Menú

Andalucía

José María Bellido, alcalde de Córdoba, sobre las acusaciones de 'dedazo' de Carmen Calvo: "Es populismo puro y duro"

El alcalde de Córdoba recibe a LD para hablar de la concesión de la base logística del Ejército y la polémica tras las quejas de Jaén.

0
El alcalde de Córdoba recibe a LD para hablar de la concesión de la base logística del Ejército y la polémica tras las quejas de Jaén.
El alcalde de Córdoba, José María Bellido. | Libertad Digital

Hace dos semanas Córdoba recibió una de las mejores noticias que le han dado en mucho tiempo. El Ejército de Tierra decidió que la futura base logística que va a reunir a la decena de bases que están repartidas por toda España se instalará en la ciudad. El proyecto ha sido recibido en la ciudad andaluza con gran alegría porque los 350 millones y 2.000 empleos prometidos pueden aliviar las tasas de paro, que rondan el 30%, y ayudar al golpe que ha recibido el sector turístico por la crisis del coronavirus. Sin embargo, la decisión de que esta base logística recale en Córdoba ha levantado una polémica, que llegará a las Cortes, porque el alcalde de Jaén, otra de las candidatas para albergar la base, dijo que la elección de Córdoba se debió a un supuesto "dedazo" de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

José María Bellido (Córdoba, 1977), alcalde de Córdoba, recibió a Libertad Digital en su despacho para contar cómo fue la elección de su ciudad para la concesión de la base, la polémica que ha levantado la "frustración" de los políticos jienenses y cómo va a cambiar este proyecto la economía cordobesa.

Libertad Digital: ¿Qué se siente cuando toca la lotería?

José María Bellido: La verdad que ha sido de los momentos más felices de mi vida profesional. Si hay días que merece la pena la vocación política y ser alcalde de tu cuidad son días como el que recibí la llamada de la secretaria de Estado de Defensa para comunicar que Córdoba era la ciudad elegida para albergar esa base logística del Ejército. Sientes felicidad por la ciudad, una ciudad que ha tenido tantos desengaños. Ver que por una vez se hacía justicia y un proyecto tan importante como este venía a Córdoba.

LD: ¿Es la base la oportunidad de Córdoba de poder crear una red industrial basada en la logística y atraer otros planes del estilo? Lo digo por esos trenes que se han dejado pasar durante tanto tiempo.

JMB: Para el que no conoce Córdoba, entiendo que serán muchos de los que lean esta entrevista, (la ciudad) lleva muchos años trabajando en una estrategia logística. Ya en los años noventa, en los planes estratégicos de la ciudad, se hablaba del desarrollo del sector logístico como una oportunidad en Córdoba. Pero es cierto que nunca ha tenido una locomotora que hiciera que ese desarrollo se acelerara. Es más, hemos tenido un paso atrás cuando ha habido otras decisiones en el pasado que han decidido ubicar hub logísticos en otros municipios de nuestra CCAA.

En los últimos años sí se ha ido avanzando bien con la estación intermodal de transportes, con el parque logístico de la Junta de Andalucía, pero, claro, un proyecto de esta envergadura, que es nacional, sí es cierto que va a servir para que demos el empujón definitivo para que Córdoba se convierta en el centro logístico del sur de España. Con una actuación de 350 millones de euros, un desarrollo logístico de casi 100 ha. y, sobre todo, con una industria auxiliar que va a empezar a venir a la ciudad a trabajar en este desarrollo tecnológico y logístico del Ejército de Tierra.

LD: ¿Que opinión tiene respecto a la pataleta de Jaén? Estos días hemos visto, leído y escuchado cantidad de ataques a Córdoba por parte de representantes políticos de allí que aseguraban que el proyecto era suyo.

