Menú

Andalucía

El presidente de la Diputación de Huelva se compra un Tesla de 95.000 euros por "ecologismo"

El socialista Ignacio Caraballo, imputado por soborno, será juzgado en breve y no dimite.

0
El socialista Ignacio Caraballo, imputado por soborno, será juzgado en breve y no dimite.
Ignacio Caraballo | Twitter @_Caraballo_

Su última hazaña ha sido la compra, nada menos que por 95.000 euros, más que 15 millones de la antiguas pesetas -, de un coche Tesla Model 3 Performace AWD por razones de "modernidad" y la necesidad de adaptar a la Diputación y demás administraciones públicas al proceso de ahorro energético y sostenibilidad medioambiental, esto es, por "ecologismo" institucional. Un coche valorado en 65.300 euros.

Lo de Ignacio Caraballo, secretario general del PSOE de Huelva y presidente de la Diputación —que comanda en la práctica con su compañera sentimental Maite Jiménez, hermana de Mario Jiménez, exportavoz de Susana Díaz en el Parlamento andaluz—, está adquiriendo caracteres de cosa bufa rayana en la desvergüenza moral con ribetes de señorito provinciano y caprichoso, un don Guido sin las ínfulas del de Antonio Machado pero con el dinero público.

Desde tiempo ya muy largo, el PSOE andaluz siempre ha cultivado la "autonomía" de sus pequeños barones provinciales originando así una casta de sátrapas menores que exigen cuotas de poder dentro del partido. El caso de Caraballo, imputado en firme y enemistado con Susana Díaz por haber defenestrado a su cuñado Mario, adquiere ya los rasgos de una huida hacia adelante.

Cuenta El Mundo que ayer mismo le dijo la diputada de Ciudadanos en Huelva, María Ponce, con sorna choquera, que "cuando decimos que es época de apretarse el cinturón, no nos referimos a que lo haga el presidente de Diputación en el asiento trasero de un Tesla de lujo". Ciudadanos califica incluso de "desfachatez" lo perpetrado por Caraballo en plena "pandemia".

Ponce aportó además la referencia de que hay otros modelos en el mercado igualmente eléctricos e igual eficientes en cuanto a ahorro energético y contaminación que valen la mitad del modelo elegido por Caraballo. Curiosamente, la Diputación que preside ha comprado el vehículo en la modalidad de renting por lo que, además, nuca formará parte del Parque público de vehículos.

Caraballo, parapetado tras una cohorte de alcaldes socialistas de la provincia incrustados en al organigrama de la Diputación, se ha negado a dimitir hasta el momento a pesar de que ha sido imputado por la compra de las voluntades, léase soborno, de dos concejales de Podemos para lograr un gobierno socialista en la localidad onubense de Aljaraque que está a punto de llegar a la fase de juicio oral.

En dicho momento debería dimitir forzosamente según el Código Ético del partido, algo que muchos dudan que finalmente haga. Durante todo este tiempo transcurrido desde el descubrimiento del soborno y la corroboración de su imputación por parte de la Audiencia Provincial de Huelva, nadie se lo ha exigido. Ni siquiera Susana Díaz que ve peligrar una mayoría futura si finalmente Huelva se inclina del lado de Pedro Sánchez, algo que ya se ha amagado.

Además de este soborno, aparece presuntamente implicado en otro ocurrido en Cartaya donde intentó "seducir" mediante contratos laborales y negocios al que fue alcalde del PP, Manuel Barroso, al que finalmente logró desalojar de la alcaldía mediante una moción de censura. En ambos casos todo está grabado y bien grabado.

Ignacio Caraballo está inscrito en la "tela de araña" tejida con su cuñado Mario Jiménez en Huelva y su provincia, laberinto de favores y enchufismo que Libertad Digital ha destacado hace años. Además, se han consentido otros escándalos muy sonados, como el del Centro de Almonte.

En España

    0
    comentarios

    Servicios