Menú

Andalucía

La Junta de Andalucía acusa al PSOE de falsear los datos de vacunación contra la gripe

Afirma que ha habido 853.716 vacunados "fantasma" para no quedar a la cola de España.

0
Afirma que ha habido 853.716 vacunados "fantasma" para no quedar a la cola de España.
Elías Bendodo. | EFE

Fue Elías Bendodo de nuevo, la mano derecha del presidente Juan Manuel Moreno y hombre fuerte del gobierno andaluz de PP y Ciudadanos junto con el vicepresidente Juan Marín, el encargado de destapar lo que calificó de "mentira" de los gobiernos socialistas anteriores desde el año 2012, momento en que la consejera de Salud de la Junta de Andalucía era María Jesús Montero, la actual ministra de Hacienda en funciones, y el presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

Pero como el período considerado para la contabilización de los vacunados "fantasma" fue desde la campaña de 2012-2013 a la campaña de 2017-2018, el caso afecta de lleno asimismo a la presidencia de Susana Díaz en la Comunidad andaluza (2013-2019).

La denuncia del gobierno que componen PP y Ciudadanos fue esgrimida ayer tras el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Bendodo acusó al PSOE, e indirectamente a Izquierda Unida, con quien Griñán Y Díaz formaron gobierno hasta 2015, de "falsear sistemáticamente" los datos de la tasa de vacunación de la gripe "inflándolos" para no quedar a la cola del resto de comunidades autónomas.

Según la crónica de Europa Press, los gobiernos socialistas desde 2012 "se inventaron que habían vacunado a casi un millón de andaluces" desde la campaña del 2012-2013 a la del 2017-2018, y dio la cifra constatada por los técnicos de la Consejería de Salud y Familia de la Junta, de 853.716 "vacunados fantasma" mayores de 65 años.

Eso quiere decir que cuatro ex consejeros de Salud de la Junta de Andalucía durante los dos últimos gobiernos socialistas fueron cómplices de la operación de falseamiento. Se trata de la ya citada María Jesús Montero, María José Sánchez Rubio, Aquilino Alonso y Marina Álvarez. Nos e olvide que Montero es la cabeza de lista por Sevilla en las próximas elecciones generales del 10-N.

La investigación interna ha sido dirigida por el actual consejero de Salud, Jesús Aguirre, que ha aportado un informe certificado que ha elaborado los profesionales de la Inspección de Servicios Sanitarios. En ese informe se detalla que "la Consejería inflaba una media del 10 por ciento el porcentaje de esta tasa para que Andalucía estuviera en el ranking por encima de la media de comunidades".

Bendodo no descarta denunciar el nuevo escándalo en los tribunales porque, según ha deducido, si se compraron las 853.716 vacunas, pero no se utilizaron, cabe pedir una explicación por el dinero con el que se compraron y el destino final de las mismas. Esto es, se puede vislumbrar un presunto delito de malversación del dinero público andaluz destinado a la Sanidad.

Según los datos de la Junta, los anteriores gobiernos socialistas manipularon los datos de forma masiva para "aparentar una tasa de cobertura mayor que la alcanzada realmente entre la población de riesgo" y eso se ha sabido porque hay un descuadre entre los datos oficialmente registrados de vacunados y los datos remitidos desde 2012 por el gobierno andaluz al Ministerio de Sanidad.

Por poner un ejemplo, la tasa real de vacunación en la campaña de 2014-15 fue del 45,3 por ciento, pero la cifra que comunicó la Junta al Ministerio fue del 60 por ciento. Esto es, se contabilizaron 182.000 vacunados "fantasma". Sumando todos los años investigados se ha llegado a la cifra de 853.716 entre los mayores de 65 años.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, considera lo destapado ahora ""una tomadura de pelo y una falta de respeto más de los socialistas a Andalucía" y ha recordado el caso de las listas de espera igualmente falseadas o los falseamientos en el caso de los servicios de Dependencia: "No les gustan los tiempos de espera en urgencias, pues fabricaban otros datos y ocultaban a medio millón de pacientes en las listas de espera; no les gustaba las listas de espera en dependencia, pues a 34.000 solicitantes los meten en los cajones para que no constaran".

EL PSOE denuncia al gobierno andaluz ante la Junta Electoral

Tras conocerse la noticia, el PSOE andaluz comunicó que iba a denunciar ante la Junta Electoral las afirmaciones del consejero y portavoz del gobierno, Elías Bendodo. José Fiscal, portavoz del grupo parlamentario socialista, lamentó la utilización de la Junta de Andalucía para atacar al PSOE en período electoral y de usar medios públicos para interferir en la campaña.

Fiscal dijo que lo denunciado oficialmente por el gobierno de PP y Ciudadanos es una ""nueva gran mentira" del Gobierno andaluz sobre la vacunación contra la gripe y lo acusó de estar intentando "confundir de manera irresponsable y falsa" a la ciudadanía.

Fiscal adelantó una explicación para mostrar que el gobierno ha contado mal. Según su tesis, el gobierno andaluz no había contabilizado las muchas vacunas que se distribuyeron a los numerosos colectivos considerados en situación de riesgo –fuerzas de seguridad, bomberos, personal sanitario mismo, trabajadores de residencias de mayores, ayuntamientos o diputaciones–, cuyas vacunaciones no las practica oficialmente la Junta de Andalucía.

Por ello, lo denunciado por la Junta, además de su intención electoral, recoge EFE, denota "un desconocimiento absoluto y una irresponsabilidad mayúscula que el Gobierno andaluz" que no ha contabilizado estas vacunas que suponían 100.000 vacunas más de las registradas en el Servicio Andaluz de SALUD. Cono puede comprobarse, 100.000 vacunas por siete años, suman 700.000, cifra que se acerca al total de la "vacunación fantasma" denunciada por el gobierno andaluz (853.716).

Añadió Fiscal que la Consejería de Salud hacía cada año un cómputo de las vacunas compradas y devueltas "y siempre han cuadrado las cuentas", al tiempo que asegura que es imposible ocultar estos datos, pues los centros que dispensan las vacunas los registran obligatoriamente en el sistema DYRAYA.

El consejero Bendodo respondió que el PSOE-A "está en su derecho" de denunciar ante la Junta Electoral o los tribunales, si así lo estima oportuno, sus afirmaciones de "falsear sistemáticamente" los datos de la tasa de vacunación de la gripe. Pero ha recalcado que se va a recopilar toda la información en el marco de la Consejería de Salud y Familia.

Pablo Montesinos: "Es intolerable"

De "intolerable" ha calificado el nuevo escándalo descubierto en la sanidad andaluza el vicesecretario de Comunicación del PP y candidato número uno por la provincia de Málaga al Congreso de los Diputados, Pablo Montesinos. Un millón de vacunados fantasmas contra la gripe mayores de 65 años están "metidas en un cajón" por un gobierno socialista que, como no le gustaban sus estadísticas, "las cambiaba o fabricaba otras nuevas".

Montesinos ha reclamado a los anteriores responsables de la Junta que pidan disculpas a todos los andaluces "además de asumir responsabilidades políticas", si es que "tienen decoro". Además, ha recordado que este nuevo fraude viene a sumarse al ya denunciado de los 500.000 andaluces excluídos de las listas de espera del sistema público sanitario y al de las 34.000 solicitudes de ayuda para la Dependencia, metidas en otro cajón.

En España

    0
    comentarios

    Servicios