Menú

Andalucía

Caso Invercaria: tres presidentes procesados por ayudas presuntamente irregulares a una productora de cine

En uno de los casos que no instruye la juez Núñez Bolaños se ha procesado ya a tres expresidentes de la empresa pública andaluza Invercaria.

0

Invercaria es uno de los macrocasos de corrupción destapados durante la etapa socialista de gobierno en Andalucía y se refiere esencialmente a dinero público entregados por la Junta (Invercaria es una empresa pública de la administración andaluza) a empresarios sin mediar ni informes adecuados ni justificación. También es uno de estos grandes sumarios que no se sustancian en el juzgado de María Núñez Bolaños. Ahora, tres expresidentes de la sociedad van a ser procesados por la ayuda a la productora Kandor Graphics.

Ha sido el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, el que ha dictado auto de procedimiento abreviado contra los ex presidentes de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo, Laura Gómiz y Francisco Álvaro Julio, así como contra expresidente de la productora Kandor Graphics, Marcelino Almansa.

Curiosamente, subraya La Razón, el mismo juez archivó la misma causa en septiembre de 2017 al no ver indicios racionales de malversación ya que la película para la que se otorgó la ayuda se realizó y se emitió un informe de una entidad bancaria antes de conceder el préstamo.

Pero la Audiencia corrigió una vez más al juez Casillas anulando su decisión de archivo de actuaciones admitiendo la existencia de indicios de delito por la falta de justificación en la concesión de la ayuda y el magistrado, rectificando, ha procedido dictar su un auto de procedimiento abreviado.

Casi millón y medio de euros

A esta productora, que disponía de la inversión de una empresa del actor Antonio Banderas, le fueron concedidos por Invercaria préstamos por importe de casi millón y medios de euros (1.498.000 euros) tras recibir los cuales se declaró en concurso de acreedores.

En el auto, fechado el día 5 de septiembre, el juez Casillas, que excluye a otra persona por no haber tenido participación en los hechos, procesa a los cuatro investigados por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias, dando traslado de las diligencias a la Fiscalía y a las acusaciones particulares para que, en el plazo común de diez días, soliciten la apertura de juicio oral, formulando escrito de acusación o pidiendo el sobreseimiento de la causa.

Como ya es habitual en otras piezas separadas del caso Invercaria, el juez alude a "la existencia de irregularidades sobre el proyecto Kandor por falta de seguimiento del plan director, así como la mediación al respecto de otras numerosas irregularidades". Esto es, se confirman así, de nuevo, las denuncias efectuadas en su día por el técnico de Invercaria, Cristóbal Cantos, tras haber grabado conversaciones inculpatorias a la ex presidenta de Invercaria, Laura Gómiz.

"Ausencia de documentos"

En el caso de Kandor Graphics, a pesar de que se entregaron 1.498.000 euros "existe una práctica ausencia de documentos en los expedientes que justifiquen el análisis de la inversión realizada", añadiendo que "en la concesión del único préstamo del que se tiene documentación completa, el concedido en 2011 en un plazo muy breve de tiempo (se afirma que en apenas dos días) y para atender necesidades urgentes de financiación, se detectan serias irregularidades".

O sea, que la ayuda económica se dio a Kandor en varios préstamos sin justificación, sin papeles y sin procedimiento, por el mero hecho de haberlo solicitado la empresa para solventar sus necesidades de financiación. Es decir, se le dio el dinero porque sí, porque era una empresa amiga o por su influencia en Invercaria. El perjuicio público ha sido superior a los 1.734.000 euros.

Ni siquiera se tuvieron en cuenta "los límites cuantitativos (1.200.000 euros) para los cuales se hacía necesaria, según el Plan Director aprobado, la previa propuesta del director general, la aprobación del Consejo Rector y la ratificación por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía". Por si fuera poco, hay indicios de alteración de fechas y suplantación de logotipos.

Nueve préstamos

A pesar de no ser una actividad propia de la Junta de Andalucía ni de servicio público, Invercaria concedió cuatro préstamos participativos y cinco ordinarios a Kandor para ayudar a financiar la película Justin y la espada del valor. La película estaba apoyada por Antonio Banderas desde la productora Green Moon España.

Muy curioso es que el dinero fuese efectivamente concedido tan sólo dos días después de haber sido solicitado y sin informe técnico alguno que lo justificara. Fue en noviembre de 2011, una época en la que Kandor Graphics sufría una crisis de financiación que trató de resolver acudiendo a la Junta de Andalucía.

La crisis procedía de que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, recuerda El Mundo, le había prometido una ayuda de 2,4 millones de euros que no llegaban, por lo que se pidió parte del dinero a Invercaria.

uno de los ex presidentes de Invercaria, Tomás Pérez-Sauquillo, solicitó la declaración de Antonio Banderas, pero el juez la desestimó por no reunir "el requisito de pertinencia" y no establecer "ningún dato concreto, fehaciente y fiable de que su testifical pueda arrojar luz acerca del contenido de lo investigado en esta causa".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot