Menú

Andalucía

Denuncian al PSOE de otro pueblo de Sevilla por comprar votos a cambio de puestos de trabajo

PP y Adelante Albaida –la marca local podemita– denuncian un presunto delito electoral de dirigentes socialistas en Albaida del Aljarafe.

0
PP y Adelante Albaida –la marca local podemita– denuncian un presunto delito electoral de dirigentes socialistas en Albaida del Aljarafe.
Albaida del Aljarafe | Wikipedia

Si hace unos días estallaba el caso de la "trituradora interrupta" de papeles con la que el PSOE de Huévar pretendía ocultar la compra de votos que ha terminado en instancias judiciales tras la denuncia presentada por el PP, ahora es Adelante Albaida, la marca local de Adelante Andalucía (Podemos + IU, sobre todo), la que ha investigado y denunciado un presunto delito electoral de dirigentes socialistas de Albaida del Aljarafe, localidad sevillana cercana a Huévar.

Mediante una espesa tela de araña de conexiones entre el gobierno municipal socialista y los vecinos, se logró que más de 100 personas entregaran sus DNI a determinados intermediarios de Correos y del PSOE para tramitarles sus solicitudes de voto por correo. Las firmas fueron presuntamente falsificadas en los documentos oficiales de dichos votos.

El caso lo ha contado con detalle Confidencial Andaluz. Desde antes de las pasadas elecciones municipales del 28 de mayo, Adelante Albaida sospechó que no era normal que mientras en España la media de voto por correo en los municipios era del 3,6 por ciento, en Albaida del Aljarafe, el porcentaje del voto por correo ascendí nada menos que al 14,92 por ciento, cuatro veces más.

A finales de junio, a pesar de las reticencias de la dirección regional de Podemos e IU, el dirigente local de la formación, Clemente Franco, se fue a la Fiscalía de Sevilla para contar con detalle lo que había descubierto e informar de su decisión de denunciar los hechos.

Tras la personación en el pueblo de los delegados de Correos en el voto mediante tal modalidad, se apreció que el voto por correo en Albada era de casi el 15 por ciento, algo anómalo, razón por la cual los inspectores de Correos elevaron el caso a Madrid y dejaron abierta la investigación.

El pasado viernes, día 18 de octubre, fue presentada la denuncia ante la Fiscalía de Sevilla donde se expone la presunta comisión de hasta siete delitos en el contexto político del ayuntamiento de Albaida del Aljarafe: delito electoral, suplantación de personalidad, falsedad documental, prevaricación administrativa, negociaciones prohibidas a funcionarios, abuso en el ejercicio de su función, organización o grupo criminal.

En la denuncia se dice que "se tiene información de que los trabajadores y trabajadoras que han entrado en diferentes programas de empleo desde enero de 2019 en el Ayuntamiento de dicha localidad todos han votado por correo. Así como que la totalidad de las personas con contrato indefinido de ese Ayuntamiento han votado por correo".

Y sigue: "La trama urdida y creada deliberadamente para presuntamente delinquir, fue que los denunciados, tomando distintos roles, ejecutando un plan preconcebido y de forma coordinada, crean un grupo en unión de otras personas que se conocerán a lo largo de la investigación, para acaparar, de forma torticera y delictiva el mayor número de votos en las elecciones locales para el PSOE".

La denuncia añade que el PSOE local encargó a un militante y trabajador del Ayuntamiento con contrato indefinida la manipulación del censo para beneficio del PSOE "conociéndolo al detalle hasta el punto de saber la numeración en el mismo que le correspondía a cada votante".

En unión con Ángela de la Cruz López Castilla, entonces concejala del PSOE del Ayuntamiento, "peinaron" el censo electoral informando a otros denunciados de quienes lo componían. Lo que intentaban era conseguir que con promesas laborales se consiguiese que un número de vecinos del pueblo "les otorgase la facultad de votar por correo en su lugar con amenazas veladas de no obtener las colocaciones en caso de no acceder a dichas proposiciones".

La operación contó con la complicidad de dos empleados de Correos militantes del PSOE y otros denunciados que exigieron el voto a "los supuestamente favorecidos por contratos de trabajo o planes de alfabetización en el ayuntamiento" tratando de que les permitieran realizar el trámite de votar para incluir, se supone, el voto al PSOE en las cartas correspondientes.

Como colofón, la eurodiputada socialista Soledad Cabezón Ruiz, tenía previsto organizar organizó un viaje a Bruselas para 50 personas, 35 de ellas de Albaida. El viaje no pudieron realizarlo los trabajadores del Ayuntamiento designados tras el conocimiento de que iba a presentarse una denuncia.

En dicha denuncia se adjunta documentación muy diversa como nombres, teléfonos y direcciones de las personas a contactar, capturas de pantalla y otros elementos pero la Fiscalía aún no ha tomado la decisión de elevar al juzgado la denuncia correspondiente o proceder a su archivo.

El PSOE de Albaida ha atacado a Adelante Albaida subrayando "la maldad y la revancha partidista de la que son capaces algunos por dañar al PSOE, partido que lo único que ha hecho en Albaida ha sido transformarla pese a lo que ellos quisieran. Los datos que molestan y no asumen sino desde el rencor desde hace ya 16 años que el PSOE ganara, son los resultados electorales: el PSOE sacó 962 votos, Adelante Albaida 132".

Clemente Franco, coordinador local de Adelante Albaida, ha respondido que "no quiero acabar con el PSOE, en todo caso, con conductas que cualquier socialista de bien repudiaría". Y añadía que "los datos aportados a la Fiscalía son «una tremenda barbaridad», que no se puede consentir en un sistema democrático".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation