Menú

Andalucía

Moreno pacta con CEA, UGT y CCOO aislando a una turulata Susana Díaz

La aún líder socialista queda de la mano de su enemiga Teresa Rodríguez y del nuevo Podemos.

0
La aún líder socialista queda de la mano de su enemiga Teresa Rodríguez y del nuevo Podemos.
Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía | David Alonso

Quedarse turulato es quedarse alelado, aturdido, sobrecogido, pasmado. En Triana ya hubo un "pasmo", Juan Belmonte. Pues el mismo barrio va camino de alumbrar a una pasmá que no hace tanto era considerada la esperanza de un PSOE que se revolvía contra la alianza que Pedro Sánchez preconizaba con los separatismos y con la extrema izquierda comunista bolivariana de Pablo Iglesias.

Muchos creyeron que podía ser ella quien frenara la deriva del PSOE, pero no. Lo perdió todo y quedó turulata. Y así sigue, arrinconada por Pedro Sánchez que poco a poco aprieta el dogal. Para colmo, Juan Manuel Moreno, presidente de la Junta desde 2019, ha ido poco a poco cogiendo las riendas de la situación.

Por una parte, crece y se prestigia frente a Ciudadanos y a Vox como eje central y moderado del nuevo gobierno. Su figura, como la de Alberto Núñez Feijóo, va tomando cuerpo en el PP de un Pablo Casado al que estrujan entre ambos. Y por si fuera poco, recupera al PP en las encuestas electorales gestionando con tino la grave situación andaluza.

La gran prueba que confirma que la situación de Susana Díaz es ya desesperada es la "gran alianza" que propone Moreno para la reactivación de la economía andaluza amenazada en su flanco turístico, más que nada, por las consecuencias del coronavirus, algo que ve hasta un ciego en Andalucía donde los hoteles no abren, o abren poco, y los bares y restaurantes cierran.

UGT, CCOO y la CEA se dan la mano con Moreno

Este jueves, Moreno logró algo que podría parecer imposible pero que el dinero público y algún que otro "favor" va a hacer posible. Y ese dinero, el público, no lo controla ya Susana Díaz más que en su versión menor de Ayuntamientos y Diputaciones, y no todos ni todas. UGT, CCOO y la CEA se dieron la mano con Juan Manuel Moreno para fomentar la reactivación económica de manera coordinada.

Desde este viernes hay un documento de 18 páginas que fue firmado por todos ellos, Javier González de Lara (CEA), Carmen Castilla (UGT) y Nuria López (CCOO) y en el que no está la firma de Susana Díaz como secretaria general del PSOE andaluz. Tampoco estará en la foto considerada "histórica" por sus protagonistas.

De este modo, completa una metamorfosis política que la ha llevado de ser un martillo pilón de la izquierda bolivariana y trotskista a ir de la mano con ella en los próximos años. De hecho, ya rechazó la comisión parlamentaria para la reactivación. Pero la formación de Teresa Rodríguez, Adelante Andalucía, no parece dispuesta a apoyarla. No lo hizo antes y no se entrevé que lo haga en el futuro.

El Podemos de Pablo Iglesias está pendiente de que unas elecciones aclaren cuál es su presencia política. Está claro que con estos mimbres y la oposición interna de sanchistas y descontentos, no podrá aspirar a mantenerse en la Secretaría general del PSOE andaluz ni, consecuentemente, como futura candidata a presidir la Junta de Andalucía.

Un día "histórico" para el presidente de la Junta

Hay que retrotraerse a finales de 1996 para encontrar un acuerdo global del PP con la patronal CEOE y los sindicatos UGY y CCOO. Fueron los primeros acuerdos del gobierno de José María Aznar por gestión de su ministro de Trabajo, Javier Arenas. Su consecuencia fue un descenso del paro sin precedentes, una reactivación económica firme que duró hasta más allá de 2005 y un saneamiento de la Seguridad Social, que incluso dispuso de un fondo de reserva.

A un nivel más modesto, la Comunidad andaluza, Juan Manuel Moreno y su gobierno, con Cs y Vox, ha logrado la foto deseada por muchos para tener la seguridad de que, cuando menos, la reactivación económica se va a intentar. Que Moreno insistiera en que su éxito debe servir como un "ejemplo" para el conjunto de España por encima de cualquier "trinchera ideológica", es natural.

