Menú

Andalucía

María Jesús Montero se exhibe como jefa socialista de la oposición en Andalucía

Susana Díaz, que no logra subir en las encuestas, calla sobre la compra de votos.

0
Susana Díaz, que no logra subir en las encuestas, calla sobre la compra de votos.
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero | EFE

María Jesús Montero está presente en todos los frentes y opina y da orientaciones sobre casi todo, hasta sobre las relaciones personales entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. Mientras, la trianera guarda un espeso silencio cercada por las compras de votos y las perspectivas electorales, que siguen sin sonreír al PSOE en Andalucía.

Para colmo, Ciudadanos, que preside la Comisión de Investigación sobre la famosa ya Fundación FAFFE, la ha citado, junto con Manuel Chaves, José Antonio Griñán y la propia Susana Díaz, para que comparezcan sobre el tema los días 7 y 8 de noviembre, a dos días de la jornada electoral del 10 de noviembre.

Este mismo lunes, María Jesús Montero, que parece tener días "andaluces" en su agenda semanal, habló incluso del procés y su sentencia, conocida con gran revuelo. La ministra de Hacienda en funciones defendía lunes que la sentencia del procés "pone de manifiesto que la ley es igual para todos", y que hay que "iniciar un nuevo ciclo político en relación con Cataluña, un ciclo de conciliación entre las personas que viven en este territorio y de este territorio con el resto de España".

Mutándose en sibila de Pedro Sánchez, se refería a las palabras del presidente en funciones para insistir en que los españoles "tenemos que superar una etapa que ha sido extraordinariamente dura, para todos los españoles y particularmente para los catalanes", sin especificar si se refería a su mitad separatista o a la mitad española que vive en Cataluña, entre ellos los andaluces que formaron la "novena provincia andaluza" con su inmigración a lo largo del siglo XX.

Montero añadió que la sentencia ha demostrado "que la ley es igual para todos, que quien no cumple y rompe la ley, tiene que sufrir las consecuencias que prevén las normas". Y remató su faena felicitando, como Sánchez, al Tribunal Supremo por su "autonomía, transparencia y responsabilidad" considerando evidente la "separación de poderes".

Pero no queda ahí su intrusismo político en el territorio socialista andaluz. Incluso definió las relaciones actuales entre el presidente Sánchez y su antigua enemiga interna, Susana Diaz, como de "cordiales", pocos días después de que la primera figura del socialismo andaluz anunciara su participación en las futuras primarias un día antes de encontrarse con Pedro Sánchez.

Montero, cuyos orígenes no son socialistas y que nunca ha tenido participación en la melé partidista, se muestra ahora preocupada por la sintonía y por la necesidad de remar todos en la misma dirección, aunque no quiso entrar en el jardín de las últimas "decapitaciones" políticas que Susana Díaz ha consumado, por ejemplo, en la figura de ex portavoz parlamentario, Mario Jiménez. Eso sí, le concedió "futuro".

Y aunque no ha querido entrar en las conversaciones que hayan tenido a nivel interno en el PSOE-A, sí ha indicado que estas cuatro personas pertenecen a una generación que "son el futuro y todo el talento es aprovechable".

Montero, número 1 por Sevilla contra el criterio de Susana Díaz y de los militantes sevillanos que no la eligieron, describió al PSOE como una víctima de diferentes bloqueos, lo calificó de "único refugio" útil y subrayó la desilusión y la división de la izquierda podemita y radical. No se olvidó de llamar a la participación.

Falta le hará al PSOE puesto que la única encuesta conocida hasta ahora sobre las próximas elecciones le augura otro descenso al PSOE andaluz sobre los resultados del pasado mes de abril. De los 24 escaños obtenidos entonces bajaría como mínimo uno, pudiendo bajar hasta tres mientras el PP subiría nada menos que cinco.

La ministra, reprobada en el Parlamento de Andalucía sólo con los votos en contra del PSOE, no dejó pasar la ocasión en una entrevista en la cadena SER para criticar su censura política andaluza como una maniobra electoralista en su contra y en contra del PSOE sin referencia a sus comportamientos políticos relacionados con el déficit y la financiación autonómica andaluza.

Aprovechó además para metamorfosearse en portavoz socialista en el Parlamento andaluz la "poca ambición" del Gobierno andaluz en el proyecto de Presupuesto para el 2020 en cuanto a la creación de empleo al tiempo que le acusaba de "vender humo". Es más, dijo que las previsiones de crecimiento consideradas en el presupuesto andaluz para 2020, no sintonizan con lo que plantean los organismos internacionales.

Y, desde luego, salvo ella misma, todos los demás son culpables. De hecho, sobre la devolución de IVA a la comunidad andaluza, uno de los motivos de su reprobación, arrojó la responsabilidad sobre Cristóbal Montoro y sobre el PP y Ciudadanos.

Sobre el extra Fondo preelectoral de Liquidez Autonómica (FLA), la ministra criticó que el gobierno de PP y Cs "monte una campaña avisando de recortes porque no les llega el dinero" pero rechacen este "préstamo a tipo cero". "Entonces, ¿a qué jugamos?", dijo subrayando su perplejidad ante este "juego político donde dicen muchas falsedades que ahora se quedan al descubierto".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation