Menú

Andalucía

Informe PISA: Andalucía, a la cola educativa de España

El resultado es muy llamativo en matemáticas y ciencias, donde Andalucía sólo está por encima de Canarias, Melilla y Ceuta.

0
El resultado es muy llamativo en matemáticas y ciencias, donde Andalucía sólo está por encima de Canarias, Melilla y Ceuta.
El consejero de Educación andaluz, Javier Imbroda | Cordon Press

Desde el Informe PISA de 2009, Andalucía está a la cola educativa de España. En un alarde de desparpajo, el gobierno de Susana Díaz, tras el informe PISA de 2015, llegó a hablar de "conspiración" contra Andalucía en los entresijos del Informe. Pero los resultados del PISA 2018, que es una superreválida sobre los conocimientos del alumnado en la OCDE, vuelven a situar a Andalucía por debajo de la media nacional.

El resultado es muy llamativo en matemáticas y ciencias, donde Andalucía sólo está por encima de Canarias, Melilla y Ceuta. En estas materias, los estudiantes andaluces obtienen 467 puntos frente a los 481 en que se sitúa la media nacional y los 489 del conjunto de la OCDE. En ciencias, la situación es similar con 471 puntos frente a los 483 de media en toda España y los 489 del conjunto de la OCDE.

En el caso de la Lectura, el informe de este año no aporta datos sobre España, por tanto, tampoco sobre Andalucía, dado que se han detectado irregularidades en las pruebas efectuadas en España.

El Informe PISA 2018 arroja importantes distancias entre los resultados de los estudiantes del norte de España y los del sur del país. Por ejemplo, Galicia lidera la clasificación por comunidades en ciencias con 510 puntos, un resultado superior a la media de la OCDE, casi 100 puntos más de los que obtienen los estudiantes de Ceuta, 415, que son similares a los de países como México o Colombia.

Para hacernos una idea más cabal, hay que subrayar que los alumnos andaluces están a 100 puntos de la mejor nota de Matemáticas, de los niños de China y Singapur.

Destaca ABC que casi 40 puntos separan Andalucía de la zona "noble" de la clasificación española. Por ejemplo, de Castilla y León, la segunda mejor en las dos competencias –502 en Matemáticas y 501 en Ciencias–, de Navarra –número 1 en Matemáticas con 503– o de Galicia –la mejor puntuada en Ciencias con 510–.

Recuérdese que como la OCDE considera que 30 puntos de diferencia implican un curso escolar de retraso, Andalucía, puede deducirse, tiene más de un curso de atraso respecto a otras regiones españolas.

El consejero de Educación y Deportes, Javier Imbroda, a diferencia de lo que hizo el gobierno de Susana Díaz, reconoció este martes que en Andalucía existe un problema en nuestro sistema educativo y que hay que acometer reformas y, cambios para revertir estos resultados.

De hecho, reconoció que "en Matemáticas y Ciencia, Andalucía se sigue estancando. Solo superamos a Canarias, Ceuta y Melilla. No hay ningún indicador que diga que ha habido una mejora", señaló.

El informe PISA 2018, además de señalar los malos resultados de los alumnos andaluces, constata la gran diferencia en cuanto al rendimiento académico que hay entre el sur y el norte de España. Así, Galicia lidera la clasificación por comunidades en Ciencias con 510 puntos, un resultado superior a la media de la OCDE.

Un fallo educativo que no cesa

El problema educativo andaluz es de calado, no una mera coyuntura casual o una circunstancia pasajera. Ya en el informe PISA de 2009, se destacaba que el problema andaluz era muy hondo y afectaba a la igualdad de oportunidades de todos los escolares andaluces.

En el informe PISA 2009 había un concepto, el índice "estatus social, económico y cultural" (ESCS), que era un índice estadístico que contribuía a la explicación de la relación entre los resultados obtenidos y el nivel socioeconómico y cultural de las familias de los estudiantes. Andalucía estaba también a la cola en igualdad educativa tras 27 años de gobiernos socialistas.

En diciembre de 2016, refiriéndose al Informe PISA de 2015, el propio diario El País escribía que "las diferencias académicas entre las regiones ricas y pobres en España, o, dicho de otra manera, entre el norte y el sur del país, continúan existiendo en la sexta edición del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA 2015), que se publica en la mañana de este martes.

Aunque las distancias son menores que hace décadas, han aumentado respecto a 2003 en las tres competencias. Los expertos subrayan que las mayores desigualdades no se dan entre países, sino entre regiones y, más aún, entre el nivel cultural de los padres. Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia están por debajo del 75% de la renta per cápita media en la Unión Europea y ello pasa factura a su radiografía en PISA".

Dedujo el diario de Prisa de estas diferencias que la separación entre los extremos en España es de 66 puntos y como una diferencia de 30 puntos según la CEOE equivalía a un curso escolar, lo que quería decir que las diferencias entre Castilla-León y Andalucía eran aproximadamente de dos cursos. Por decir lo mismo, la entonces vicesecretaria de Acción Social del PP y ex ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, casi fue "linchada" mediáticamente por el PSOE y sus aliados.

Pero lo cierto es que nuevamente el informe PISA vuelve a colocar a Andalucía por debajo de las medias nacionales y a gran distancia de los mejores países.

El cambio que no llega

Cuando se publicó el informe PISA de 2015, la situación de Andalucía en el conjunto nacional era deprimente y situada bien a la cola del bienestar social. Libertad Digital hizo un informe sobre 68 indicadores del nivel de bienestar y desarrollo social y en todos ellos Andalucía resultaba mal parada, además de los relativos a la cuestión educativa.

Andalucía estaba por encima de la media española en paro, en PIB, en convergencia socioeconómica con Europa, en media salarial masculina y no digamos nada, del femenino. Tenía consecuentemente las pensiones más bajas de España en todas las categorías, las más bajas prestaciones por desempleo, un umbral más alto que la media de pobreza.

Además, Andalucía, estaba entre las primeras CCAA de España en hogares con dificultades para llegar a fin de mes y entre entre las últimas CCAA por nivel de renta con carencias notables en vacaciones, ordenadores personales, calefacción, coche…Incluso en plazas y residencias para ancianos, además de las listas de espera sanitarias y el número de camas hospitalarias muy inferior a la media nacional.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios