Menú

Andalucía

¿Por qué Málaga se ha convertido en el Silicon Valley europeo?

La ciudad es ya un referente cultural y tecnológico a nivel mundial. Pero "la tarea nunca acaba" y no hay que "morir de éxito", advierte su alcalde.

La ciudad es ya un referente cultural y tecnológico a nivel mundial. Pero "la tarea nunca acaba" y no hay que "morir de éxito", advierte su alcalde.

Málaga está de moda. Eso dicen. Y es verdad. Simplificando mucho, podría ser una primera aproximación a la eclosión cultural y económica que ha experimentado la ciudad. Pero lo cierto es que se debe a una transformación profunda, que se viene gestando desde hace décadas. El impulsor de este importante desarrollo ha sido Francisco de la Torre, al frente del Ayuntamiento desde hace más de 20 años. Aunque, como él mismo explica durante la entrevista para LD, se ha conseguido gracias a "mucha gente" que ha trabajado "unida" en la misma dirección. "Mucha gente, en muchas instituciones", añade, "de diferentes administraciones y también del sector privado".

Juntos han hecho que la ciudad brille y hoy sea mucho más que un destino de sol y playa. Es innegable que su clima, con alrededor de 300 días de sol al año y una temperatura media de 18 grados, así como su legado artístico, con más de 3.000 años de historia, siguen haciendo de ella una ciudad eminentemente turística. Pero su atractivo va mucho más allá. Prueba de ello el desembarco de grandes empresas tecnológicas como Google, que -en 2023- abrirá su Centro de Excelencia en Ciberseguridad junto al puerto. En la actualidad, Málaga es una ciudad moderna, innovadora y accesible, con una economía mucho más diversificada. Un lugar ideal para vivir, invertir y trabajar, según asegura la revista Forbes.

Su ubicación estratégica, a orillas del Mediterráneo y al sur de Europa, enclavada entre las montañas que rodean su bahía, siempre ha sido uno de sus grandes reclamos. Como lo son un patrimonio cultural y una riqueza natural excepcionales, el carácter de su gente, y la calidad de las comunicaciones, con buena conexión por tierra, mar y aire. Pero era necesaria una estrategia de modernización e internacionalización, que se implantaran políticas que complacieran a residentes y turistas pero que -al mismo tiempo- retuvieran el talento y llamaran a nuevos inversores. De la Torre lo tuvo muy claro desde el principio. Y, con ese reto en el horizonte, ha hecho de Málaga "una ciudad muy potente".

Es la capital económica y tecnológica de Andalucía, por ende del sur de España y de Europa. Aunque "la tarea nunca acaba", advierte el primer edil. Es como una obra "inacabada" a la "hay que seguir aportando, sumando y consiguiendo que las noticias positivas" generen "una sinergia, aún más atracción de talento... De iniciativas innovadoras, emprendedoras". De la Torre es consciente de que, para "retener el talento de aquí, que es mucho y bueno", debe ser una ciudad "que les ofrezca oportunidades". Y en eso ha puesto su empeño.

Ciudad tecnológica e innovadora

Desde que, en 2007, se pusiera en marcha el ‘II Plan Estratégico Málaga del Conocimiento’ la ciudad ha experimentado un importante cambio que la ha consolidado como referente tecnológico a nivel mundial. Su sustento: la Universidad de Málaga y el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

"Tenemos unos pilares muy fuertes: nuestra universidad, joven, muy ligada a las tecnologías de la información y comunicación, tanto en teleco como informática, como ingeniería en general; y un parque tecnológico potente", explica De la Torre. No exagera el alcalde, al PTA Málaga TechPark cuenta con más de 600 empresas y 20.000 trabajadores, y su facturación supera los 2.000 millones de euros.

startup-inglesa-darwin-se-incorpora-pta-malaga-291221.jpg
Darwin, especializada en vehículos conectados, se incorpora a Málaga TechPark.

Pero quizás la parte más interesante de la estrategia es la alianza entre la universidad y el PTA, que ha convertido a la institución en la principal fuente de talento de las empresas de Málaga TechPark, a las que ha aportado más de 35.000 estudiantes. Un sistema de colaboración estrecha que motiva a los futuros profesionales y anima a quedarse a los mejores.

En la misma línea, el primer edil recuerda la aportación de la Red Municipal de Incubadoras (RMI) al desarrollo económico de la ciudad. Un total de doce centros dirigidos a la creación y consolidación de empresas y proyectos, sobre todo tecnológicos o creativo-culturales. Es "capaz de acoger del orden de 200 empresas" y "sobre todo de atraer proyectos que sean innovadores en lo que se llama hoy Smart City" y que -por tanto- "mejoren los servicios de la ciudad utilizando la tecnología como un laboratorio urbano", añade, "siempre hospitalario, siempre acogedor".

incubadora-promalaga-malaga-tecnologica-291221.jpg
Incubadora Pro-Málaga I+D.

"Málaga es ciudad hospitalaria. En su escudo lo pone, pero en esta materia lo es más todavía", asegura De la Torre. "Queremos que cualquier empresa sea grande, mediana o pequeña que quiera utilizar nuestra ciudad para probar alguna experiencia que mejore la calidad de los servicios a los ciudadanos, lo pueda hacer", señala.

