Menú

Andalucía

Juan Marín insinúa que la crisis del coronavirus puede afectar a la Semana Santa andaluza

La Junta pide que se convoque el Consejo de Política Fiscal y Financiera para un fondo especial contra la epidemia.

(Sevilla)
0

El desconcierto de los ciudadanos es ya notable ante la ausencia de una única autoridad nacional coordinadora y rectora de la crisis del coronavirus. Ante la falta de criterios nacionales y de un plan nacional conjunto claro, inequívoco y disciplinado, se suceden las suspensiones de actos, eventos, encuentros y demás circunstancias habituales de la vida social andaluza. Ahora le toca el turno a la Semana Santa, básica para el sector turístico andaluz. Lo único evidente es la expansión de la epidemia.

El portavoz de la Junta, Elías Bendodo, ha exigido al gobierno de Pedro Sánchez que "coja las riendas" y coordine las medidas que deben tomar las distintas comunidades autónomas para luchar contra el coronavirus. "Desde la máxima lealtad", Bendodo solicitó a la Administración estatal que dé "un paso adelante" y "no delegue" las decisiones en las regiones. "Las comunidades están pegadas unas a otras; lo que ocurre en Andalucía afecta a Extremadura", recoge el grupo Joly.

La Junta de Andalucía, además de la exigencia de coordinación de gestión y prevención, quiere que se cree un fondo de contingencia para apoyar en materia económica a las comunidades. Para ello, el Ejecutivo andaluz solicitará la convocatoria de un Consejo de Política Fiscal y Financiera que permita la puesta en marcha de este instrumento.

La Junta, vía con consejero de Economía, Rogelio Velasco, ha estudiado los escenarios posibles advirtiendo que hay uno muy perjudicial para Andalucía, que tendría como nota esencial la propagación de la enfermedad por Europa y Norteamérica. Velasco habló incluso de "catástrofe" si esto ocurre, ya que el 61% de las importaciones de la región proceden del mercado comunitario, al igual que el porcentaje de turistas.

Desde ayer parece más que claro que la Junta de Andalucía no descarta intervenir en el normal funcionamiento de la Semana Santa andaluza para garantizar la salud de la población. El vicepresidente andaluz, Juan Marín, aunque como destaca Diario de Sevilla no se refirió a ningún evento concreto, sí que advirtió que, ante acontecimientos "que están en puertas" la Administración autonómica "tomará medidas" para prevenir el contagio.

Es más, adelantó su voluntad de que "si mañana hay que tomar cualquier decisión, la que sea, por parte de este Gobierno, la tomaremos", advirtió el vicepresidente de la Junta. Marín, que puso como ejemplo el cierre de centros de día para mayores en la Comunidad de Madrid o a la suspensión de las clases en Álava. "Es lo que debe hacer un Gobierno responsable", añadió.

Pese a no referirse directamente a la Semana Santa, Marín, más tarde, y en su pueblo, Sanlúcar de Barrameda, dijo: "Yo soy cofrade; si El Nazareno sale en la Madrugada del Viernes Santo, estaré allí; si no, le rezaré en la iglesia", reconoció Marín. "Hay que ir viendo cómo evoluciona", insistió, aunque reiteró que lo primordial es garantizar la salud de la población.

Sin embargo, el mismo día de ayer, aunque un poco antes, el secretario general para el Turismo de la Junta, Manuel Muñoz, insistió en que, pese al aumento de casos del coronavirus en la comunidad, Andalucía es un destino "seguro" a la par que ha subrayado que "estamos en alerta, no en alarma".

En declaraciones a periodistas en la sede de la Consejería de Turismo en Sevilla, Muñoz ha explicado que se trata de una "enfermedad vírica que azota a todo el mundo" pero, aun así, "no hay motivos de alarma". "Es un momento difícil y tenemos que estar atentos a las autoridades sanitarias", ha explicado.

Concretó aún más, asegurando que "no peligran" eventos como la Semana Santa o la celebración de la Copa del Rey en Sevilla. Por ello, ha animado a "seguir trabajando" para mantener la idea de que "Andalucía es un destino seguro" gracias a la sanidad que intenta arreglar la situación "lo antes posible".

De hecho, parece que la ciudadanía e incluso las Hermandades van por delante de los gobiernos. Muchos besamanos, primeros actos de la Semana Santa, se han suspendido. El vicario general de la Diócesis de Huelva, Francisco Echevarría Serrano, ha pedido que en los besapiés y besamanos se eviten "los besos y el tacto de las sagradas imágenes" y considera que hay que procurar organizar estos actos de devoción en tiempo y forma de manera que se eviten aglomeraciones.

Igualmente, la Junta ve razonable la suspensión de prácticas del programa Erasmus. El pianista gaditano Manolo Carrasco ha visto cómo en Milán era suspendido su espectáculo 'Pianissimo Flamenco' pero sí podrá realizar este espectáculo desde el teatro municipal de Benalup Casas-Viejas (Cádiz) para ser retransmitido desde ahí en directo para Milán. Y no se olvide que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ya ha informado de que se ha decidido suspender la asistencia de público al partido a celebrar el próximo jueves 12 de marzo en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán entre el Sevilla Fútbol Club y el AS Roma.

Igualmente, el Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas (PP) ha decidido a última hora de la tarde de ayer "no celebrar" el próximo sábado la quinta edición de la carrera cívico militar 'Cuna de La Legión', el evento deportivo local más multitudinario del año en el que iban a participar 4.000 atletas y ciclistas de la ciudad autónoma y distintos puntos de la península y el extranjero.

Aunque Andalucía no es de las comunidades más afectadas por ahora por el coronavirus, con 54 casos confirmados, ayer se produjeron seis nuevos casos de contagio.

En España

    0
    comentarios

    Servicios