Menú

Andalucía

El comunista Enrique Santiago sobre la Mezquita de Córdoba: "No la construyó la Iglesia"

El secretario de Estado de la Agenda 2030, Enrique Santiago, ha vuelto a poner en el foco la propiedad de la Catedral de Córdoba.

El comunista Enrique Santiago sobre la Mezquita de Córdoba: "No la construyó la Iglesia"
El interior de la Mezquita-Catedral de Córdoba. | Cabildo Catedral de Córdoba / Europa Press

Una de las grandes obsesiones de la izquierda andaluza ha sido controlar la gestión de monumentos muy rentables que son propiedad de la Iglesia Católica. Desde años el PSOE usó las inmatriculaciones de estos edificios, la gran mayoría lugares de culto, para intentar expropiarlos con la excusa de que no pertenecían realmente a la Iglesia.

En verano de 2021 el Anteproyecto de la reforma de ley Ley de Patrimonio Histórico por la que se modificarán la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español, y la Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, volvió a poner sobre la mesa la gestión de estos monumentos y bienes de la Iglesia.

La joya del patrimonio cordobés, la Mezquita-Catedral de Córdoba, lleva años estando bajo el acoso constante de entidades cercanas a la izquierda andaluza que piden su expropiación a la Iglesia. En 2018 y bajo el gobierno socialista de la ciudad y la Junta de Andalucía, una comisión presidida por el exdirector general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, y en la que contaban con expertos como la exministra Carmen Calvo aseguró que la Iglesia no tiene la propiedad de la Catedral de Santa Maria de Cordoba.

El Cabildo de la Catedral de Córdoba respondió que "numerosas instancias judiciales y de la Administración han reconocido que el Conjunto Monumental Mezquita-Catedral es propiedad de la Iglesia desde 1236", año de la conquista de la ciudad por Fernando III El Santo. La Mezquita fue consagrada ese mismo año al culto católico cuando se convirtió en Catedral de Santa María.

Cuando parecía que la polémica estaba zanjada la izquierda ha vuelto a la carga. El acuerdo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Conferencia Episcopal que preside Juan José Omella por el que la Iglesia devolverá 1.000 bienes que inmatriculó pese a que no le pertenecían ha sido la excusa para que se hable de nuevo de las inmatricualciones.

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática del Gobierno de España, Félix Bolaños, comentó que "seguirán hablando" con la Conferencia Episcopal del resto de bienes inmatricucados y explicó que "de los 34.000 bienes hay 20.000 que son lugares de culto y los otros 14.000 son lugares ajenos al culto y es ahí en los que han centrado los esfuerzos y el trabajo". También señaló que"de los 14.000 bienes que no son lugares de culto han conseguido 1.000 lo que supone "algo menos del 7%".

El secretario de Estado de Agenda 2030 y secretario general del Partido Comunista en España, Enrique Santiago, en una entrevista en el programa La Hora de Televisión Española también ha querido entrar en la polémica y ha lanzado el dardo contra la Mezquita-Catedral de Córdoba. Santiago ha dicho "imagínense lo que puede haber en el momento en el que se rasque un poquito que es lo que tenemos que hacer y seguir viendo". "Un ejemplo le pongo clarísimo, es obvio que la Mezquita de Córdoba no fue construida por la Iglesia Católica, es una evidencia", ha señalado.

"Inmatricular no significa adquirir propiedad"

El canónigo-portavoz del Cabildo Catedral de Córdoba, José Juan Jiménez Güeto, ha asegurado que el listado que se dio a conocer por el Gobierno de Pedro Sánchez sobre los bienes inmatriculados de la Iglesia ha sido "estudiado" y ha esclarecido que "hay cerca de 1.000 inmuebles que realmente no son propiedad de la Iglesia". Se trata, según el portavoz del Cabildo cordobés, de "informar de que no están a nombre de la Iglesia dichos bienes" y que a partir de ahora se tendrá que "descubrir" quien es "el propietario" de los mismos.

"Con respecto a la Mezquita-Catedral queda totalmente claro, y es evidente que no es discutible, quien es el legítimo propietario de este templo" ha resaltado Jiménez Güeto que ha añadido que "volvemos a recordar que inmatricular no significa adquirir propiedad sino dar publicidad a una propiedad".

"Lo que ha ocurrido en estos días es una prueba más de que la Iglesia siempre está dispuesta a una sana colaboración y, por lo tanto, a ser un modelo de transparencia. En este caso, el Cabildo de la Catedral de Córdoba y la Mezquita-Catedral de Córdoba sí que lo es una institución ejemplar en la transparencia", ha apuntado.

Temas

En España

    0
    comentarios