Menú

Andalucía

La increíble medición de la huelga educativa andaluza: entre un 15 y un 80 por ciento de seguimiento

No puede haber otra conclusión de que alguien no está diciendo la verdad.

0
No puede haber otra conclusión de que alguien no está diciendo la verdad.
Cabecera de la manifestación de Sevilla | EFE

Ya se sabe que cuando hay huelgas, paros, manifestaciones, concentraciones, marchas o brazos caídos, las cifras suelen variar entre los convocantes y los sufrientes. Pero cuando las diferencias son abrumadoras e inexplicables es que alguien está mintiendo descaradamente. Según la Junta de Andalucía, la incidencia afectó al 15,4% del profesorado andaluz a las 14:00 horas. Los sindicatos habituales y demás asociaciones convocantes cifraban la participación de los profesores en un 80%. Una diferencia indigerible.

Para darse cuenta de la magnitud de la discrepancia, imaginemos que en una encuesta a pie de urna se pronosticara la victoria de un candidato con el 80% de los votos y luego en el recuento la diferencia quedara reducida a un 15%. No puede haber otra conclusión de que alguien no está diciendo la verdad.

El meollo de la cuestión parece estar donde está el diablo habitualmente, en los detalles. Según la Junta, que tiene datos precisos de la comparecencia de los profesores porque tiene que descontar o no un día de huelga, es que 15.644 fueron a la huelga en la escuela pública y que más de 86.000 no secundaron la convocatoria de las izquierdas. En Primaria, el porcentaje ascendió al 21,7% y en los Institutos de la Enseñanza Secundaria sólo se alcanzó el 10,5%. Tales cifras, teniendo en cuenta la presencia de piquetes informativos en los centros, no son excesivas.

En los convocantes no hay datos precisos sino una cifra propagada, aunque no única: 80 por ciento. Todos lo repitieron ayer, desde la Plataforma Andaluza por la Escuela Pública –esto es, los sindicatos UGT, CGT, CCOO y Ustea–, la Confederación de Asociaciones de padres y madres (Codapa), muy beligerante en el conflicto y el Frente de Estudiantes. Según CCOO, la participación en la Enseñanza Secundaria fue del 80%, del 60% en Primaria y superior al 50% en el caso del Personal de Administración y Servicios.

Por otra parte, ¿cómo se consiguen los datos? Según el consejero de Educación de la Junta, Francisco Javier Imbroda, el seguimiento de la huelga se certifica por los datos que aporta el sistema informático educativo de la Junta, denominada Séneca. Según los convocantes, los datos aportados por el gobierno de la Junta son de las 13 horas y no tuvo en cuenta la incidencia de huelga por la tarde. Pero la cifra de participación del 80% ya lo aportaba Comisiones Obreras a la agencia EFE antes de las 11 de la mañana.

Más significativo es que los convocantes coincidan exactamente en las cifras que proporcionan. Por ejemplo, el sindicato Ustea dijo por la tarde/noche de este miércoles que el seguimiento de la jornada de huelga se sitúa "en un 60% en la etapa de primaria y en un 80% en la de secundaria". La Confederación de AMPA de Andalucía (Codapa) aseguraba que "más del 60% de docentes han secundado la convocatoria en Primaria, mientras que en Secundaria la cifra ha superado el 80%". Exactamente lo mismo que Comisiones Obreras, sin matices.

Pero luego hay otros datos significativos. Por ejemplo, las manifestaciones en la calle que tuvieron lugar este miércoles en Andalucía. Según El Mundo, la de Sevilla, la capital más poblada y con más número de profesores y alumnos, sólo logró convocar a 3.000 personas entre profesores, estudiantes, sindicatos y asociaciones, cifra que no parece estar a la altura de la participación propagada. 10.000 asistentes contaron los convocantes.

En su conjunto, en toda Andalucía, entre profesores, alumnos, padres y empleados públicos, los manifestantes se han cifrado en 60.000. "Las manifestaciones han sido masivas y han colapsado las capitales andaluzas exigiendo la paralización del nuevo decreto de escolarización", indicaba en un comunicado CCOO, que ha calificado esta jornada de "éxito histórico". Pero el ojo de buen cubero sustituía a las concreciones: más de 10.000 participantes en las manifestaciones de Sevilla, Granada y Málaga, unos 7.000 en Córdoba, siendo igualmente "masivas" en Almería, Cádiz, Huelva y Jaén.

También hay que tener en cuenta la heterogeneidad de los manifestantes. Ciertamente, todos ellos dicen defender la enseñanza pública, pero unos afean al PSOE haber iniciado un camino que ahora culminan PP y Cs. Por ejemplo, los manifestantes relacionados con la izquierda radical sacaban pancartas donde podía leerse: "No es sólo el decreto: ¿Quién eliminó 1.488 aulas en Infantil y 808 en Primaria? ¡El PSOE!". Y esto: "¡El PSOE puso la soga y PP y Ciudadanos nos la aprietan. ¡Aquí está la Marea pa decírtelo a la jeta!". Es lo que se recoge en un diario izquierdista, eldiario.es.

Por su parte, el consejero Imbroda, en el Parlamento andaluz, se comprometió este miércoles a "seguir dialogando" en torno al decreto de escolarización aprobado el mes pasado por el Consejo de Gobierno de PP-A y su partido, Ciudadanos (Cs), frente a las críticas de PSOE-A y Adelante Andalucía, los ha acusado de haber "intentado manipular a la comunidad educativa" con "mentiras" y "falacias".

PP y Ciudadanos han insistido en la ampliación de la libertad de los padres, en la inversión pública en la educación, la más alta de los últimos años y la conveniencia de tener en cuenta la demanda social. Por su parte, Vox ve la reforma y el decreto discutido como una "ligera mejora" que continúa el modelo vigente sin atender el criterio de distrito único, que haría posible la libertad de elección de centro de todos los padres.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia