Menú

Andalucía

El Barómetro andaluz confirma el rápido ascenso de Vox y la bajada del PSOE

En sólo seis meses Vox ha duplicado el número de apoyos y se convertiría en el tercer partido del parlamento andaluz.

(Sevilla)
0

De diciembre de 2018 a diciembre de 2019, puede decirse que Vox avanza de manera muy importante, que el PSOE se mantiene a la baja, que el PP sube sin entusiasmo, que Ciudadanos continúa su calvario descendente y que Adelante Andalucía se mantiene, pero igualmente a la baja, según el barómetro de la Junta.

Como nota de relieve, la abstención de este último Barómetro se sitúa en un umbral bien alto, del 43 por ciento, similar al resultado real de las elecciones del pasado diciembre de 2018 introduciéndose así una heterogeneidad en las comparaciones ya que en el pasado barómetro la abstención considerada fue del 39,82 por ciento.

En lo relativo al PSOE, que ganó las elecciones el pasado 2 de diciembre de 2018 con un 27,94 por ciento, a pesar de haber subido casi 2,5 puntos en los seis meses siguientes, vuelve a bajar obteniendo los peores resultados de la serie con un 27,78 por ciento. Ciertamente, volvería a ganar las elecciones, pero no podría formar gobierno porque todos los partidos que sustentan el actual gobierno volverían a superar el 50 por ciento de los votos y la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz.

Dado que en abril y noviembre hubo elecciones generales, conviene recordar que el PSOE, cuando su cabeza de lista no es Susana Díaz, se comporta de manera mas animosa. Sin embargo, aunque en las elecciones generales de abril el PSOE ganó en Andalucía con el 34,23 por ciento, seis puntos más que en las elecciones autonómicas, en noviembre perdió más de 140.000 votos y mas de un punto porcentual.

El PP sigue a mucha distancia del récord Arenas en las elecciones de 2012, cuando consiguió más de un 40 por ciento de los votos, 1.567.000 apoyos y 50 escaños. Es más, desde julio, fecha de anterior Barómetro, desciende unas décimas confirmando que no ha conseguido el efecto "cambio" que pretendía. De todos modos, desde las elecciones andaluzas de 2018, parece haber recuperado alrededor de cuatro puntos situándose en los 24,5 puntos porcentuales, a 16 de distancia de su récord histórico.

Más que llamativo es el subidón de Vox, el partido que dio la sorpresa en las elecciones andaluza de diciembre de 2018 al obtener 12 escaños y casi un 11 por ciento de los votos. En este Barómetro, al cumplirse el primer año de gobierno, Vox alcanza el 16 por ciento de los votos andaluces lo que le convertiría en el tercer partido de la bancada parlamentaria acercándose a la veintena de diputados.

Su crecimiento es más sorprendente si tenemos en cuenta las cifras del último Barómetro de julio. En ese sondeo, Vox había descendido casi tres puntos porcentuales reduciendo hasta el 8 por ciento sus apoyos. Pero en sólo seis meses Vox ha duplicado el número de apoyos lo que convierte su labor de oposición-mano tendida al gobierno de PP y Vox como la mejor herramienta política de todos los partidos.

Poco optimismo puede deducirse de la situación de Ciudadanos cuyo líder Juan Marín no está consiguiendo invertir la tendencia desmoronadora que sufrió su partido en las últimas elecciones generales. De hecho, sus cifras tienen el aspecto de un nuevo descalabro al bajar del 18 al 10 por ciento en un año y, lo que es más llamativo, perder más de 7 puntos en sólo seis meses cuando de hecho es uno de los ejes esenciales del gobierno "del cambio".

Es más, dado que ninguno de los demás partidos del gobierno o de la oposición suben, parece que la hemorragia de votos de Ciudadanos va a parar casi directamente a las venas de Vox y, en menor medida, a la abstención.

Por su parte, Adelante Andalucía sigue sin recuperar el pulso perdido y nuevamente vuelve a presentar una ligera tendencia a la baja que confirma que la operación de unirse a IU y de trastoque de siglas y símbolos ahora en entredicho, no fue rentable electoralmente. Aun así, y a pesar de que ha descendido unas décimas desde 2018, a lo largo de los últimos seis meses ha logrado remontar algo sus posiciones sin conseguir acercarse al 16,19 por ciento que obtuvo en las elecciones del 2 de diciembre de 2018.

En consecuencia, puede observarse que el único cambio relevante que ofrece el nuevo Barómetro andaluz en cuanto a intención de voto es la debacle acelerada de Ciudadanos y el incremento muy notable de los apoyos a Vox que, de seguir así la cosas, sería un puntal necesario de un gobierno del centro derecha si se repitiera la alianza actual.

barometro-andalucia.jpg

En España

    0
    comentarios

    Servicios