JMB: Entiendo el dolor porque en Córdoba hemos pasado ese dolor en otras ocasiones. Córdoba pujó muy fuerte por un proyecto como era ser capital cultural de Europa en 2016. Correspondía a España, había que elegir esa sede y, al final, después de un proceso muy parecido al de Jaén en esta ocasión, tener apoyo público, muchas manifestaciones públicas... lo perdimos y fue a San Sebastián. Se generó esa misma sensación de frustración, de injusticia, de pedir explicaciones y al final hay que superarlo. Entiendo la reacción y la puedo comprender de la ciudad hermana de Jaén. Yo no puedo querer nada malo para Jaén. Mi padre era de Jaén, mis dos hermanos mayores también, tengo muchísima familia allí y parte de mi sangre es jienense.

manifestacion-coches-jaen140221.jpg
Protesta en Jaén por la elección de Córdoba para albergar la base logística del Ejército

Creo que hay que mirar al futuro en dos puntos de vista. Uno, este proyecto trasciende lo local para ser un proyecto autonómico y Jaén también se va a ver beneficiada. Va a haber muchos jienenses que van a poder trabajar y muchas empresas que van a poder colaborar. Y luego, Córdoba en esto llevaba una ventaja. Haber sufrido otras derrotas ha hecho que preparemos este proyecto de forma distinta. De forma discreta, de forma humilde, casi sin sacarlo a la luz pública hasta que no estaba ya preparado el dossier. Sin vender la piel del oso. Yendo con toda la humildad a Madrid y, eso sí, preparando muy bien tanto el dossier como, sobre todo, la presentación. Cómo orientarla a qué es lo que Córdoba quería ofrecerle para cumplir su misión al Ejército de Tierra y cómo podríamos crecer juntos.

Esas lecciones que, desgraciadamente, hemos aprendido en el pasado porque nos hemos llevado este tipo de varapalos, son las que al final hacen crecer a los territorios. Yo creo que Jaén deber también sacar sus propias conclusiones de ese proceso y yo le vuelvo a tender la mano al alcalde y a la provincia para sentarnos cuando quieran y ver cómo podemos aprovechar también para Jaén este proyecto.

LD: En ese sentido, una de las críticas más fuertes ha sido con respecto a un supuesto "dedazo" de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, por un interés personal de presentarse de candidata a la alcaldía de Córdoba por el PSOE en las próximas elecciones.

JMB: Con toda la franqueza y la contundencia, sin perder las buenas formas. Vamos a ver, esta es una decisión de Defensa para los próximos 60, 70 años o, incluso, para el próximo siglo. Para que todo el mundo lo entienda esta base es el futuro tecnológico del Ejército de Tierra y toda la logística, toda la fuerza de apoyo al Ejército en las misiones internacionales, en la frontera. No cabe en la cabeza de nadie que reflexione un poco más allá de la frustración inicial que una decisión de este calado elija una ciudad para ubicarse que no cumpla con los requisitos. No estamos hablando de un pequeño proyecto, estamos hablando del futuro del Ejército, seguramente durante el próximo siglo.

Córdoba es una gran ciudad, que ha presentado una gran candidatura y que tenía un trabajo previo ya hecho de estrategia logística. Para dar un ejemplo: Córdoba tiene intermodalidad entre el transporte terrestre y ferroviario, que es muy importante para una base logística; tenemos un aeropuerto que está infrautilizado y que puede servir para el desarrollo logístico de este proyecto; tenemos una universidad que ya tiene proyectos de investigación y desarrollo con el Ejército de Tierra, porque una de esas bases que se quieren concentrar ya está en Córdoba, y tenemos potencial de sobra para asumir a 2.000 familias a nuestra ciudad. En definitiva, es una base que viene como un guante para la ciudad de Córdoba y eso es lo que ha volcado esta decisión.

Yo no he hablado con Carmen Calvo. La última vez que nos vimos fue firmando un convenio oficial para la Universidad de Córdoba hace unos cuantos meses. Es una explicación muy sencilla a un problema más complejo. Es verdad que muchas veces decir eso, que es populismo puro y duro, es más fácil de explicar que contar una serie de ventajas de una ciudad o una candidatura. Decir "es un dedazo" es mucho más directo que decir "tenemos una estrategia logística, intermodalidad, sincromodalidad, el aeropuerto…". Hay que explicar más las cosas. Normalmente en las explicaciones sencillas a problemas complejos lo único que hay detrás es populismo.