De ahí que, además, el Ayuntamiento dé todas las facilidades para la celebración de eventos de carácter tecnológico. En la actualidad, Málaga acoge algunos de los más importantes de Europa: Transfiere, Foro Europeo para la Ciencia, Tecnología e Innovación; Greencities, Foro de Inteligencia y Sostenibilidad Urbana; Startup Europe Smart Agrifood Summit, el único evento europeo centrado en la transformación digital de la industria agroalimentaria; S-Moving, encuentro pionero en Europa especializado en el desarrollo de tecnologías transversales y su aplicación en la movilidad inteligente, autónoma, conectada y no tripulada; y Convergence, The Global Congress Blockchain.

Por último, podemos destacar el papel del Polo Nacional de Contenidos Digitales, un espacio de 12.000 metros cuadrados dirigido al desarrollo de ideas o proyectos de pequeñas empresas tecnológicas y especialmente vinculado a la creación de videojuegos. En los últimos tres años, esta incubadora-aceleradora ha impulsado más de 260 ‘startups’.

Candidata a la Expo 2027

La varias veces mencionada transformación de Málaga es la demostración de que una ciudad puede hacer compatible el crecimiento demográfico y el desarrollo urbanístico con la protección medioambiental y la garantía de una calidad de vida óptima para sus habitantes. Y eso es precisamente lo que ha hecho de Málaga la candidata ideal a acoger la Exposición Internacional de 2027.

La candidatura presentada por el Ayuntamiento, bajo el título de La Era Urbana: hacia la ciudad sostenible, ha logrado el aval del Consejo de Ministros y un gran apoyo institucional. De la Torre y su equipo han conseguido poner de acuerdo al Gobierno de España, al Ejecutivo andaluz, a la Diputación provincial y -lógicamente- a la corporación local. Pero es que, además, ha obtenido el respaldo de "unas 160 entidades e instituciones" que se han pronunciado a favor de que Málaga organice el evento.

candidartura-malaga-expo-2027-291221.jpg

El alcalde cree que no sólo beneficiaría a la ciudad y sus habitantes. "La marca España puede dar un gran paso", asegura. Y lo mejor es que buena parte del trabajo está hecho. "Lo que hay que procurar es no morir de éxito", advierte el primer edil. Pero lo cierto es que Málaga se ha posicionado como el Silicon Valley europeo y al mismo tiempo como nuevo eje cultural del país.

Nuevo eje cultural

La ciudad ofrece un renovado y cuidado centro histórico que hace más accesible su patrimonio artístico-monumental. En buena medida, gracias a la peatonalización de los alrededores de la Catedral de Málaga, el Teatro Romano y la Alcazaba, que nos permite pasear por el casco urbano mientras disfrutamos del legado de las distintas civilizaciones que han pasado por Málaga a lo largo de sus 3.000 años de historia.

turistas-teatro-romano-malaga-291221-recorte.jpg
Turistas visitando el Teatro Romano, a los pies de la Alcazaba (Málaga).

La capital de la Costa del Sol, que fue el segundo centro industrial de nuestro país a principios del siglo XIX, ha convertido sus calles en un túnel del tiempo. Una ruta mágica a través del arte y la historia, con parada en un gran número de museos. Tantos que, desde hace unos años, es conocida como ciudad de museos. Alberga cerca de cuarenta, "aunque no todos igual de atractivos", reconoce De la Torre.

Lo que no se puede negar es que hay para todos los gustos. Indudablemente destacan: el Museo Picasso, el Centre Pompidou Málaga, el Museo Carmen Thyssen, el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), o la Colección del Museo Ruso de San Petersburgo. Aunque el alcalde no se olvida de otros como el Museo del vidrio y cristal de Málaga, de Gonzalo Fernández Prieto. "Una colección muy bonita que -además- se va a ampliar en los próximos tiempos", anuncia. Y por supuesto el Museo de Rando, "un pintor expresionista malagueño muy conocido en Alemania y en China".

malaga-picasso02-recorte.jpg
Una de las salas del Museo Picasso (Málaga).

El primer edil pone en valor las exposiciones temporales y las actividades paralelas que se desarrollan desde cada una de las instituciones, haciendo especial hincapié en las que tienen carácter pedagógico y acercan el arte al público infantil. El volumen y la variedad de la oferta cultural "facilita la cohesión social" y "es lo que me gusta", explica el alcalde. "Cuando yo era pequeño, en Málaga era casi inexistente".

A todo esto, hay que sumar la programación de otros dos templos de la cultura: el Teatro Cervantes y el Teatro Echegaray, que acogen espectáculos de teatro, música y danza, para todas las edades, durante todo el año. Mención especial merece el recuperado y flamante Cine Albéniz (una de las sedes del Festival de Cine de Málaga), o el encanto de escuchar a la Banda Municipal de Música en la mismísima Plaza de las Flores, en pleno centro de la ciudad.

jardin-botanico-malaga-iluminacion-navidad-2021-00010-recorte.jpg
El Jardín Botánico La Concepción de Málaga se viste de Navidad

Y se nos seguirían quedando muchísimas cosas en el tintero... Iglesias hermosas, como la Parroquia de los Mártires Ciriaco y Paula; barrios de pescadores, como el de El Palo, o de vanguardia, como el Soho; palacios, como el barroco de Zea Salvatierra (sede del Ayuntamiento durante el reinado de Isabel II); mercados singulares, como el de Atarazanas; jardines de ensueño, como el Botánico-Histórico La Concepción; y -por supuesto- su monumental Plaza de Toros de la Malagueta.

Acceda al video de la entrevista a Francisco de la Torre, alcalde de Málaga, para LD.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro