Menú

Andalucía

La Junta de Andalucía seguirá teniendo la impronta de Ciudadanos pese a la debacle del 19-J

Juanma Moreno seguirá contando para su próximo equipo con cargos que entraron en la administración de mano de la formación naranja

Juanma Moreno seguirá contando para su próximo equipo con cargos que entraron en la administración de mano de la formación naranja
La consejera de Empleo de la Junta de Andalucia, Rocío Blanco. | Alfredo de Anca / Parlamento de Andalucía

Tras confirmarse la marcha de dos pesos pesados de la Junta de Andalucía: Elías Bendodo, consejero de la Presidencia; y Juan Bravo, consejero de Hacienda, continúan las cábalas sobre cómo podría quedar el próximo Ejecutivo regional. Lo cierto es que Juanma Moreno tendrá que hacer una profunda renovación pues, tras la mayoría absoluta para su partido y la debacle de Ciudadanos, serán muchas las caras nuevas en San Telmo. Aunque los naranjas conservarán su impronta. Así lo han admitido los populares en los últimos días.

Concretamente la secretaria general del PP-A, Loles López, aseguraba recientemente que para el presidente regional "Andalucía está por encima incluso del partido". De ahí que no tenga inconveniente en incorporar a cargos de la extinta formación naranja, junto a otros perfiles técnicos que sean independientes. La prioridad, aseguran, es contar con los mejores para consolidar el cambio emprendido en 2019 con la coalición saliente.

El todavía vicepresidente andaluz, Juan Marín, ya ha bendecido que personas que entraron de su mano sigan conservando su puesto de trabajo. Él se ha descartado de cara a posibles ofertas, pero podría acabar asumiendo responsabilidad en alguna fundación dependiente de la Junta. En la primera línea, tampoco seguirán consejeros como Manuel Alejandro Cardenete, Educación (en sustitución de Javier Imbroda); Rocío Ruiz, Igualdad; o Rogelio Velasco, Economía. Éste último figura como independiente pero es parte de la cuota naranja.

Rocío Blanco, la herencia naranja

Así las cosas, todo apunta a que será Rocío Blanco la única herencia naranja como consejera de la próxima Junta de Andalucía, repitiendo con Empleo y Trabajo Autónomo. Es funcionaria y, aunque no milita en ningún partido, en su momento la fichó el ahora vicepresidente de los liberales en el Parlamento Europeo, Luis Garicano. Gracias a su labor en esta legislatura se ha conseguido poner orden en un área muy perjudicada por los desmanes socialistas: el Servicio Andaluz de Empleo, donde se integraron los trabajadores de la Faffe. Y bajo su mandato la creación de trabajadores por cuenta propia se ha disparado en Andalucía.

Durante la campaña electoral la consejera de Empleo acudió a varios mítines del PP. Llamativa fue su presencia, especialmente, en el acto principal en Málaga, con el presidente Feijóo. Tiene buena sintonía con Elías Bendodo, el hasta ahora hombre fuerte del Gobierno andaluz, quien la ha cuidado en todo momento y la ha animado a continuar una legislatura más. Su perfil despierta simpatías en las filas populares y para Juanma Moreno es una garantía de gestión.

Por otro lado, recuerdan a LD fuentes populares, hay muchos cargos intermedios en la administración que también accedieron por Ciudadanos y que han desarrollado un trabajo notable. Hablan de directores generales, viceconsejeros, delegados, etc. Para muchos de ellos, seguirá habiendo sitio en los próximos cuatro años. De esta forma se produce, de facto, la integración de Ciudadanos en el Partido Popular defendida por el presidente de la Junta. Es más, Moreno llegó a ofrecer a todos los consejeros de la formación naranja que concurrieran al Parlamento en puestos de salida de las listas de los populares.

Quedan tres semanas para que se constituya el próximo Parlamento Andaluz. La investidura y toma de posesión de Juanma Moreno se celebrará entre los días 21 y 22 de julio. Para entonces, advierten personas del entorno del presidente andaluz, es posible que todavía no se conozcan todos los nombres de su gobierno. Una fuente de máxima solvencia asegura que las quinielas que se publican en estos días son "filtraciones" y que a día de hoy "nadie sabe nada" ni se pueden dar "por cierto" algunos nombres.

El barón popular se encuentra inmerso en un trabajo en la sombra que empieza por analizar los resultados y decidir, lo primero, quién preside el Parlamento Andaluz. Por primera vez en la historia de la autonomía andaluza, éste cargo recae sobre el PP. Después, queda conformar un grupo parlamentario que va a contar con el mayor número de diputados desde la mayoría de Chaves en el año 2004. Y, por último, decidir los miembros de su gabinete. Quienes conocen a Moreno saben que llevará en secreto los nombramiento. Incluso a algunos no les comunicará su decisión hasta unos días antes de que se constituya el Ejecutivo.

Temas

En España

    0
    comentarios