Moreno añadió que se está ante un conjunto de compromisos "pensados, viables y razonables". Se contemplan en el plan, según ha añadido, las prioridades para los próximos meses, con un calendario clave de trabajo; las líneas de acción preferente en materia económica, laboral y social a medio y largo plazo, y el diseño presupuestario, que deberá desarrollarse ajustándose a las posibilidades de financiaciones disponibles. O sea, no es una ocurrencia.

Para el presidente andaluz, es fundamental la mejora del sistema productivo andaluz y el reforzamiento de los servicios públicos esenciales como unos servicios sociales que centren su atención en las personas más vulnerables. Pero no dejó pasar la oportunidad de aclarar que el éxito de este plan está "directamente ligado" a que Andalucía reciba el trato equitativo que merece por parte del Gobierno central, algo que su Gobierno demandará no desde la "confrontación", sino desde una reivindicación "justa y sensata", gobierne quien gobierne en España, que hay que llevar "hasta sus últimas consecuencia".

Los fondos de la UE

En el meollo del reparto equitativo están los fondos de la Unión Europea. Los fondos para los gastos de la covid 19 están siendo repartidos por el gobierno Sánchez de modo que las comunidades beneficiarias son las que más han sufrido la incidencia de la pandemia, criterio considerado injusto por Andalucía que quería primar el factor población.

Ahora se trata de fondos para la recuperación económica de toda España. Por ello Moreno quiere que los criterios de reparto de los 140.000 millones que se esperan a corto plazo de la Unión Europea sean población, PIB y nivel de desempleo. En ello se va a esmerar el acuerdo económico y social derivado del diálogo con CEA, UGT y CCOO, que tendrá gran relevancia en moderar los posibles conflictos laborales que se desencadenarán seguramente.

Según ha señalado el presidente, cuantos más recursos consigamos traer, "necesarios, oportunos, justos y equitativos con Andalucía, nuestro compromiso va a servir de manera muy especial para reactivar la economía, generar empleo y bienestar y para sostener lo servicios públicos esenciales".

Los elementos esenciales del acuerdo

A falta de conocer los 18 folios del documento firmado por todos los participantes, y en el que han tenido destacada influencia por parte de la Junta los consejeros de Economía, Hacienda y Empleo, Rogelio Delgado, Juan Bravo y Rocío Blanco y Juan Valera, y cómo no, del consejero y portavoz, Elías Bendodo, se cuenta con el resumen que ha elaborado la agencia EFE.

Según él, el documento se articula en torno a cinco ejes fundamentales: prevención sanitaria y social; relanzamiento del empleo y la actividad empresarial; fortalecimiento de los servicios públicos y mejora de la administración pública e impulso de los sectores productivos y de la economía.

El texto recoge en prevención sanitaria propuestas para asegurar la salud de la personas para lo que considera necesario una sanidad pública suficiente e instrumentos de prevención y coordinación, y sostiene que para conseguirlo hay que "reforzar" los medios de prevención y asistencia. Entre los refuerzos menciona el de la Atención Primaria, de las urgencias y en los centros residenciales y sanitarios.

En empleo, el acuerdo aboga por medidas de liquidez de las empresas, por el mantenimiento del empleo, las cláusulas sociales para proteger a los trabajadores y la formación para un empleo de calidad orientado al tejido productivo.

El objetivo de reactivación económica va acompañado de una apuesta por la igualdad en aspectos como la promoción, la conciliación y la reducción de la brecha salarial, señala el acuerdo. En medio ambiente, la Junta y los agentes sociales tiene la intención de orientar las inversiones en ámbitos como el cambio climático, la economía circular y los residuos, y avanza que se tomarán medidas para la reactivación de los Espacios Naturales de la comunidad.

Respecto a la educación, el documento prevé medidas como la digitalización de alumnos y profesores en todos los niveles, la reducción de la tasa de abandono y fracaso escolar, la atención a la diversidad del alumnado, la apuesta por un sistema de becas y aumentar las plazas de educación infantil.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia