Menú

Andalucía

El PP cierra su herida sevillana y PSOE y Podemos sangran por las suyas

El núcleo que blinda a Javier Arenas en el PP andaluz cada vez es más pequeño.

0
El núcleo que blinda a Javier Arenas en el PP andaluz cada vez es más pequeño.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. | Europa Press

Que había una enemistad latente entre el viejo núcleo de poder arenista en Sevilla, que logró el apoyo de Juan Manuel Moreno para su aventura imposible, fue evidente cuando se presentaron dos candidaturas opuestas y con malas artes. Pablo Casado, empeñado en mandar en toda España y estructurar un partido a su imagen y semejanza a teodorazo limpio, ganó el congreso de Sevilla pero perdió la imagen de unidad. Juan Manuel Moreno quedó como oponente principal pero perdió, y eso tiene costes.

Sin embargo, acaban de arreglarse las diferencias, algo que, al parecer, podría haberse hecho antes de la batalla, pero no se quiso. Un comunicado del PP andaluz da cuenta del acuerdo que sitúa entre Virginia Pérez, la presidenta provincial, y el secretario provincial, Juan de la Rosa, al representante de la lista perdedora, el alcalde de Carmona, Juan Ávila, que aparece ya como vicepresidente ejecutivo, esto es, con mando en plaza.

Para dar cabida a los perdedores se ampliará el Comité Ejecutivo Provincial y de ese modo, la herida abierta en el XV congreso se cierra políticamente si bien ninguno de los bandos olvidará quiénes fueron los responsables y dirigentes del otro. Han sido muchas las bellaquerías. Pero de la batalla parece desprenderse que el núcleo que blinda a Javier Arenas en el PP andaluz cada vez es más pequeño y que tal reducción le viene bien a Juan Manuel Moreno y a Pablo Casado.

Por tanto, el único obstáculo claro que le queda al PP andaluz es Vox, una vez desmantelado, al decir de los sondeos demoscópicos, el futuro de Ciudadanos. En este punto, el caso de la invasión de Ceuta está enfrentando seriamente a ambos partidos.

Recuérdese que el PP de Ceuta ya rompió sus relaciones con Vox prefiriendo de socio al PSOE. Ayer, el PP confirmó que su ruptura con Vox es casi irreversible en Ceuta, con silencio de Casado y extraño comportamiento del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, denunciado por el propio Santiago Abascal, al que se reventó su acto en Ceuta.

El PSOE en pleno proceso de primarias

La suerte de Moreno, que ahora tiene el Santo de cara, es que el PSOE y el comunismo andaluz tienen sus heridas abiertas. De una parte, está el PSOE en pleno proceso de primarias donde además de Susana Díaz y Juan Espadas, puede tener oportunidad un tercero en liza, Luis Ángel Hierro, un profesor de Economía de larga trayectoria en el socialismo sevillano, que puede ser un tercer candidato. Él acaba de decir que sólo le faltan 50 avales para lograrlo.

Si lo consigue, el asunto es saber a cuál de los dos candidatos fuertes le restará votos Si es a Susana Díaz o si es a Juan Espadas, con el que comparte fuentes originales sanchistas, se verá.

A pesar de los últimos reveses y deserciones, Susana Díaz no tira la toalla lo que indica a las claras que algunas posibilidades de victoria cree tener. Pero de ganar las primarias, su victoria causaría un problema de calado al liderazgo interno de Pedro Sánchez, cuestionado ya en el conjunto de España como muestras las encuestas más recientes.

Pocos dudan de que el empeño sanchista en ganar las primarias para su candidato, Juan Espadas, se va a endurecer de una manera enérgica por el peligro que encierra la derrota por lo que, en caso de prosperar su candidatura, el papel de Luis Ángel Hierro podría ser relevante. Si es o no un peón de Sánchez, porque de Susana Díaz no parece serlo, se verá enseguida.

Hay otro candidato posible, esta vez netamente sanchista, el granadino Manuel Pérez, pero habrá que ver si consigue sus avales. De todos modos, no parece que tenga influencia decisiva en el resultado final aunque cada voto contará.

El comunismo andaluz, desestructurado

Por el lado del comunismo andaluz, desestructurado en torno a Podemos, IU y los "anticapitalistas" de Teresa Rodríguez, la división es total e incluso sangrante. La decisión de Podemos e IU de expulsar a la roteña del propio grupo parlamentario por tránsfuga, a pesar de tener la mayoría, ha dado paso a un largo proceso judicial que ya veremos cómo se resuelve.

En todo caso, Rodríguez se ha quedado con la marca Adelante Andalucía que antes correspondía a la coalición Podemos – IU y que ahora, como partido inscrito legalmente, le corresponde sólo a ella. De robo ha calificado IU la operación.

El apoyo a la regionalización de Podemos, del que Adelante Andalucía es parte ya en marcha, conlleva el desmoronamiento del partido de Pablo Iglesias. Teresa Rodríguez ya ha anunciado que su formación quiere pasar Despeñaperros y llegar hasta Europa mientras teje acuerdos con el partido de Íñigo Errejón y otros núcleos regionalistas aún inscritos en Podemos.

En este panorama, sólo una fractura en profundidad del centroderecha andaluz, compuesto ya de forma nítida por PP y Vox puede dar alguna oportunidad a una izquierda que no logra recomponer la figura tras la derrota de 2018.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia