Menú

Andalucía

El futuro inmediato andaluz: de la sentencia de los ERE a Queipo de Llano pasando por corruptelas baratas y elecciones

La sentencia del caso ERE, prevista para este sábado, se retrasa.

0

Mañana es día 26 de octubre, fecha en la que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dijo se conocería la sentencia de los ERE aunque luego matizó que a lo mejor no. Resulta curioso el cuidado que pone su presidente, Lorenzo del Río, en no interferir en campañas electorales mientras se observa la atronadora coincidencia electoral del calificado como necroshow del desentierro de "Tutanfranco" a escasos días del Día de Difuntos o de Halloween. Así son las cosas. "Aquí yace media España. Murió de la otra media", dijo Larra en 1836, hace 183 años.

La sentencia puede ser dura –incluyendo a Manuel Chaves–, o blanda –excluyendo a los expresidentes de la Junta y algunos más–, pero en cualquiera de los casos tendrá que haber condenas por el uso de un procedimiento inadecuado para disimular subvenciones arbitrarias a empresas y colectivos privilegiados de trabajadores en un entramado donde la Junta, el PSOE, el duopolio sindical UGT-CCOO, Ayuntamientos y aseguradoras fueron los guardianes de un fondo de reptiles alimentado por dinero público.

El horizonte que se abrirá será hostil para el PSOE, en cualquier caso. Por eso, si no se conoce en tiempo electoral mejor que mejor para Pedro Sánchez. En uno, porque se demostrará que la Junta y el PSOE han usado el dinero público como si fuera propio de forma irregular.

En otro, porque, además, los finalmente condenados pueden rebelarse contra su destino carcelario y empezar a cantar la ópera verdadera que había detrás de la música callada de los ERE. Pero, claro, si ya han pasado las elecciones su efecto político no perjudicará a un Pedro Sánchez nada necesitado ahora de un escándalo mayor.

Tras la suma de los tres componentes del centro derecha andaluz y su éxito al poner en marcha los presupuestos decisivos para 2020 que aseguran, de paso, una legislatura sin bandazos, no ha pasado siquiera un día sin que la izquierda andaluza haya sacado a relucir el caso Queipo de Llano, general franquista, republicano de origen por cierto, enterrado en la basílica de la Macarena de Sevilla.

No importa a los podemitas ni a los socialistas el destape de documentos internos de la Junta de Susana Díaz que muestran cómo se inflaba el número de vacunados contra la gripe para no quedar por debajo de la media nacional. Hay que reproducir el texto del correo electrónico que envió un jefe de servicio a sus superiores en la Consejería de Salud porque merece la pena leerlo. Se refiere a la campaña de vacunación 2018-2019. Y dice:

"A fecha 3 de marzo estamos a un 49,09 por ciento de cobertura en mayores de 65 años según los datos registrados en el módulo de vacunas de Diraya [sistema que se utiliza en el Servicio Andaluz de Salud como soporte de la historia clínica electrónica). Hasta ahora, por decisión política, se incrementaba la tasa final en un diez por ciento".

Y pedía instrucciones para saber si tenía que seguirlo haciendo o no.

Ya no importará nada salvo la tumba de Queipo de Llano, que no ha sido una urgencia en ninguno de los 36 años que ha gobernado el PSOE en Andalucía y que Susana Diaz, a la que desenterrar muertos le daba mal fario antes de recuperar su amistad con Pedro Sánchez, no hizo nada especialmente útil para desalojarlo de donde está.

De hecho, la actual consejera de Cultura, Patricia del Pozo, del PP, desempolvó un informe de los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía en tiempos de Susana Diaz que rechazaba la legalidad de exhumar el cadáver de Queipo para inhumarlo en otra parte debido a que la actual Ley de Memoria Histórica de Andalucía no fue desarrollada por su gobierno.

Eso sí, a ocho de los taxistas que reventaron uno de sus mítines en noviembre de 2018 los han multado con 2.160 euros por decisión judicial. De aplicar la misma sentencia en la reciente semana separatista catalana, no habría caja fuerte suficiente en los juzgados para guardar el dinero recaudado.

Pero ya no importará nada salvo Queipo de Llano. Ayer mismo, Susana Díaz, agarrada de la mano de Teresa Rodríguez, la líder de Podemos, exigió la aplicación de la Ley andaluza de la Memoria Histórica para que "el siguiente sea Queipo de Llano" que Díaz no aplicó, porque el Consejo Consultivo no se ha pronunciado sobre el hecho de permitir al gobierno "entrar en un edificio privado de uso público", como lo es la Basílica de la Macarena.

Teresa Rodríguez se refirió, y lo recoge textualmente El Mundo, a "un asesino instigador de violadores enterrado a los pies de la Macarena" que ordenó 14.000 asesinatos en la ciudad de Sevilla, persiguió a 300.000 personas, de bombardear Jaén y de llamar por radio a violar mujeres. Y eso que Queipo de Llano murió en 1951, hace 68 años.

Para colofón, el ministro José Luis Ábalos y la propia Susana Díaz, que no es la prioridad del PSOE según dijo, homenajearon a los represaliados del franquismo ante un monolito que hay frente al Parlamento andaluz.

En este clima es natural que no haya tenido repercusión la corruptela más barata y cutre conocida jamás en España. No hemos encontrado otra igual. Que un diputado de Ciudadanos, que cobraba dietas parlamentarias de transporte de Almería a Sevilla, usara su coche para cobrar 20 euros a pasajeros de BlaBlaCar por llevarlos en su vehículo particular, da una idea de qué niveles de cutrerío pueden alcanzar algunos. Si al menos hubiera cobrado 100 euros…

Y ya mismo, y con este panorama, elecciones en 15 días. Se nota que la que se juega realmente el tipo en ellas es Susana Díaz que, de salir castigada, apenas tendrá argumentos para resistirse a la defenestración forzosa. A Juan Manuel Moreno le irá mejor. Juan Marín echará la culpa del bajón al Ciudadanos nacional. Vox pude subir hasta 3 escaños según sus sondeos internos y Teresa Rodríguez, pase lo que pase, se lanzará sobre el cuello de Pablo Iglesias.

O sea, que desenterrar a Queipo de Llano se va a convertir en tema inmediato de la campaña de la oposición. Qué panorama.

En España

    0
    comentarios

    Servicios