LD: Habiendo unión institucional y de los partidos en Córdoba en torno al proyecto y teniendo el apoyo de la Junta de Andalucía ¿cómo se explican las declaraciones del vicepresidente Juan Marín pidiendo explicaciones?

JMB: El problema es que se genera una dinámica, y esto ya es parte de la política, donde, al final, tristemente y, sobre todo, para Córdoba, lo que ha prevalecido en los días posteriores a la decisión de Defensa ha sido la crítica a la decisión que el alegrarnos todos. Empezando por la Junta de Andalucía, que ha hecho una apuesta importantísima y que sin esa apuesta de ayudar y colaborar en la financiación de esta base te puedo asegurar que no hubiera venido ni a Córdoba ni a Jaén. En vez de pensar en el futuro, en trabajar en cómo desarrollar ya este proyecto, que una vez que está logrado ahora toca aterrizarlo y es un proceso complejo; pues ha primado, seguramente en una visión política más de corto plazo, en cómo dar respuesta a la frustración, el desencanto y el cabreo de la provincia de Jaén, de la ciudad de Jaén y de muchos jienenses.

Mi forma de hacer política es otra. Ya en la presentación de la candidatura dije que, si Córdoba no era la elegida, me alegraría enormemente que ojalá fuera Jaén y creo que Jaén sería bueno que empezara a tomar esta actitud. Saber que este proyecto es mucho más amplio para una localidad y una provincia y que elevemos las miras sabiendo que todos nos podemos beneficiar. Evidentemente hay que respetar el trabajo de todos. He tenido la oportunidad de ver su dossier. Han trabajado muy bien algunos aspectos como el del suelo o el desarrollo de la propia base. Nuestras fortalezas las hemos orientado con un enfoque distinto y en esa última decisión ha pesado más este otro tipo de aspectos que no quita méritos a la candidatura de Jaén pero tampoco le podemos restar méritos a la de Córdoba.

LD: ¿Cuándo estará operativa la base? ¿Será finalmente construida en el Higuerón?

JMB: Tenemos un proyecto demasiado importante para manosearlo. Es un proyecto de Defensa de 350 millones de euros que marca su futuro en décadas. Son ellos lo que tienen que ir desarrollando el proyecto. Nosotros les vamos a ayudar a llevarlo a cabo, con financiación, facilitando los trámites urbanísticos, preparando la ciudad y los recursos humanos a prepararse para trabajar en esa base pero, a partir de ahí, debe ser Defensa quien lidere esos trabajos y lidere la comunicación. No puedo ser yo el portavoz que anuncie plazos y proyectos porque creo que lo que haría es dificultar la consecución del objetivo final.

LD: ¿Se ha convertido en el principal objetivo de su mandato?

JMB: Sí. Esto trasciende a mi mandato. Es un proyecto transformador de la ciudad y la provincia. Con un impacto en el PIB que podemos estimar entre el 15% y el 20%. Con una potencialidad de reindustrialización de Córdoba, que vive demasiado, y sólo y exclusivamente, del sector servicios. No hay que rechazar ni el turismo ni la hostelería. No son malos. Pero esto nos da una oportunidad de abrir un nuevo espacio económico que es el de la industria y, en concreto, el de la tecnológica y la logística. Con un proyecto locomotora que hay pocos en España que puedan igualarse a este. Esa oportunidad evidentemente va a centrar mi mandato y creo que va a transcenderlo. Es decir, este es un proyecto de ciudad, igual que para el Ejército es un proyecto de décadas, para la ciudad también. Tendrá fases. Una primera de construcción, de puesta en marcha. Pero que tiene que tener otras de atracción de industria, de industrias auxiliares y de generar un polo industrial alrededor de esta base.

