Menú

Andalucía

A Pablo Iglesias se le complica Andalucía con Íñigo Errejón al fondo

Podemos debe decidir si permite o no a Teresa Rodríguez que Adelante Andalucía sea la marca electoral.

0
Podemos debe decidir si permite o no a Teresa Rodríguez que Adelante Andalucía sea la marca electoral.
Iglesias, Montero y Errejón en el acto de Podemos | EFE

Adelante Andalucía es una marca que aúna fundamentalmente a los militantes de Podemos Andalucía liderados por Teresa Rodríguez y a los militantes de Izquierda Unida. Aunque la coalición gestada de esa forma no obtuvo réditos electorales perdiendo votos y diputados en las pasadas elecciones de 2018, la marca se ha consolidado en los medios de comunicación.

Por ello, tanto Teresa Rodríguez como el nuevo líder andaluz de IU, Toni Valero, que sustituyó en junio de este año a Antonio Maíllo tras su dimisión, parecían dispuestos a insistir en la coalición en las próximas elecciones del 10 de noviembre. Pero hace unos días, Valero dijo que la propuesta no había sido tratada en sus órganos de decisión y que más siglas podían confundir al electorado de la izquierda.

Precisamente este martes se celebrará una reunión de todas las formaciones que hasta ahora integraban Adelante Andalucía, que son IULV-CA y los partidos andalucistas Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza, además de Podemos Andalucía, para abordar la decisión de si se sigue adelante o se vuelva atrás en cuanto a marca electoral de referencia.

El responsable de la Secretaría Política y de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, confirmó este lunes que la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha trasladado al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la intención de concurrir a las elecciones generales de noviembre bajo la marca Adelante Andalucía.

Ganfornina ha añadido que no tienen la "desautorización de nadie" y que "nosotros defendemos que lo que se haga en Andalucía deben decidirlo los andaluces y no desde Madrid", si bien manifestó su respeto por la posibilidad de que Izquierda Unida no viaje en ese tren electoral, a pesar de haberla impulsado en las elecciones andaluzas de 2018.

IULV-CA no sea partidario de acudir a las elecciones generales con la papeleta Adelante Andalucía, ha indicado que son "profundamente respetuosos" con la posición de esa formación.

Pérez Ganfornina ha respondido a Izquierda Unida que lo que lía a los votantes son un conjunto de papeletas separadas y dispersas. "Desde Podemos tenemos muy claro que si es por nosotros no vamos a liar a la ciudadanía con varias papeletas, sino que el conjunto de actores que defienden un proyecto progresista esté bajo el mismo paraguas y nosotros pensamos que es Adelante Andalucía", ha dicho.

Errejón emerge en Andalucía

Más que nada desde este lunes cuando se supo que la formación izquierdista valenciana Compromís se sumaba a la opción que representa Íñigo Errejón frente al Podemos de Pablo Iglesias. Las reglas deductivas simples concluyen que Errejón no es plato de gusto para Teresa Rodríguez que acabó con el poder de sus partidarios hace años y que sostiene posiciones mucho más a la izquierda que el ahora cabeza visible de Más Madrid.

De momento, este lunes, Pérez Ganfornina sólo acertó a decir que esperan que Errejón explica con claridad cuáles son sus planes. Si se diera el caso de que vaya a presentarse en Andalucía, además de en Madrid y Valencia y otras circunscripciones, le pedirán que se integre en Adelante Andalucía, pero no se contempla que haya acuerdos explícitos entre Errejón y Teresa Rodríguez porque "aspiramos a que los candidatos de Andalucía no los decida ni Íñigo ni nadie en Madrid, sino que se decidan en Andalucía", terminó.

Hasta el momento, los partidarios más destacados de Errejón en Andalucía, tanto la senadora Esperanza Gómez como Sergio Pascual, ex responsable nacional de Organización de Podemos en los primeros tiempos, se han decantado por el sostenimiento de la marca Adelante Andalucía, pero se conoce que el partido de Errejón podría conquistar algún escaño en las provincias de Sevilla y Málaga.

Todo dependerá de las auténticas intenciones de Íñigo Errejón. Si lo que pretende es debilitar al Podemos intransigente de Pablo Iglesias e Irene Montero para propiciar un acuerdo de gobierno con el PSOE tras el 10 de noviembre, no parece que estuviera dispuesto a participar en una coalición que lidera Teresa Rodríguez, símbolo de los que no quieren participar en gobiernos ni acuerdos con el PSOE.

De todos modos, Errejón deberá meditar asimismo si le conviene añadir a su ruptura con Pablo Iglesias otras rupturas. Otra cosa sería que Izquierda Unida virara desde el partido de Pablo Iglesias hacia el partido de Íñigo Errejón, como Compromís.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot