Menú

Andalucía

Los hosteleros sevillanos estallan por las restricciones en la 'Madrugá': "Olía a orín toda Sevilla al día siguiente"

El presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla y provincia pide en esRadio más "sentido común y equilibrio" al Ayuntamiento socialista.

"Hay que poner equilibro para la Semana Santa de 2023"

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla y provincia pide en esRadio más "sentido común y equilibrio" al Ayuntamiento socialista.
El alcalde socialista de Sevilla, Antonio Muñoz, saluda a la Policía Local durante la Semana Santa. | Ayuntamiento de Sevilla

La primera Semana Santa en Andalucía en la que han podido desfilar las hermandades después de dos años de pandemia ha sido un éxito de público con las calles a rebosar. La región ha superado en un 9% los visitantes en las mismas fechas de 2019 con 878.000 turistas.

En las principales ciudades y zonas turísticas también se han conseguido que se alcancen cuotas de ocupación hotelera como antes de la pandemia y los propios andaluces han salido a las calles para acompañar gran parte de las procesiones que han salido, incluso en los días en los que el tiempo no ha acompañado.

Sin embargo, la Asociación de Hosteleros de Sevilla y Provincia han alertado de que respecto a 2019 han tenido "un 20% menos de facturación". "Se ha bebido mucha cerveza, mucho café, pero con las mesas de almuerzo y los tickets medios-altos que todos esperábamos, desgraciadamente no se han cumplido las expectativas", explicó el presidente de esta asociación, Antonio Luque, en esRadio Sevilla.

La culpa de este descenso de la facturación de la hostelería sevillana es, para Antonio Luque, de las estrictas medidas del Ayuntamiento de Sevilla que dirige el socialista Antonio Muñoz, sustituto de Juan Espadas cuando fue elegido candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía.

policia-local-precintando-local-sevilla.jpg
La Policía Local de Sevilla precinta un local

El presidente de los hoteleros sevillanos explicó que antes de Semana Santa tuvieron "bastantes reuniones" con el consistorio de la capital andaluza "para ir de la mano en consenso y diálogo" y acordar los horarios de "retirada de veladores". Pero ese acuerdo "no se ha cumplido", se quejó Luque.

Contó que en algunas zonas del centro de Sevilla "se estaban retirando veladores a las dos y media de la tarde cuando tenían que estar retirados a las cuatro" y la Policía Local imponiendo su criterio. "Con todo reservado la gente no pudo comer", destacó el presidente de los hosteleros.

Orines en la ‘Madrugá’

Otra de las grandes polémicas que han sacudido la Semana Santa en Sevilla ha sido las restricciones horarias que han impedido que se abran los bares durante la famosa Madrugá. El presidente de los hosteleros ha calificado como "desmedida" la norma por la que "negocios que pueden estar abiertos hasta las tres de la mañana y que la Policía los cerró a las una menos veinte". "En restaurantes de mucho nombre, incluso sacando a gente mayor a la calle", destacó.

Antonio Luque señaló que desde su asociación "no pedimos que en la Madrugada se pueda vender alcohol, no pedimos vender alcohol, pedimos que haya un servicio durante esa noche porque hay muchísima gente".

"La calle, además, estaba llena de orines porque la gente no podía ni orinar ni tomarse un café, ni una botella de agua", contó Luque que ha criticado que las estrictas medidas del Ayuntamiento socialista hicieron que muchos jóvenes hicieran botellón en la calle ."Olía a orín toda Sevilla al día siguiente", añadió.

El presidente de los hosteleros sevillanos pide al Ayuntamiento "un poco de sentido común y de equilibrio" porque cree que "hay un exceso de seguridad". "Esta ciudad lleva cientos de años con la Semana Santa, es su fiesta mayor, y nunca ha pasado nada", destacó.

"La contestación por parte del Ayuntamiento se va siempre hacia el alcohol", apuntó Luque que recordó que "durante la pandemia hubo una negociación con la Junta porque querían cerrar los bares por la tarde durante la Navidad. Se llegó al acuerdo de no vender alcohol y tener los bares abiertos. Nos están poniendo como si aquí fuéramos todos unos alcohólicos o todo el mundo quisiera beber alcohol durante la Madrugada, lo que no es cierto".

Indicó que "el 80%" de las personas en la Madrugada van a ver las cofradías, están en su silla o están viendo su Semana Santa en la calle y quieren desayunar, tomarse un café o un bocadillo y seguir viendo las cofradías". Desde la Asociación de Hosteleros de Sevilla y provincia siguen "con la mano tendida al Ayuntamiento porque sabemos que con Antonio Muñoz, el alcalde, tenemos una relación muy estrecha, hemos trabajado codo con codo. Es una persona que está a pie de calle viendo los problemas de la ciudad. Lo único que pedimos es que cuando lleguen a acuerdos, que se cumplan".

También anunció que van a presentar junto a todos sus asociados "todas las incidencias que les han pasado para que cuando nos sentemos en esa reunión demostrarle que no es un berrinche mío ni de cuatro hosteleros. Ha sido generalizado y con problemas importantes".

En este sentido, cree que esto tiene que cambiar de cara a la Semana Santa de 2023. "No puede ser que una cofradía que vaya a pasar a 300 metros y levanten todos los veladores por evacuación", afirmó Antonio Luque que va pedir que "en la Madrugada los bares puedan estar abiertos" aunque "no se puede vender alcohol". "Perfecto, pues no se vende alcohol pero se da un servicio a la ciudad de Sevilla", añadió.

"No me hace falta que nadie me riña"

El presidente de los hosteleros sevillanos también destacó el "ejemplo de responsabilidad" del "95% de la hostelería" y cree que "no podemos es estar asustados de que te van a precintar un bar y que todos los días la Policía esté advirtiendo que como no cumpla nos van a cerrar. Eso no puede ser".

"A mí no me hace falta que nadie me diga lo que tengo que hacer en mi negocio. Para eso ya ha entregado al Ayuntamiento un informe por escrito y sellado con la resolución de lo que tengo que hacer en Semana Santa, no me hace falta que nadie me riña como si estuviera en el colegio", remarcó.

Antonio Luque ha indicado que no están "enfadados con la Policía Local que hace su trabajo y cumple órdenes. Si le dicen que actúe así, actuará así. Quien da las órdenes es con quien habrá que hablar". También ha pedido que se dé el servicio en esas fechas porque "los hosteleros somos muy útiles para muchas cosas". Antonio Luque además, añadió que "no podemos estar todos cerrados" y cree que "estamos metiéndole miedo a la ciudad con tantas restricciones y tanta seguridad".

Temas

En España

    0
    comentarios