Para mí es un orgullo. A día de hoy sé que, cuando acabe mi mandato y rinda cuenta ante los cordobeses, la Córdoba de 2023 va a ser una ciudad con más oportunidades que la de 2019. Evidentemente, con eso, creo que la parte que nos corresponde a los políticos de tratar de dejar las cosas mejor que nos las encontramos, tengo la satisfacción de decir que va a ser así.

LD: Cambiando de tercio, no puedo resistirme a que me haga una valoración de lo que ha sucedido en Cataluña en los últimos días. ¿Cree vd. que el liderazgo de Pablo Casado está en peligro y están creciendo otras figuras como Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijoó o Juanma Moreno?

casado-teodoro-160221.jpg
Pablo Casado y Teodoro García Ejea.

JMB: Llevo 25 años de militancia en el PP y a este partido lo han dado por muerto en muchas ocasiones y siempre hemos salido adelante y bien. En las anteriores elecciones catalanas el resultado comparativamente fue todavía peor. Hubo un partido de centro derecha como es Ciudadanos que nos multiplicó por nueve en votos y en escaños. En las primeras elecciones generales de Pablo Casado estuvimos a punto de ser sobrepasados por Cs. Y el partido ha demostrado esa capacidad de liderazgo dentro de todo lo que está a la derecha del PSOE en las municipales, en las gallegas y en otras elecciones. Somos un partido con 2.500 alcaldes, con muchas autonomías.

Ahora lo que toca es que todos volvamos a reflexionar juntos y todas esas personas que me has dicho, más la dirección nacional, volvamos a arrimar el hombro para que haya una alternativa sólida real y pronta al Gobierno de Pedro Sánchez que es lo que nos está llevando a una ruina absoluta de España. Creo que sumando todos, que es como siempre ha crecido este partido, y con una visión integradora del centroderecha que puede ser un buen momento para afrontar, es cuando una vez más ese PP que han dado por muerto saldrá adelante y nos unirá y seremos una alternativa ganadora a Pedro Sánchez cuanto antes porque España lo necesita.

LD: En este sentido ¿cómo ve de sólido a su socio de gobierno después de encadenar dos derrotas bastante potentes?

JMB: Ciudadanos tiene una situación complicada. A nadie se le escapa que perder casi un millón de votos en unas elecciones catalanas es un resultado muy muy complicado. Animo a que hagan esta reflexión que estoy haciendo, es decir, ¿cómo podemos sumar todos? El gran legado que tuvo José María Aznar para el centroderecha español fue unir en un proyecto común a todo lo que estaba a la derecha del PSOE y fue cuando por primera vez una opción de centroderecha ganó las elecciones generales en España. Si no, creo que el Gobierno del PSOE hubiera durado mucho más allá del año 1996. Creo que esa reflexión y ese proceso es el que tenemos que hacer ahora todos desde el PP, Cs y otras fuerzas políticas para presentar esa alternativa ganadora a Pedro Sánchez. La historia nos enseña el camino. José María Aznar nos enseña el camino y, si me preguntas a mí, esa es mi apuesta personal, tenemos todos que sumar para construir esa alternativa.

LD: Ya para concluir ¿dónde se ve dentro de diez años? ¿Cree que la base y todo lo que puede generar puede ser un impulso a su carrera política?

JMB: Yo tengo claro que mi vocación es mi ciudad y ser alcalde. Mi proyecto a diez años no sabría decir cuál es porque queda demasiado tiempo. Mi proyecto sí es volver a presentarme en 2023, terminar de llevar a buen puerto nuestro proyecto, mi proyecto de ciudad, que ahora está muy ligado a esta base logística. Terminar de conducirla y hacer que ese proyecto esté consolidado en la ciudad y estar hasta el año 2027 si los cordobeses me votan. Yo puedo tener la idea que tenga, pero dependo de lo que los cordobeses decidan en 2023 y a partir de 2027 ya veremos. Mi vocación es ser alcalde y también mis aspiraciones políticas, habiendo sido alcalde de mi ciudad, están más que colmadas. Si hablamos en términos militares, ya que estamos con la base, no tengo otros pensamientos de pedir otro destino que no sea este.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia