves y los escándalos

Leonardo Chaves fue uno de los protagonistas del escándalo de Climo Cubierta, la empresa asesorada por otro hermano del ex presidente Chaves que llegó a recibir adjudicaciones sin concurso firmadas de su puño y letra por el mismo director general, quien debería haberse inhibido del procedimiento según la ley de incompatibilidades. Pero como su hermano Manuel en relación con su hija Paula en el caso Matsa, tampoco lo hizo.

Ocupó la Dirección General de Tecnología e Infraestructuras Deportivas, dependiente de la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes desde 2004 hasta el año pasado, cuando el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, la suprimió.

Ya en 1988 protagonizó un sonoro escándalo en la Diputación de Sevilla por dar trato de favor a empresas amigas siendo cargo de libre designación.

Acceda a los 7 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular